• domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 15:23
 
 

AGRICULTURA

Los jóvenes ganaderos y agricultores se forman en un curso con importante presencia femenina

La presencia de la mujer en el campo crece, como demuestra esta formación de INTIA en la que más de la mitad de los inscritos son mujeres.

Veinte jóvenes inician un curso de incorporación al sector agrícola y ganadero. CEDIDA
Veinte jóvenes inician un curso de incorporación al sector agrícola y ganadero. CEDIDA

El curso de incorporación al sector agrario que organiza INTIA comienza esta semana con la participación de un total de 20 jóvenes que se instalarán en el sector agrícola o ganadero de Navarra. Por primera vez, la mayoría de las personas inscritas a esta formación son mujeres (11 mujeres inscritas), y la mayor parte de ellas se instalará como agricultoras (65% de las mujeres participantes).

El curso, de 200 horas de duración, arranca ahora en agosto y se prolongará hasta el mes de diciembre. La próxima edición de estos cursos comenzará a fínales de enero. La sociedad pública INTIA afronta así este curso que forma parte del Plan Estratégico de Apoyo a Jóvenes.

Como viene siendo habitual, uno de los cursos está orientado a la agricultura y se llevará a cabo en Olite, y el otro dedicado a la ganadería se impartirá en Villava.

El alumnado que supere este curso podrá justificar la capacitación y competencia profesional adecuadas, necesaria para recibir las ayudas de primera instalación de jóvenes al sector agrario que gestiona el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra.

En esta edición, la mayor parte del alumnado se instala en agricultura (65%): principalmente con cereal (seis) y hortícolas (tres), le siguen dos explotaciones con viña, y después una de esparrago y cerezos y otra solo de espárragos.

Y el resto en ganadería (35%): cuatro explotaciones de vacuno de carne, una de vacuno de leche, una de ovino de leche y una de pollos.

La formación es una herramienta indispensable para adecuar la cualificación profesional de las personas que trabajan en este sector y toda la cadena valor y así poder mejorar la competitividad y la sostenibilidad del sector primario y alimentario y del medio rural.

“Este curso es una formación intensiva y de calidad, que ofrece un trato cercano con las personas que ofrecerán sus ponencias durante las próximas semanas. A esto hay que sumar una visión eminentemente práctica que recibirá el alumnado en explotaciones, cooperativas y empresas, que se complementa con la parte teórica del aula”, según afirma Pilar Larumbe, coordinadora de este curso de primera instalación.

“En nuestra sociedad pública, generamos cursos de incorporación que vamos cambiando e innovando en cada edición, cada curso es diferente”, añade.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los jóvenes ganaderos y agricultores se forman en un curso con importante presencia femenina