• sábado, 10 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

TERRORISMO

El Gobierno de Navarra no aparece en el homenaje a Beiro y su viuda le pone tres deberes

Recordar, esclarecer los atentados y no pactar con los que no condenan los atentados es la tarea que María José Rama ha puesto a los políticos ausentes.

Homenaje a Juan Carlos Beiro, asesinado por ETA, en Leiza (2022). CEDIDA
Homenaje a Juan Carlos Beiro, asesinado por ETA, en Leiza (2022). CEDIDA

Desde el año 2002, cada 24 de septiembre es un día especialmente triste en la localidad navarra de Leiza. Este sábado se han cumplido dos décadas del asesinato del guardia civil Juan Carlos Beiro a manos de ETA. Un atentado que todavía hoy sigue sin resolver. 

Y, como cada 24 de septiembre desde 2002, este sábado familiares, compañeros, amigos y vecinos de Beiro se han reunido en Leiza para recordarle. También han acudido autoridades políticas de Navarra Suma y Vox, siendo especialmente notable la ausencia de miembros del Gobierno de Navarra. Tampoco han asistido políticos de Geroa Bai o Izquierda-Ezkerra. 

Entre los asistentes al triste homenaje por el guardia civil asesinado ha estado un año más, y ya van veinte, su esposa. Durante su discurso, María José Rama, se ha dirigido a esas ausencias ya mencionadas. 

"Nuestros familiares fueron asesinados por defender unos valores democráticos que algunos intentaban sepultar bajo la fuerza de las  armas. Nuestros familiares arriesgaron su vida por unos conceptos tan bonitos e importantes como la libertad, la democracia y la patria", ha recordado.

Y, precisamente por eso, ha lamentado que hoy, al ver las actuaciones de algunos políticos, las familias de las víctimas mortales de ETA se cuestionan "¿Por qué y por quién murieron nuestros seres queridos?"

Ha añadido que quienes dirigen ese país, por el que todos ellos murieron, tienen al menos tres deberes por hacer. "Y no son muchos", ha puntualizado. "Primero, recordarles. Segundo, esclarecer y condenar sus crímenes. Tercero, como ocurre en Alemania, no pactar nunca con quienes no han condenado aquella barbarie".

ATENTADOS SIN RESOLVER

Así, ha señalado que tener todavía más de trescientos crímenes de la banda terrorista ETA sin resolver "es una vergüenza para el propio Estado". Por eso, ha pedido que se pongan "todos los medios para esclarecer los crímenes no esclarecidos y propiciar que lleguen a ser juzgados y sus autores condenados".

Y también ha insistido en que pactar con quienes no han condenado la barbarie de los etarras "agrava el dolor de las víctimas".

Un vecino de Leiza le ha recogido el hilo poco después con un discurso en el que también ha hecho alusión a esos pactos con los que no condenan los atentados. 

"Cuando acudimos año tras año a este lugar, a recordar a Juan Carlos, para nosotros el dolor y el recuerdo es igual al que sentimos aquel 24 de septiembre de 2002". Y ha proseguido ensalzando la figura del guardia civil asesinado: "Aquí, unas alimañas llenas de odio habían matado a un hombre bueno que quiso hacer del servicio a los demás su profesión y su razón de vida".

También ha recordado que han pasado "muchas cosas" desde que estalló esa bomba en el talud donde Beiro contemplaba la pancarta que anunciaba su muerte. ¿Por ejemplo? ETA ya no está. Sin embargo, este vecino de Leiza ha puesto de relieve que la banda terrorista ha dejado de existir porque "los compañeros de Juan Carlos, hombres buenos que comparten su vocación de servicio, la policía y la sociedad, que despertó muy tarde, acabaron con ellos".

Y, en ese sentido, ha lamentado que no hayan sido los propios terroristas los que hayan abandonado "por cambiar de opinión, por un motivo ético, por sentir vergüenza del horror que causaron". 

" No merecen nuestro respeto", ha asegurado. Y ha lamentado que parte de los que sufrieron el terror de ETA pacten ahora con esos partidos políticos que no han condenado las acciones de la banda terrorista. "Por favor, basta ya. Con ellos no", ha pedido. 

Asimismo, ha recordado que hoy hubiera prescrito el atentado del guardia civil Beiro de no ser por los esfuerzos de la Guardia Civil de Navarra y el avance de la investigación. "Todavía siguen investigando, y ello puede hacer posible que, algún día, tal vez, Dios lo quiera, pueda celebrarse un juicio contra los autores", ha agradecido la implicación de los agentes.

Igualmente, ha echado la vista atrás y ha contado que, hace no tantos años, la Guardia Civil tenía que revisar el perímetro donde se iba a llevar a cabo este homenaje para asegurar la zona. "La historia ha sido así, pero estamos contentos. ¡Aquí seguimos!".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno de Navarra no aparece en el homenaje a Beiro y su viuda le pone tres deberes