PREMIUM  TRÁFICO

Atasco monumental en Pamplona: el centro de la ciudad 'amanece' colapsado con retenciones de casi 2 kilómetros

Cientos de conductores se han visto 'atrapados' en la zona del Vergel, el Labrit y a su paso por las plazas de Príncipe de Viana y Merindades.

Mulititud de coches colapsan el centro de Pamplona en este viernes 9 de noviembre. NAVARRA.COM
Mulititud de coches colapsan el centro de Pamplona en este viernes 9 de noviembre. NAVARRA.COM  

Algo parece no funcionar con la llamada 'amabilización' del tráfico impuesta por Asirón.

Si hace unos días los semáforos los que se volvieron 'locos'  ralentizaron la circulación por el centro de Pamplona, según relató la Policía Municipal; este viernes la situación se ha vuelto a repetir.

La capital navarra ha vuelto a presenciar largas filas de coches para acceder al 'corazón' de la ciudad.

De hecho, el atasco se ha podido notar desde el barrio de la Rochapea hasta casi el final de la avenida Baja Navarra.

Casi dos kilómetros de retenciones entre la zona conocida como Aranzadi, pasando por Merindades y hasta casi llegar al Seminario de la capital navarra.

Lo que en la mayoría de las ocasiones es un tramo de unos 10 minutos de duración, en esta mañana de noviembre se ha convertido en un desplazamiento de más de media hora.

La 'amabilización' tiene cada mañana su peor cara en algunos puntos de la ciudad como el Ensanche, lugar de paso de centenares de vehículos y que, desde hace más de un año, han visto reducidas sus opciones para cambiar de ruta ante el importante número de calles por las que el alcalde de Pamplona ha prohibido circular.

No solo eso. El centro de Pamplona no es el único que vive muchas mañanas un colapso total.

También como consecuencia de la imposibilidad de circular por algunas de las rutas más lógicas que atraviesan el centro de la ciudad, las rondas de Pamplona y los barrios periféricos también han visto incrementado su tráfico y ya es habitual ver atascos en lugares que anteriormente tenían un tráfico fluido salvo en ocasiones muy puntuales como accidentes.

Es el caso de Iturrama, cuyo tráfico también se ha visto ralentizado con motivo de las obras para cambiar Pío XII y que han generado rechazo en vecinos y comerciantes de la zona.

Una situación que parece 'desbordar' a la Policía Municipal de Pamplona que, en muchas ocasiones, su presencia llega cuando la situación ya es complicada de 'enderezar'.

Por ejemplo, este viernes 9 de noviembre, dos efectivos de la sección de tráfico han regulado el intenso tráfico que ya se había generado a la altura de la plaza Príncipe de Viana, pero su presencia en otros puntos críticos de la ciudad como por ejemplo en la zona del Labrit es prácticamente inexistente en una hora en la que la mayoría de los pamploneses se dirigen a sus trabajos o realizan desplazamientos para arrancar sus jornadas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Atasco monumental en Pamplona: el centro de la ciudad 'amanece' colapsado con retenciones de casi 2 kilómetros