• viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 04:01

 

 
 

SALUD

Una investigadora de la UPNA ahonda en la trombosis que ha puesto en jaque a AstraZeneca

La autora de la investigación es la médica especialista en medicina interna del Complejo Hospitalario de Navarra Beatriz Lacruz Escalada.

Infografías sobre la trombosis. ARCHIVO
Infografías sobre la trombosis. ARCHIVO

Los pacientes muy jóvenes y las personas centenarias con enfermedad tromboembólica venosa (ETV) que se incluyen en el Registro Informatizado de Enfermedad Tromboembólica (RIETE) son el objeto de estudio de la tesis doctoral de la médica especialista en medicina interna del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) Beatriz Lacruz Escalada. La investigación, dirigida por el profesor de la UPNA y médico del CHN Gregorio Tiberio López, ha obtenido la máxima calificación, sobresaliente “cum laude”.

La ETV es la tercera causa de enfermedad cardiovascular tras el infarto agudo de miocardio y el ictus y, tal y como explica la investigadora, “los pacientes centenarios y muy jóvenes son escasamente representados en los ensayos clínicos con tratamiento anticoagulante, por lo que se desconocen las complicaciones de la enfermedad y del tratamiento en estos grupos”.

Así, en la tesis doctoral se describen las características clínicas de los pacientes anteriormente referidos, al tiempo que se explican las estrategias de tratamiento, se evalúan la incidencia de complicaciones en un periodo de seguimiento de tres meses y se identifican los posibles factores asociados a un mayor riesgo de recidiva (reaparición de la enfermedad), hemorragia o fallecimiento en personas centenarias y adultos jóvenes.

LOS RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

 “Nuestro estudio en personas centenarias revela que la anticoagulación estándar induce solo un mínimo efecto secundario, mientras que las consecuencias de la ETV en población centenaria siguen siendo extremadamente serias. El riesgo de morir de embolia pulmonar supera al riesgo de sangrado. Por tanto, nuestros datos apoyan el uso de terapia anticoagulante a dosis plenas en esta población”, indica la investigadora.

Por otro lado, en lo que respecta a la población joven, la tesis concluye que en la mayoría de estos pacientes con embolia pulmonar las características clínicas basales pueden dificultar el diagnóstico precoz y la estratificación (identificar y/o agrupar pacientes con mayor riesgo de empeorar o de padecer un nuevo problema de salud). “Pensamos que debería diseñarse una escala pronóstica específicamente para los más jóvenes que ayude a identificar mejor a los pacientes de alto riesgo”.

Además de ello, la investigadora indica que se debe prestar especial atención, en los servicios de urgencias, a mujeres con disnea “sobre todo si toman estrógenos, ya que está descrito que los anticonceptivos hormonales son el factor de riesgo más frecuente ETV en mujeres en edad fértil”, apunta.

LA INVESTIGADORA LACRUZ ESCALADA

Beatriz Lacruz Escalada (La Rioja, 1985), es licenciada en Medicina y Cirugía General por la Universidad de Zaragoza y se formó como MIR (médico interno residente) en el Complejo Hospitalario de Navarra, donde trabaja actualmente en el servicio de Medicina Interna. Colabora, además, con el Registro Informatizado de Enfermedad Tromboembólica (RIETE) desde el año 2012.

Participa como investigadora principal en el proyecto de Navarrabiomed “FeNO COV”, con el que se quiere desarrollar un método indoloro y no invasivo para medir la inflamación del aparato respiratorio de los pacientes. El proyecto se lleva a cabo con el Servicio de Medicina Interna del CHN, con la participación de la empresa spin-off de la UPNA Eversens.

Beatriz Lacruz Escalada ha realizado publicaciones en revistas además de ponencias en congresos y reuniones científicas relacionadas con el tema de su tesis: enfermedad tromboembólica y edad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una investigadora de la UPNA ahonda en la trombosis que ha puesto en jaque a AstraZeneca