• domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 04:03

 

 
 

SOCIEDAD

Ventas de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz, Premio Empresa Familiar Navarra

En 1896, la primera generación de los Díez de Ulzurrun Goñi decidió alquilar y explotar la venta que había sido construida en el siglo XVIII por el Ayuntamiento de Ulzama.

Familia Díez de Ulzurrun Goñi, responsables de Ventas de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz. VICTOR RODRIGO
Familia Díez de Ulzurrun Goñi, responsables de Ventas de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz. VICTOR RODRIGO

La Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN) ha concedido su V Premio Empresa Familiar Navarra a Ventas de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz.

El acto de entrega del premio, patrocinado por CaixaBank y en el que colabora ARPA Abogados Consultores, será el 26 de noviembre en el Hotel Pamplona el Toro de la capital navarra en el marco de un almuerzo realizado con los miembros de la asociación.

El Premio Empresa Familiar Navarra de ADEFAN busca reconocer aquellos negocios familiares de la Comunidad foral que han destacado por "realzar como valores propios el arraigo al territorio y la vocación de permanencia". Junto a estos aspectos, también se valora "la evolución seguida por la compañía, su compromiso con el empleo así como la reinversión, el sacrificio y la ilusión constantes".

Anteriormente, Grupo Enhol (2019), Conservas El Navarrico (2018), Hijos de Pablo Esparza (2017) y Viguetas Navarras (2016) recibieron este galardón en sus cuatro ediciones anteriores.

ADEFAN ha recordado en una nota que "en 1896, la primera generación de los Díez de Ulzurrun Goñi decidió alquilar y explotar la venta que había sido construida en el siglo XVIII por el Ayuntamiento de Ulzama. Ese fue el punto de partida de un negocio que ha continuado de forma ininterrumpida hasta hoy". En esos inicios, la venta "daba todo tipo de servicios dentro de una zona de gran tránsito dada su cercanía con la frontera".

De esta forma el negocio fue creciendo y, con la proliferación del coche, instalaron el primer surtidor de gasolina de la mano de Campsa en 1917. Gracias a este desarrollo, Anastasio Goñi, perteneciente a la segunda generación, logró un primer reconocimiento al gasolinero "más joven" de España. Este, además, no ha sido el único galardón obtenido por la familia. Felisa Goñi, hija de Anastasio, logró en su momento de la jubilación la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

En 1968, el Ayuntamiento de Ulzama aceptó entregar a la familia la propiedad de la Venta. "Esto les permitió acometer una completa renovación del inmueble que dejó de ser en parte una explotación ganadera para destinarse de forma exclusiva a las funciones de hostelería. Incluso, gracias a esa reforma, se le dotó de una central hidroeléctrica para producir su propia energía", ha destacado ADEFAN.

Y, en 1995, los hijos de Felisa, la cuarta generación que ya estaba entonces al frente del negocio, decidieron adquirir el Castillo de Gorraiz con la intención de abrir una nueva línea de actividad que sirviera de complemento al trabajo que seguían realizando en Ulzama. De esta forma llegó primero el restaurante (1998) al que siguió una década después (2008) el hotel-SPA con 87 habitaciones. Una instalación que afrontó en 2019 una profunda renovación que incluyó un cambio tanto de la imagen como de sus salones.

Hoy Ventas de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz emplea en su conjunto a un total de 65 personas. Sus responsables se han mostrado "orgullosos" por la trayectoria seguida en todo este tiempo y han agradecido el Premio Empresa Familiar de ADEFAN. "Para nosotros es muy importante para toda la familia, la que estuvo, la que está y la que viene", han señalado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ventas de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz, Premio Empresa Familiar Navarra