EDUCACIÓN

Navarra incumple su propio protocolo y manda niños a casa sin revelar a las familias si tienen coronavirus

El Gobierno ha suprimido la primera prueba PCR que había establecido para los alumnos, por lo que obliga a confinarlos sin que sus progenitores sepan si se han contagiado o no.

Un aula de un colegio, sin alumnos ni profesores. EFE
Un aula de un colegio, sin alumnos ni profesores. EFE  

El Gobierno de Navarra ha dado esta semana una muestra más de la improvisación con la que está afrontando un tema tan relevante como el inicio del curso académico marcado por la pandemia del Covid-19, y ha cambiado sin anunciarlo a nadie el protocolo que fijó ante la aparición de casos positivos en las aulas.

ÚLTIMA HORA: VOLANTAZO DEL GOBIERNO DE CHIVITE PARA DAR MARCHA ATRÁS A SU INTENCIÓN DE NO HACER PCR A LOS NIÑOS CONFINADOS.

Desde hace semanas, en todas las notas de prensa que enviaba el Departamento de Educación se notificaba cuál iba a ser el proceso a seguir una vez que un niño arrojara un resultado positivo en una prueba PCR.

El problema añadido a esta situación es que se trata de una crisis que está siendo liderada por dos departamentos, el de Educación y el de Salud, lo que eleva la complejidad de su gestión y hace que los consejeros muestren a diario una inseguridad notable, que se traduce en unas acciones henchidas de improvisación.

En palabras del Departamento de Salud, ante la aparición de un caso positivo en un colegio, "a todas las familias se les informa de la situación y se les cita por los servicios sanitarios para la realización de las primeras pruebas PCR. Si dan positivo, serán nuevos casos confirmados. Si la prueba es negativa, se continuará con la cuarentena y se repetirá la PCR en el décimo día desde el último contacto con el caso confirmado. Si es negativa, finalizará la cuarentena y se reincorporará al centro escolar. Si da positivo, se convierte en un caso confirmado asintomático e inicia el aislamiento durante un mínimo de diez días con estudio de contactos estrechos. El protocolo estipula asimismo que se indicará también la realización de un PCR si en algún momento del seguimiento el alumno presenta síntomas compatibles con el Covid-19. Si es positiva, se considerará un caso confirmado con infección activa e iniciará el aislamiento durante diez días con el estudio de contactos estrechos. Si es negativa, continuará con la cuarentena hasta el décimo día, en el que se realizará una nueva PCR".

Pese a este protocolo tan definido y que venía siendo anunciado desde hace semanas, el Ejecutivo foral ya ha variado sus medidas, sin anunciarlo a la comunidad educativa ni a los medios de comunicación.

A los padres de los más de 500 niños que actualmente están confinados en la Comunidad foral les ha llegado un comunicado del Departamento de Salud en el que se les informa de que no les van a hacer una primera prueba PCR para determinar si se han contagiado o no. De esta manera, incumplen su propio protocolo.

CUARENTENA DE 11 DÍAS

En la carta, se les dice que "su hijo ha sido considerado contacto de un caso positivo con Covid-19. Por ese motivo, su hijo debe mantener una cuarentena de 11 días, hasta el resultado de la prueba PCR. Si durante la cuarentena comienza con sintomatología complatible con Covid-19, tiene que solicitar valoración profesional en su centro de salud. Se le va a realizar una prueba PCR el día diez de la cuarentena. El responsable Covid de su centro escolar les proporcionará información".

Carta enviada por el Gobierno de Navarra a los padres de niños confinados. CEDIDA

Con estas indicaciones, se confirma que el Gobierno de Navarra ha suprimido de su protocolo la primera prueba PCR, que se realizaba a los alumnos nada más conocer que uno de sus compañeros había dado positivo.

Esta situación genera varios problemas. El primero de ellos, y el más importante, es que el Ejecutivo foral envía a los niños a sus casas para que se confinen sin revelar a sus progenitores si realmente están contagiados o no, es decir, si van a iniciar una cuarentena por mera precaución o se ha demostrado ya que se han infectado del Covid-19.

El segundo de los conflictos es la inexistencia de planes para esos padres que han de continuar trabajando con la obligación de atender a sus hijos en casa, ya que, al no saber si están o no contagiados de coronavirus, el riesgo de solicitar ayuda a los abuelos o a otros familiares es demasiado alto.

PROFESORES SIN PRUEBAS PCR

Después, se encuentran los profesores que han tenido contacto con esos alumnos que se van a confinar. Aunque en Educación Infantil, los alumnos solo den clases con dos o tres profesores, este número se incrementa considerablemente en la Educación Primaria y en la Secundaria, donde cada materia es impartida por un profesor diferente.

Sin embargo, en Navarra, ninguno de los profesores que haya tenido contacto con los alumnos de un aula en el que haya aparecido un caso positivo van a ser confinados. Es más, a ninguno de ellos se les va a realizar una prueba PCR para determinar si se han contagiado o no del coronavirus.

La situación es tan caótica que ya se están dando casos (sobre todo, en zonas rurales) en los que un profesor tiene a sus hijos confinados en casa y, sin embargo, debe seguir trabajando en su colegio.

La problemática, no obstante, continúa. En todas sus intervenciones, la consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha resaltado hasta ahora que, si se ha llevado mascarilla y se han respetado las distancias, esas personas no pueden ser consideradas contactos estrechos. Pero estas declaraciones son contrarias al funcionamiento que se está aplicando con los alumnos, que están obligados a llevar siempre las mascarillas y que, si uno de sus compañeros da positivo en una prueba PCR, se han de confinar igualmente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra incumple su propio protocolo y manda niños a casa sin revelar a las familias si tienen coronavirus