• miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 09:47

 

 
 

SUCESOS

Incendio en Bardenas: sigue la vigilancia con retenes en la zona 'caliente' del Vedado de Eguaras

Las labores de extinción se han visto dificultadas por las adversas condiciones climatológicas, con temperaturas muy elevadas, fuertes rachas de viento y bajos niveles de humedad.

Imagen aérea tomada del incendio que ha afectado al Vedado de Eguaras, en las Bardenas Reales. GOBIERNO DE NAVARRA
Imagen aérea tomada del incendio que ha afectado al Vedado de Eguaras, en las Bardenas Reales. GOBIERNO DE NAVARRA

El Servicio de Bomberos Navarra mantendrá la vigilancia en la zona del Vedado de Eguaras afectada por el incendio declarado el pasado martes mientras persista el riesgo de rebrotes ya que el suelo caliente, las temperaturas relativamente elevadas y la escasísima humedad hacen que no pueda descartarse el riesgo de que se reaviven brasas y tocones en el interior del área afectada por las llamas, aunque es bajo el riesgo de que pudieran propagarse fuera del perímetro controlado.

El objetivo es impedir que arda más vegetación en un enclave de gran valor ecológico situado en el parque natural de las Bardenas Reales.

El fuego, iniciado el pasado martes, ha dañado casi en su totalidad el arbolado de las cotas bajas de la hoya que ocupa el Vedado aunque con diferente grado de intensidad ya que en determinados puntos la elevada velocidad de propagación ha hecho que los daños sean superficiales.

Las labores de extinción se han visto dificultadas por las adversas condiciones climatológicas, con temperaturas muy elevadas, fuertes rachas de viento y bajos niveles de humedad, lo que se traducía en una vegetación reseca que ardía con facilidad y propensa al rebrote de las llamas a partir de las brasas y puntos calientes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Incendio en Bardenas: sigue la vigilancia con retenes en la zona 'caliente' del Vedado de Eguaras