SALUD

Cierra uno de los 'emblemas' del Covid-19 en la Ribera: el balneario de Fitero dice adiós a sus últimos huéspedes

Desde el pasado 6 de abril ha acogido a 29 personas procedentes de siete localidades de la zona.

El Balneario de Fitero cierra sus puertas como centro residencial para personas mayores con coronavirus. GOBIERNO DE NAVARRA
El Balneario de Fitero cierra sus puertas como centro residencial para personas mayores con coronavirus. GOBIERNO DE NAVARRA  

El Balneario de Fitero, que desde el pasado 6 de abril ha acogido como centro residencial a personas mayores con Covid-19 procedentes de siete localidades de la zona, ha cerrado este jueves sus puertas.

En concreto, a primera hora las cuatro últimas personas que permanecían en este lugar han sido trasladadas a sus residencias de origen en una  ambulancia de Cruz Roja, tras haber dado negativo en la prueba PCR que se les ha practicado esta semana.

Cabe recordar que el Departamento de Derechos Sociales habilitó este recurso con 48 plazas para recibir a personas de residencias de mayores de la zona de La Ribera con positivo en coronavirus, pero que no necesitaban hospitalización.

Durante este tiempo, ha alojado a 29 personas procedentes de residencias de la zona, concretamente de Cintruénigo, Tudela, San Adrián, Tafalla, Fitero y Fustiñana. También llegaron dos personas desde el Hospital Reina Sofía y del Centro de Salud de Valtierra.

En el momento del cierre, la directora de este recurso, Olga Cuairán, ha destacado que la experiencia “ha sido muy intensa, y lo hemos llevado mejor, porque hemos sido como una gran familia formada por residentes, personal y personas de Fitero”. Cuairán también ha indicado que “cerramos esta etapa con gran alegría porque significa que la pandemia va remitiendo, y volvemos a recuperar nuestras vidas donde las dejamos”.         

DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD DEL CENTRO

Olga Cuairán, profesional del Centro de Valoración de Tudela dependiente de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, ha estado al frente de un equipo conformado por profesionales de Enfermería y cinco  personas del Departamento de Salud.

Además, ha trabajado personal contratado por el Departamento de Derechos Sociales, integrado por doce personas cuidadoras, una médica, dos personas para cocina, y una de mantenimiento (la misma que trabaja habitualmente en mantenimiento del Balneario).

También se han subcontratado los servicios de limpieza y lavandería, ésta última a la empresa Ilunión del grupo ONCE, de economía social. 

 Como es habitual, de forma previa a la apertura, la Sección de Inspección del Departamento de Derechos Sociales emitió un informe favorable y la autorización para que en el Balneario se pudiera desarrollar esta actividad.

ACONDICIONAMIENTO EN CUATRO DÍAS

Las actuaciones para su acondicionamiento se realizaron en cuatro días, y en ellas participaron las brigadas municipales de los ayuntamientos de Cintruénigo y Fitero, así como personas voluntarias de ambas localidades.

En este sentido, la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha agradecido todo el trabajo voluntario desplegado y la implicación de ambos ayuntamientos, “cuyos alcaldes se pusieron a nuestra disposición desde el primer momento. En ellos hemos encontrado grandes aliados y una gran sensibilidad hacia la situación de las personas mayores de su entorno. Lo mismo podemos decir de la policía local, Guardia Civil y muchas personas que han llegado hasta las instalaciones para ofrecer su ayuda”, ha manifestado.

Maeztu también ha tenido unas palabras de agradecimiento a las y los responsables del Balneario “por la cesión gratuita de sus instalaciones y las facilidades dadas, así como al conjunto de personas e instituciones que han permitido la apertura en tiempo récord de este recurso”.

Por último, cabe indicar que el cierre de este centro ha sido calificado por la consejera como “buen síntoma de la situación actual en las residencias de mayores”. En este sentido, cabe indicar que las altas epidemiológicas alcanzan las 855 personas y los casos confirmados positivos han descendido hasta 133, de los que únicamente 8 se encuentran hospitalizados, mientras que el resto permanecen en sus residencias.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cierra uno de los 'emblemas' del Covid-19 en la Ribera: el balneario de Fitero dice adiós a sus últimos huéspedes