SOCIEDAD

'Juguetes' que ponen en peligro la vista: lo que esconden los punteros láser que venden los puestos ambulantes

En 2015 se abrieron 14 expedientes por la venta de estos productos que se ofertan con apariencia de juguete o como llaveros.

Desde 2015, Consumo ha incoado 14 expedientes sancionadores por la venta de punteros láser en Navarra.
Desde 2015, Consumo ha incoado 14 expedientes sancionadores por la venta de punteros láser en Navarra.  

El Servicio de Consumo y Arbitraje del Gobierno de Navarra recomienda no adquirir punteros láser en bazares o puestos ambulantes, ya que en general se venden sin un correcto etiquetado y sus haces de luz son de las clases más peligrosas. Además, la unidad insiste en solicitar que no se compre a menores este tipo de productos.

Desde 2015, Consumo ha incoado 14 expedientes sancionadores relacionados en su mayoría con punteros con forma de llaveros o con apariencia de juguete, pertenecientes a categorías cuya comercialización está prohibida para usos no profesionales o potencialmente peligrosos para la vista.

El Servicio reitera este llamamiento ante la proliferación de productos láser especialmente en bazares y puestos ambulantes, sin un correcto etiquetado y habida cuenta el riesgo que dichos productos presentan para la seguridad.

Los productos láser se clasifican en cinco tipos: 1, 2, , 3 B y 4, siendo la 1 la más segura y la 4 la más peligrosa. Están regulados por 60825-1/A-11 y la clase depende de la longitud de onda, el contenido energético y las características del impulso de un haz de luz.

PELIGRO PARA LA SALUD

Los productos láser de las clases 3A, 3B y 4 pueden representar riesgo no solamente para el usuario, sino para otras personas, aunque estén a distancia considerable, por lo que deben ser usados solamente por personas con formación adecuada, según recalca Consumo. En los productos de la clase 2 se han de tomar precauciones para evitar la visión continua de haz. “La exposición al láser ha de ser tan baja como sea posible”, recuerdan.

En cuanto a los riesgos, el Servicio advierte de que la exposición prolongada a niveles moderados de luz láser “puede producir cambios irreversibles en el ojo, particularmente en la retina y en el cristalino, así como en algunos tejidos como la piel”.

Consumo insiste en que cada producto láser debe ir provisto de un etiquetado en el que se indique claramente sus características así como las advertencias y precauciones, redactadas en castellano.

ALERTAS

Durante los años 2015 y 2016, el Servicio de Consumo y Arbitraje del Gobierno de Navarra ha retirado del mercado productos láser sobre los que se había alertado en el Sistema de Intercambio Rápido de Información que gestiona de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y o bien incautados por Policía Foral y cuerpos de policía local.

Los actuaciones motivaron la incoación de 14 expedientes sancionadores, al constatar que estos productos se comercializaban sin etiquetado o con etiquetado en inglés, sin identificar al responsable del producto y sin recoger las preceptivas advertencias de seguridad e instrucciones de uso en la lengua oficial de Estado, siendo la mayoría de ellos de clase 3A y 3B, comercializándose en muchas ocasiones como llaveros o con apariencia de juguete.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'Juguetes' que ponen en peligro la vista: lo que esconden los punteros láser que venden los puestos ambulantes