• sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 07:49

 

 
 

SOCIEDAD

La familia de Castillo de Gorraiz y Ventas de Ulzama recoge el premio Empresa Familiar

Han recibido el galardón cuatro generaciones de la familia que regentan los dos negocios de hostelería referencia en Navarra. 

La Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN) entrega su V Premio 'Empresa Familiar Navarra' a Ventas de Ulzama-Castillo de Gorraiz. PABLO LASAOSA
Miembros de tres generaciones distintas de la familia Díez de Ulzurrun Goñi, propietaria de Venta de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz, han subido al escenario para recoger el V Premio 'Empresa Familiar Navarra'. PABLO LASAOSA

La familia Díez de Ulzurrun Goñi, propietaria de los restaurantes Venta de Ulzama y Castillo de Gorraiz ha recibido este viernes el V Premio Empresa Familiar Navarra de Adefan, patrocinado por CaixaBank y en el que colabora ARPA Abogados Consultores

Miembros de tres generaciones distintas de la familia Díez de Ulzurrun Goñi, propietaria de Venta de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz, ha subido al escenario preparado para la entrega del galardón en el Hotel Pamplona El Toro.

El primero en tomar la palabra fue Alberto Díez de Ulzurrun, en representación de sus hermanos Óscar, Patxi y José Ignacio. Todos ellos representan la cuarta generación de un proyecto empresarial que nació en 1896, cuando sus antepasados decidieron alquilar y explotar la venta que había sido construida en el siglo XVIII por el Ayuntamiento de Ulzama. Hoy, ese negocio es referente en el sector de la hostelería y la restauración de Navarra, entre otras muchas cosas porque ya emplea a 65 personas y dispone, en el Castillo de Gorraiz, de un hotel-spa con 87 habitaciones.

Tras agradecer el reconocimiento a ADEFAN y a su junta directiva, Díez de Ulzurrun recordó cómo la vocación de servicio ha sido una constante a lo largo de sus vidas: “Fue algo que aprendimos en nuestra casa desde pequeños y que siempre ha estado presente en nuestra trayectoria profesional”. Dijo, además, que el premio “es un aliciente para seguir trabajando incluso con más ahínco que nunca”. Y finalizó con una clara defensa de la familia: “La unión hace la fuerza y la fuerza está en la familia”.

Le siguieron las sobrinas Uxua y Lorea Díez de Ulzurrun, representantes de una quinta generación que ya ha empezado a incorporarse al negocio y que tiene en mente abrir nuevas líneas de actividad “relacionadas con las últimas tendencias y demandas del mercado”. “Somos muy conscientes de la enorme responsabilidad y del reto que tenemos entre manos”, aseguró la primera de ellas. Por su parte, la segunda añadió que afrontarán esta nueva etapa “con constancia y humildad”.

El turno de intervenciones se cerró con la participación de la segunda generación, representada en la figura de Felisa Goñi. La que ha sido cabeza visible de todo el clan, así como de la evolución que ha seguido la empresa, dedicó sus primeras palabras a sus padres, Anastasio y Constancia, y a su esposo Alberto.

“Allá donde estén, se sentirán muy orgullosos de todos nosotros”, comentó. Goñi, que en el momento de su jubilación fue galardonada con la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, hizo hincapié en cómo ella y su familia recibieron “algo más que un premio” este viernes. “Hoy nos entregáis vuestro cariño y reconocimiento. Y eso es  lo más grande”, sentenció.

Previamente, la directora territorial Ebro (Navarra, La Rioja y Aragón) de CaixaBank, Isabel Moreno, enumeró algunos de los compromisos que mantiene su entidad en apoyo de las familias empresarias. “Las empresas familiares sois un pilar fundamental, sin duda, en el desarrollo económico y social de Navarra”, ensalzó dirigiéndose a los galardonados con el V Premio Empresa Familiar Navarra. Y agregó que en CaixaBank se sienten “muy orgullosos” de colaborar con una asociación empresarial como ADEFAN.

Por su parte, Francisco Esparza, presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN), subrayó que los Díez de Ulzurrun Goñi son “un linaje de trabajadores incansables, inconformistas e innovadores, a los que el tiempo, el respeto y una visión común los ha mantenido siempre unidos”. Esta familia es un buen ejemplo de las empresas que aglutina ADEFAN y de aquello que representamos y defendemos”, puso en valor.

Esparza, igualmente, recordó el reciente XXIV Congreso Nacional de Empresa Familiar, celebrado en Pamplona, y del que dijo sentirse “muy orgulloso como navarro”. En ese foro, Marc Puig, presidente del Instituto de Empresa Familiar, marcó como principales objetivos la salida de la crisis provocada por el Covid-19, la defensa de la sostenibilidad y del relevo generacional.

El presidente de ADEFAN hizo suyas esas metas y trasladó un mensaje a las autoridades navarras. “Como empresarios familiares, nos ofrecemos a colaborar y compartir con los gobiernos locales nuestra visión para generar riqueza y desarrollo. Sin embargo, no estaremos en apoyar acciones que pongan el foco en el gasto público y castiguen a las empresas”, concluyó.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La familia de Castillo de Gorraiz y Ventas de Ulzama recoge el premio Empresa Familiar