PREMIUM  SALUD

¿Suspenso o aprobado? Los pacientes navarros ponen nota a la comida de los hospitales navarros

El CHN recuperó el pasado 1 de junio, de manera íntegra, la gestión pública de sus cocinas con una planificación de 85 tipos de dietas que fueron renovadas.

Menú de adulto repartido en el CHN tras la reversión de las cocinas a la gestión pública.
Menú de adulto repartido en el CHN tras la reversión de las cocinas a la gestión pública.  

Los pacientes ingresados en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) puntúan con un notable (7,5) la calidad de la comida suministrada en este centro tras la internalización del servicio, frente al aprobado (5,7) que le otorgaban cuando éste era prestado por una empresa externa.

Se trata de la principal conclusión de las encuestas realizadas por el Servicio Navarro de Salud (SNS) durante los meses de febrero y diciembre de este año, periodos en los que se realizaron unas 400 consultas a pacientes en cada ocasión, ha informado en conferencia de prensa el consejero de Salud, Fernando Domínguez.

El CHN recuperó el pasado 1 de junio, de manera íntegra, la gestión pública de sus cocinas con una planificación de 85 tipos de dietas que fueron renovadas, con una mayor presencia de productos frescos, más variados y de mayor calidad. Además, se ha elaborado un nuevo menú con rotación quincenal y variabilidad estacional.

Sin embargo, esta 'republificación' también conllevó el despido mediante una nota a más de un centenar de los anteriores trabajadores.

"En seis meses, es evidente que la ciudadanía navarra ha percibido la mejoría del servicio", ha declarado el consejero, que ha apuntado que, en 2013, durante los seis primeros meses de servicio externalizado, se recibieron 1.860 quejas, y una vez internalizado el mismo, se han recibido en seis meses solo 3 quejas.

Según los datos presentados en la rueda de prensa por el gerente del SNS, Óscar Moracho, destaca el incremento de puntuación que experimentan tanto la comida (7,39 actual frente al 5,57 anterior) y la cena (7,36 actual frente a un 5,63). 

En cuanto al desayuno, los pacientes han otorgado un 7,61, frente al 6,68 anterior, mientras que en la merienda han puntuado con un 7,31, frente al 6,37 de febrero.

A la pregunta de si durante su estancia en el hospital han tenido algún tipo de problema con la calidad de la comida, el 72 % ha respondido que no, frente al 53 % de febrero de 2017. Además, se ha reducido el porcentaje de pacientes que han tenido algún problema, un 21 % en la actualidad frente a un 43 % anterior.

Además, un 76 % de pacientes señalan que no han tenido que consumir comida que les habían llevado de casa, frente al 66 % de la encuesta realizada en febrero. Un 17,9 % afirma haberlo hecho alguna vez frente al 25,8 % de la anterior encuesta, y un 1,3 % dicen hacerlo siempre frente al 6,1 % de febrero.

Asimismo, el proceso de reversión de las cocinas del CHN también ha sido percibido de manera positiva por los profesionales, ya que casi 7 de cada 10 valoran el cambio.

La seguridad alimentaria está sujeta a rigurosa normativa, europea en su mayoría, ha explicado el jefe de Servicio de Seguridad Alimentaria del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Javier Aldaz, quien ha subrayado que, durante este tiempo, se han realizado en las cocinas del CHN un total de cinco inspecciones sin haberse encontrado deficiencias importantes.

En todos los casos, ha dicho, se pusieron en marcha medidas correctoras y su cumplimiento se verificó posteriormente.

Asimismo, durante este semestre se han efectuado 172 análisis de control por parte del ISPLN y el CHN (60 de ellos en muestras de superficie y 112 en muestras de alimentos) frente a los 150 realizados en 2016 (3 en muestras de superficie y 147 en muestras de alimentos).

En el caso de las muestras de superficie no se han detectado agentes patógenos ni indicadores de contaminación microbiológica; tampoco en 2016.

En cuanto a las muestras de alimentos, se han obtenido dos resultados con presencia de agentes patógenos, sin detectarse casos de enfermedades que puedan asociarse a los mismos, y uno en un alimento no destinado a consumo. En el mismo periodo de 2016 se registraron seis resultados positivos, sin detectarse tampoco casos de enfermedades que pudieran asociarse.

La jefa de la Sección de Dietética y Nutrición del CHN, Estrella Petrina, ha informado por su parte de la estructura nutricional en este centro hospitalario, formada en un 35-40 % por "dietas basales", destinadas a mantener un estado óptimo y satisfacer los gustos de los pacientes; un 50 % de "dietas terapéuticas", de las que existen 85 tipos; y un 10-15 % de "dietas especiales", personalizadas para cada enfermo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Suspenso o aprobado? Los pacientes navarros ponen nota a la comida de los hospitales navarros