SALUD

Brotes de Covid-19 cada vez 'más jóvenes' en Navarra: desciende la edad media de nuevos contagiados

Navarra, con 85.500 PCR realizadas, se sitúa como la tercera comunidad autónoma que realiza más pruebas.

Efectivos de la Policía Foral vigilan los accesos a la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona durante su 'no Chupinazo'. EFE / Jesús Diges.
Efectivos de la Policía Foral vigilan los accesos a la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona durante su 'no Chupinazo'. EFE / Jesús Diges.  

La mayoría de los contagios por Covid-19 de los últimos días se están produciendo en el ámbito de las relaciones familiares y sociales con una bajada de la edad media, hasta el punto de que durante la pasada semana uno de cada tres contagios eran de persona de entre 20 y 30 años.

Esto ha llevado al Ejecutivo Foral a plantear el refuerzo de la comunicación y sensibilización, según ha apuntado en rueda de prensa la consejera de Salud, Santos Indurain, quien ha subrayado la importancia de los sistemas que permiten una detección precoz.

En este sentido ha indicado que Navarra, con 85.500 pruebas PCR realizadas, se sitúa como la tercera comunidad autónoma que realiza más pruebas de este tipo con una tasa de 131 por 1.000 habitantes, en un tramo similar a La Rioja y Asturias en un ranking que encabeza la Comunidad Autónoma Vasca.

La capacidad de Salud Pública y del sistema asistencial para poder adelantarse y manejar posibles brotes son, junto a la situación epidemiológica, los tres parámetros que se incluyen en el “Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia del Covid-19”, trasladado por el Ministerio de Sanidad a todas las comunidades.

Ese plan, ha indicado, está siendo estudiado por el Gobierno de Navarra para una posterior aprobación en el Consejo Interterritorial.

Este documento establece una serie de valoraciones de riesgo y un menú de respuestas proporcionadas a cada posible escenario en función de la situación de cada comunidad.

Al respecto ha explicado que Navarra, que viene de unas semanas con una situación compleja en algunos momentos por el repunte de casos y varios brotes que están siendo controlados, cuenta con un plan de contingencia y ha reforzado el equipo de rastreo de contactos, que ha pasado de 21 a 31 personas.

Los indicadores, tanto de reservas estratégicas de materiales como mascarillas (en muchos casos hay para más de 3 meses) o la capacidad de incrementar puestos convencionales o de UCI (se ha triplicado el número de respiradores) también son elementos que en esta evaluación se tendrán en cuenta.

Hasta la actualidad la fluctuación de casos y brotes no se han traducido en una tensión en el sistema sanitario hospitalario, al tratarse de casos leves o asintomáticos que no precisan de ingresos y de detectan a tiempo.

La consejera ha insistido en que "el problema no es que haya brotes, hay en todas partes", lo importante es ser capaces de detectarlos a tiempo, de rastrearlos y por el momento esto está siendo posible.

No obstante, ha advertido que no hay que "jugar con fuego ni confiar en la suerte" y por eso ha hecho un llamamiento a la corresponsabilidad ciudadana y a la adopción de medidas de protección individuales y colectiva.

Indurain ha apuntado que además de establecer medidas como el refuerzo del uso obligatorio de la mascarilla, el Ejecutivo Foral va a abrir un proceso de revisión del grado de aplicación y la actualización de la actual normativa aprobada hasta ahora.

Estas cuestiones, así como otras novedosas como intentar garantizar la trazabilidad de los participantes en distintos eventos o actividades para mejorar la eficacia en el rastreo de contactos, serán objeto de normativas de inferior rango en los próximos días.

La trazabilidad, ha apuntado, es también un elemento contemplando dentro de otro tema incluido en la agenda del Gobierno para anticiparse y prevenir posibles brotes a la vista de lo sucedido en Lérida y Huesca.

El objetivo es minimizar los riesgos en torno a la actividad laboral y condiciones de alojamiento de personal que trabaja en las diversas temporadas de recolección de productos agrícolas.

En este sentido, recientemente se celebró una reunión entre los servicios de salud pública de Navarra, Euskadi y La Rioja para compartir información.

Esta semana, Salud ha liderado otro encuentro en el que han participado organizaciones como UAGN, EHNE, CCOO, UCAN, AN o ALINAR, así como responsables del Ejecutivo en las áreas de Salud, Derechos Sociales, Administración Local, Políticas Migratorias, y Desarrollo Rural y Medio Ambiente, así como la Federación Navarra de Municipios y Concejos.

Además este miércoles el director general de Salud, Carlos Artundo, y su homólogo de Agricultura, Ignacio Gil, participan en un consejo interterritorial para abordar también este asunto a nivel estatal. Las medidas a adoptar se estudiarán antes de final de mes, dado que en agosto empieza la campaña agraria.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Brotes de Covid-19 cada vez 'más jóvenes' en Navarra: desciende la edad media de nuevos contagiados