SUCESOS

El Gobierno foral se escuda en que la tremenda avenida del río Cidacos ha sido "imprevista y repentina"

Las inundaciones provocadas por las lluvias han causado gravísimos daños en Tafalla, Olite y Pueyo.

Inundaciones en un supermercado de Tafalla.
Inundaciones en un supermercado de Tafalla.  

Parte de las localidades de Tafalla, Olite y Pueyo se encontraban a las primeras horas de la madrugada de este martes inundadas como consecuencia de la imprevista y repentina avenida de los ríos Cidacos y Sansoain, debido a las intensas precipitaciones que se han registrado desde la tarde del lunes.

Al menos una persona ha fallecido a consecuencia de las dramáticas inundaciones y se han sucedido numerosos daños materiales en las localidades afectadas.

La Agencia Estatal de Meteorología había activado a las 17 horas la alerta naranja ante el elevado riesgo de que se produjeran precipitaciones y tormentas prácticamente en toda la Comunidad foral. Sin embargo, no había previsto correctamente la situación, porque anteriormente solo había lanzado un aviso amarillo.

Se ha activado el Plan de Emergencia, nivel 1, por inundaciones en la zona media de Navarra: Tafalla, Olite, Pueyo, Pitillas y Beire, y se estaba en contacto durante la madrugada con todos los recursos públicos disponibles.

La consejera en funciones de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, Mª José Beaumont; el director general en funciones de Interior, Agustín Gastaminza; la directora del Servicio de Protección Civil, Isabel Anaut; y el director del Servicio de Bomberos, Javier Bayona, han coordinaado desde SOS Navarra las labores de asistencia que prestaban sobre el terreno bomberos de los parques de Tafalla, Cordovilla, Peralta, Lodosa, Sangüesa, Estella y Tudela, así como personal de Protección Civil de Milagro, agentes de la Policía Foral de la unidades de Prevención de Pamplona y Tafalla, y de Tráfico, y policías municipales.

Asimismo, han sido prealertados los voluntarios de Cruz Roja y DYA. Algunas personas que se encontraban en sus vehículos han sido evacuadas ante la imposibilidad de seguir circulando.

El Cidacos, que a las 17.40 horas del lunes tenía 0,11 metros de altura y a las 22.20 horas, llegaba a los 3,71 metros, ha arrastrado varios coches que estaban aparcados, y el agua ha inundado bajeras, sótanos, garajes y locales comerciales, causando graves daños.

CORTADAS VARIAS CARRETERAS

También ha anegado la factoría de Luzuriaga y el polideportivo de Tafalla. Han tenido que ser cortados los accesos norte y sur de Tafalla, así como la carretera N-121 a la altura del punto kilométrico 30. Los vehículos han sido desviados por la autopista AP-15, y se ha interrumpido a su vez el tráfico ferroviario.

En la estación de aforos de Olite se ha registrado a las 23.10 horas el pico máximo de la avenida, con una altura de 4,23 metros y un caudal de 275 metros cúbicos por segundo, lo que supone la segunda mayor crecida desde que se tienen registros, siendo la máxima la registrada en el año 2007, con 4,36 metros de altura y 294 metros cúbicos.

Aun cuando la previsión es que el temporal vaya a ir remitiendo, desde los servicios del Gobierno de Navarra se ha recomendado a la población que no abandone los lugares donde se encuentran si son seguros, que no se desplacen a la zona y, en caso de emergencia, que telefoneen al número 112 y, si es posible, a través de la aplicación My112 que geoposiciona su situación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral se escuda en que la tremenda avenida del río Cidacos ha sido "imprevista y repentina"