• miércoles, 23 de junio de 2021
  • Actualizado 11:27

 

 
 

SOCIEDAD

Primera noche sin toque de queda en Pamplona: normalidad con más gente en la calle

Desde Policía Municipal esperan que se registre mayor actividad nocturna a partir del jueves y sea más complicado controlas los 'botellones', aún prohibidos.

Unas jovenes paseando en la Plaza del Castillo alrededor de la media noche el mismo día que Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha denegado el toque de queda nocturno decretado por el Gobierno de Navarra. EUROPA PRESS
Unas jovenes paseando en la Plaza del Castillo alrededor de la media noche el mismo día que Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha denegado el toque de queda nocturno decretado por el Gobierno de Navarra. EUROPA PRESS

Navarra ha registrado normalidad en la primera noche sin toque de queda desde el pasado mes de octubre, una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra rechazó ayer que esta limitación a la movilidad siga en vigor en la Comunidad foral sin estado de alarma.

La Policía Foral no ha registrado incidencias reseñables y desde la Policía Municipal de Pamplona sí han constatado que había más gente que otras noches y han tenido que realizar seis intervenciones por molestias por jóvenes en la vía pública. Además, algunas terrazas de bares han cerrado a la una, aprovechando que el TSJN ha eliminado también la limitación de cierre a las 22 horas.

No obstante, desde Policía Municipal esperan que se registre mayor actividad nocturna a partir del jueves y, explicando que existe una normativa foral que regula el botellón, prevén que será más complejo su control al no haber toque de queda.

"Hasta ahora era fácil" porque no solo las terrazas cerraban a las diez de la noche sino que el toque de queda impedía que una hora más tarde hubiera gente en al calle, pero desde este martes, recuerda, las terrazas pueden trabajar hasta la una de la madruga, "como algunas ya han hecho esta misma noche", y no hay restricción para la movilidad nocturna.

Sí que siguen en vigor las prohibiciones para grupos de más de seis personas y la celebración de botellones, pero "si en una zona hay sesenta personas, no tienen prohibido estar si no superan las seis por grupo y guardan entre grupos la distancia de dos metros", aclara el portavoz de la Policía Municipal de Pamplona.

Y señala que "se podrá intervenir si se juntan 25 y ponen en el medio 10 botellas de ron y 15 de coca cola para compartir", pero "no si respetan" el máximo de personas por grupo, distancias y uso de mascarilla y, por ejemplo, se compran de forma individual bocadillos y latas de cerveza o solo las latas.

Por eso desde Policía Municipal indican que este cuerpo "se adaptará a la normativa vigente" y "tendremos que ver qué herramientas tenemos para conseguir una convivencia lo más pacífica posible".

"Van a chirriar los oídos escuchando voces a las tres de la madrugada, pero tenemos que hacer el ejercicio de retornar a esa vida que perdimos el 14 de marzo del año pasado", ha subrayado, y añadido que conforme pasen exámenes y terminen cursos la situación irá a más y "habrá mucha gente que querrá salir y disfrutar, y la ley se lo permite si cumplen el resto de requisitos". 

Cabe recordar que el TSJN denegó este martes el toque de queda nocturno decretado por el Gobierno de Navarra para evitar la proliferación de los botellones al considerar que la medida "no supera el canon de necesidad y proporcionalidad".

El TSJN entiende que "el control del denominado 'botellón' no necesita ni exige una medida tan invasiva en los derechos fundamentales (o al menos no se ha justificado cumplidamente para cubrir el juicio de necesidad y proporcionalidad)". "El control del 'botellón' se puede realizar con aplicación de la legislación ordinaria (lo mismo que se hacía antes de la pandemia) no necesitando de la aplicación de la legislación sanitaria extraordinaria", asegura la Sala.

La Sala tampoco ratifica el horario de cierre de las terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración, fijado a las 22 horas, al ser una medida ligada al toque de queda nocturno. Entiende el Tribunal que estas limitaciones horarias "solo tienen sentido en el contexto de la vigencia del toque de queda pues estos límites de horario máximo solo persiguen habilitar el cumplimiento" del mismo.

PRIMER CONSEJO INTERTERRITORIAL SIN ALARMA

Gobierno y comunidades se reúnen este miércoles por primera vez desde el fin del estado de alarma en el seno del Consejo Interterritorial de Salud que va a analizar las novedades del plan de vacunación con la llegada de nuevas vacunas como la de Janssen.

El encuentro tiene lugar después de que la Comisión de Salud Pública haya aprobado ampliar el uso de la vacuna de Janssen a las personas de 50 a 59 años, así como a colectivos vulnerables difíciles de captar como personas con discapacidad, autismo y enfermedades mentales severas.

Se trata de una nueva actualización, la séptima, de la estrategia de vacunación con la incorporación de nuevos colectivos, por la que se acuerda priorizar la vacunación a grandes dependientes de difícil accesibilidad, personas con autismo profundo, discapacidad intelectual o enfermedad mental severa.

En las últimas horas, el Gobierno ha vuelto a defender su plan jurídico para afrontar la pandemia tras el fin del estado de alarma pese a las divergencias de criterio de los tribunales que han llevado, por ejemplo, a que se haya rechazado el toque de queda en Navarra o el cierre de un municipio en Andalucía, pero se hayan aceptado otros.

Aunque la mayoría de los socios del Gobierno de coalición han denunciado el "caos jurídico" que supone dejar en manos de los tribunales la limitación de derechos fundamentales, Pedro Sánchez ha garantizado que las comunidades autónomas tienen "amplios instrumentos" para hacer frente a la pandemia, como los adoptados en otras reuniones del consejo interterritorial.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Primera noche sin toque de queda en Pamplona: normalidad con más gente en la calle