SOCIEDAD

Se rompe la tradición ancestral: suspenden una de las fiestas más originales de Navarra por el coronavirus

Murieta no celebrará este año la fiesta de la quema del “mayo”, al que responsabilizan de todos los males sufridos por la localidad.

el mayo Murieta 19
el mayo Murieta 19  

El coronavirus se ha impuesto a una de las fiestas más antiguas y originales de Navarra, cuyo origen ancestral se pierde en el tiempo. Se trata de la fiesta del “mayo” que se recuperó a partir de los años 70 en diferentes localidades de Tierra Estella.

Los vecinos de Murieta colocan el día 1 de mayo un muñeco relleno de paja en lo alto de un chopo pelado de manera vertical y lo dejan un mes en el frontón del pueblo. El último domingo del mes de mayo lo tiran al suelo y lo queman con alborozo y fiesta general, ya que el muñeco o “mayo” simboliza todos los males que ha sufrido la localidad en el último año como sequías, riadas, etc…

En su momento esta fiesta llegó a disfrutar de enorme expectación ya que los vecinos le ponían un nombre  al “mayo” aludiendo a una persona famosa con mal cartel ese año como “Maradona”, José María García”, “El padre Apeles”, “Milosevic”, “Felipe González”, etc… hasta que el Ayuntamiento de Murieta decidió en 2001 no poner ningún nombre.

El consistorio municipal ha publicado un bando para explicar la suspensión del festejo en el que afirma textualmente: “En el contexto en que nos encontramos y como se puede imaginar, resulta imposible celebrar este año la puesta y tirada del mayo con sus correspondientes fiestas pequeñas”.

“Por este motivo quedan suspendidos estos actos y, sólo si las circunstancias futuras lo permiten, se propondrá su celebración en otras fechas”.

“Queremos aprovechar este bando para reconocer el sacrificio que se está haciendo para mantener el confinamiento y os instamos a no bajar la guardia y seguir acatando las restricciones. Solo así conseguiremos que todo el esfuerzo realizado hasta ahora produzca los efectos y resultados que todos esperamos”.

“Del mismo modo, quisiéramos apelar a la comprensión y solidaridad de los vecinos para con la comisión gestora, dada la enorme complejidad que entraña esta situación para cualquier administración, y no menos para esta que apenas había empezado a dar sus primeros pasos”.

“Intentaremos en la medida de nuestras posibilidades tomar las decisiones más adecuadas para Murieta y sus habitantes, para preservar su seguridad y bienestar”.

Curiosamente, Murieta ha sido el último consistorio navarro en constituir su ayuntamiento el pasado 4 de febrero, después de no presentar candidatura alguna en las elecciones municipales convocadas en mayo y en noviembre de 2019. Tras una consulta popular, el Gobierno de Navarra dio el visto bueno al resultado final de la misma. Los concejales eligieron alcaldesa o presidenta de la comisión gestora a Yurema Lana González.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Se rompe la tradición ancestral: suspenden una de las fiestas más originales de Navarra por el coronavirus