SOCIEDAD

Fernando Simón duda que las medidas de Chivite sean legales y no descarta el estado de alarma real en Navarra

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha reconocido que Navarra está dejando de prestar atención sanitaria rutinaria a sus ciudadanos. 

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, comparece en rueda de prensa para dar cuenta de los últimos datos de la pandemia de coronavirus en España, este jueves. EFE/ Luca Piergiovanni
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, comparece en rueda de prensa para dar cuenta de los últimos datos de la pandemia de coronavirus en España, este jueves. EFE/ Luca Piergiovanni

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha afirmado que si las medidas que ha acordado Navarra no cuentan con el aval de los tribunales, como sucedió con la Comunidad de Madrid, "habrá que ver qué alternativas" se plantean para normalizar la situación.

De esta manera, el responsable sanitario frente al coronavirus ha puesto en duda que todas las medidas adoptadas por el Gobierno de María Chivite puedan ser legales y valora la posibilidad de que haya que implementar el estado de alarma real, en lugar del estado de alarma encubierto decretado aprobado por Chivite. 

Simón ha hecho esta reflexión al conocerse durante la rueda de prensa sobre los últimos datos de la pandemia que Navarra quedará bajo medidas de confinamiento perimetral y no se permitirá la salida o entrada de personas a la Comunidad durante 15 días, salvo en los casos autorizados.

Durante su comparecencia, Simón ha explicado que en la Comunidad de Madrid se decretó el estado de alarma después de que los tribunales rechazaran las medidas de confinamiento del Ministerio de Sanidad y ha destacado que por ello no hay que considerar el estado de alarma como algo negativo, sino como una herramienta jurídica más.

Por eso entiende que mientras las comunidades autónomas puedan hacer propuestas que no sean rechazadas y las puedan aplicar, no será necesario el estado de alarma.

Poco antes de conocerse las medidas adoptadas en Navarra, Simón ya señalaba que esta comunidad tiene una incidencia acumulada "muy alta", de 945 casos por cada 100.000 habitantes.

Además, si bien no ha llegado a tener colapso en las UCI, se está "dejando de hacer actividad rutinaria" en los centros sanitarios, y eso "ya es problemático", ha advertido.

También ha destacado que en Navarra, la incidencia en la media de edad es más baja y por tanto, el impacto en la incidencia acumulada no es proporcional a lo que pasaría si la edad media fuera más alta.

LAS RESTRICCIONES DE CHIVITE

Navarra quedará a partir de este jueves bajo medidas de confinamiento, se cerrará a hostelería y no se permitirá la salida o entrada de personas a la Comunidad durante 14 días, excepto en los casos excepcionales establecidos por obligaciones laborales, servicios esenciales o de urgencia.

Un estado de alarma encubierto que el Gobierno foral quiere vestir con un traje de Orden Foral, pero que posiblemente no cuenten con el visto bueno de los tribunales en lo que respecta a las restricciones de movilidad. 

Así lo ha anunciado en conferencia de prensa, convocada de urgencia, la presidenta María Chivite, quien ha reconocido que la "preocupante" situación sanitaria derivada de la covid-19 ha obligado a tomar esta decisión, pese a que ya se había ido decretando en las semanas precedentes otras restricciones, que han tenido un "impacto muy lento e insuficiente" para frenar el número "elevado" de contagios con el que "nos ha pillado la segunda ola" de la pandemia.

Por ello, "se trata de frenar toda la actividad no imprescindible", ha dicho para anunciar, además de la restricción de entradas y salidas a Navarra el cierre de bares, cafeterías y restaurantes, establecimientos que solo podrán mantener la actividad para venta de pan y prensa, si disponen de habilitación para ello.

En el caso de hoteles y casas rurales, además, se permitirá la restauración para atender a las personas que tengan alojadas, en mesas de 4 personas como máximo.

Además, las restricciones afectarán al comercio y a toda la actividad cultural y deportiva, que tendrá que cerrar sus puertas y desalojar a su clientela a diario para las 21 horas.

En el caso de las galerías y zonas de ocio de las grandes superficies comerciales, se prohíbe su uso recreativo, quedando limitado el acceso y uso de estas grandes superficies solo para realizar compras, ha dicho para añadir que la capacidad máxima del transporte público urbano se reduce al 50 %.

El Ejecutivo Foral mantendrá la prohibición de reuniones de más de seis personas en espacios públicos y establece la obligatoriedad de crear "burbujas de convivencia" entre los convivientes de cada domicilio. En el caso de personas solas o dependientes podrá ampliarse ese grupo estable de relación a personas cuidadoras, limitándose al mínimo imprescindible los contactos con personas de fuera de estas burbujas.

Dado que el mayor contagio se ha demostrado en actividades sociales y zonas de interior, el paquete de medidas aprobado este lunes se completa con una veintena de medidas sectoriales, ha dicho una Chivite que para cumplir lo decretado ha pedido un "ejercicio de responsabilidad individual pero también colectiva como sociedad".

Ha incidido en que las cifra de contagio por covid-19 en Navarra "son muy altas y no queremos llegar a una situación en la que el sistema sanitario quede comprometido" y delimitado solo a pacientes de coronavirus, y por ello ha justificado su decisión de "no esperar más para dar un paso más adelante, algo que nuestros sanitarios nos están pidiendo".

Preguntada al respecto, ha dicho ser "consciente" de que el cierre de la hostelería es una medida "dura" para el sector, ha recordado los 10 millones de euros de ayudas del Gobierno foral y ha valorado la adaptación que en estos meses han hecho los hosteleros a las medidas tomadas, pero "el comportamiento de las personas en ese ámbito no ha sido responsable", ha dicho en relación con alguna clientela, como tampoco lo ha sido "en el ámbito de lo privado" en muchas reuniones en domicilios.

"Nos ha pillado la segunda ola en Navarra con un número basal muy elevado y necesitamos frenar, hacerlo rápido y de manera brusca" con "las medidas más duras del conjunto de España", ha señalado la presidenta de Navarra, convencida de que "esto va a funcionar" y tras advertir de que no se han planteado pedir al Gobierno estatal el decreto del estado de alarma para la Comunidad foral porque "debemos hacer uso de nuestras competencias".

Asimismo, y preguntada al respecto, ha negado que la decisión de restringir las salidas y entradas a Navarra se haya tomado a partir de este jueves para que no afecte al paso -el miércoles- de la Vuelta Ciclista a España, "no hay ninguna influencia", ha dicho tras señalar que en cualquier caso hubiera sido una actividad que se hubiera permitido amparada en el desempeño laboral.

"También tiene que venir al Sadar algún equipo -a jugar contra Osasuna este fin de semana- y tampoco habrá problemas", ha dicho como ejemplo de que las medidas no afectarán a este tipo de eventos deportivos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fernando Simón duda que las medidas de Chivite sean legales y no descarta el estado de alarma real en Navarra