SALUD

Volantazo del Gobierno de Chivite para dar marcha atrás a su intención de no hacer PCR a los niños confinados

El Departamento de Salud se ha visto obligado a modificar sus planes de solo realizar esta prueba al final de la cuarentena.

La presidenta del Gobierno foral, María Chivite, y la consejera de Salud, Santos Indurán, miden con sus brazos la distancia social recomendada para tratar de frenar el avance del coronavirus. ARCHIVO
La presidenta del Gobierno foral, María Chivite, y la consejera de Salud, Santos Indurán, miden con sus brazos la distancia social recomendada para tratar de frenar el avance del coronavirus. ARCHIVO  

Improvisación, falta de trabajo previo, ausencia alguna de previsión, giros rocambolescos y saltos hacia delante y atrás en sus propuestas van a ser las sensaciones clave de la gestión del Gobierno de Navarra ante la pandemia del coronavirus.

El Departamento de Salud ha indicado este domingo, de una manera taimada, en el cierre de una nota de prensa sobre los datos diarios de la evolución del Covid-19 en la Comunidad foral, que regresará a su protocolo inicial en la realización de pruebas PCR a los alumnos a quienes obligue a confinarse.

Este nuevo giro en su política sanitaria se ha producido tan solo un día después de que NAVARRA.COM desvelara que el Ejecutivo de María Chivite pretendía enviar a sus casas a niños sin revelar a sus padres si habían contraído o no la enfermedad.

En un primer momento, el Gobierno foral desarrolló un protocolo que fijaba que, si un alumno arrojaba un resultado positivo por Covid-19, todos sus compañeros quedarían aislados en sus domicilios durante una cuarentena de, al menos, 11 días.

En ese período, según comunicaba Salud en cada una de sus notas de prensa, a esos niños se les harían, como mínimo, dos pruebas PCR. Una de ellas, nada más comenzar su confinamiento, para que así sus progenitores pudieran saber si el contacto con el niño que había dado positivo en su clase había conllevado un contagio. La segunda se realizaría al final de la cuarentena, para permitir su vuelta a la normalidad, siempre que el resultado volviera a dar negativo.

Sin embargo, como una muestra más de la improvisación con la que está actuando el Gobierno socialista de Chivite en la Comunidad foral, esta misma semana incumplió su propio protocolo y descartó llevar a cabo la primera de las pruebas PCR, enviando a los menores a sus casas sin revelar a los padres si esos niños tenían o no coronavirus.

CARTA DE SALUD

Así quedó patente en las cartas que Salud mandó a los progenitores de alumnos confinados, donde se les informaba de que solo se les realizaría una prueba PCR al final de la cuarentena.

Ahora, en cambio, el Departamento dirigido por Santos Induráin ha vuelto a protagonizar una de sus ya clásicas marcha atrás y ha regresado al procolo inicial, según ha apuntado en su última nota de prensa.

En ella, establece que "el Departamento de Salud continuará con la realización de PCR en los primeros días de la cuarentena al alumnado que hasta la fecha se encuentre en esta situación por ser considerado contacto estrecho de un caso positivo en su aula. A partir de este próximo martes, las familias recibirán la notificación con la fecha de realización de la prueba vía SMS".

Con esta decisión, se retorna al plan inicial del protocolo ideado por los departamentos de Salud y Educación del Gobierno de Navarra para propiciar una vuelta al colegio lo más segura posible. Un regreso a las aulas que ya ha provocado que, en poco más de una semana, haya más de 500 niños confinados en la Comunidad foral.

Ese aislamiento obligatorio en sus domicilios no conlleva ninguna medida para sus padres, que deberán seguir acudiendo a sus trabajos mientras en sus viviendas pasan la cuarentena sus hijos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Volantazo del Gobierno de Chivite para dar marcha atrás a su intención de no hacer PCR a los niños confinados