• sábado, 15 de mayo de 2021
  • Actualizado 00:32

 

 
 

SUCESOS

Fingió estar enfermo para que los bomberos le abriesen de emergencia su casa en Tudela

La policía ha propuesto para sanción a una persona que movilizó de emergencia a bomberos y una ambulancia sin motivo justificado.

Imagen del pomo de una puerta abierta ARCHIVO
Imagen del pomo de una puerta abierta ARCHIVO

Agentes de la Policía Local de Tudela han sancionado este pasado lunes a una persona que fingió padecer una grave enfermedad para que los bomberos le abriesen de emergencia la puerta de su domicilio.

Según ha informado el cuerpo policial, a las 16.30 horas, SOS Navarra solicitó presencia policial puesto que "una persona con una enfermedad grave no podía acceder a su domicilio y tenía dentro los instrumentos sanitarios".

"Tras movilizar bomberos y ambulancia, se comprobó que el reclamante realmente no padecía esa gravedad que había expresado vía telefónica y que únicamente quería que bomberos le abriese la puerta", ha explicado. Por este motivo, los agentes le propusieron para sanción "al haber movilizado servicios de urgencia sin ningún tipo de necesidad".

Del mismo modo, la Policía Local de Tudela ha informado de que este pasado lunes, sobre las 12.15 horas, una patrulla observó a unos ciudadanos auxiliando a una persona en la calle Juan Antonio Fernández, comprobando que la misma se había caído al suelo, presentando un fuerte golpe en la cabeza. Los agentes requirieron una ambulancia, que trasladó a la mujer de 84 años al hospital para su revisión.

Antes, sobre las 10.30 horas, agentes policiales acudieron al aviso de un ciudadano que había observado un vehículo precipitado en una parcela de la Mejana. Los efectivos desplazados al lugar pudieron comprobar como una pequeña furgoneta había perdido el control al acceder a un camino, cayendo a un huerto adyacente, rompiendo parte de la valla perimetral del mismo así como una pared de ladrillo sita en su interior. El conductor fue localizado en un huerto cercano, no requiriendo asistencia sanitaria.

Los agentes pudieron contactar telefónicamente con la propietaria de la parcela para poner en su conocimiento los hechos ocurridos y facilitar los datos del causante para poder realizar la reclamación pertinente.

Por último, sobre las 19.45 horas de este pasado lunes, varios agentes acudieron a la calle Misericordia al ser requeridos por un viandante que había tenido un altercado con otras personas. Tras identificar a las partes implicadas, se comprobó que "se trataba de un problema que venía de atrás", informando de la posibilidad de presentar denuncia por los hechos ocurridos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fingió estar enfermo para que los bomberos le abriesen de emergencia su casa en Tudela