• viernes, 27 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:17

 

 
 

EMPLEO

Profesores de Religión reclaman a Gimeno que se mantengan sus contratos

El sindicato CCOO ha cuantificado el número de personas afectadas en Navarra en unas 170, "un colectivo en su mayoría feminizado y cercano a la jubilación".

Foto de archivo de una estudiante en una clase adornada con un crucifijo en un colegio de Pisa (Italia). EFE.
Foto de archivo de una estudiante en una clase de religión. EFE

Una representación del profesorado de Religión dentro del Comité de Empresa del Personal Laboral de Administración Núcleo del Gobierno ha instado al departamento de Educación a que se mantengan los contratos laborales de este profesorado y se le asignen otras tareas para compensar la reducción de horas de esta signatura.

Lo han hecho en una comisión parlamentaria a petición de Navarra Suma, Geroa Bai y EH Bildu en la que ha intervenido como portavoz Jerusalén Igal, quien ha defendido que “la reducción horaria de la asignatura de Religión no debe suponer ningún perjuicio para este profesorado” que tiene un contrato laboral indefinido con la Administración acorde a la legislación vigente.

“Lo único que pedimos es que se mantengan los actuales contratos de profesores y profesoras de Religión” de los centros públicos, ha proclamado comentando que muchos de estos docentes “ya están a tiempo parcial” y sus jornadas “se va a ver considerablemente reducidas”.

Los profesores de Religión, ha insistido, cumplen “con todos los requisitos legales” para ejercer su profesión y están capacitados para “desarrollar distintas tareas en los centros educativos sin contravenir ninguna normativa”, por lo que ha instado al departamento a que se complemente la docencia de Religión con otras tareas referente a proyectos, coordinaciones o comisiones.

Ha defendido que con esta solución no quitarían trabajo a otros profesores puesto que la alternativa la seguiría impartiendo el profesor de la sesión que se elimina y que tampoco supone incremento de gasto.

A pesar de esto, ha advertido que la situación no debería derivar tampoco en una reducción presupuestaria puesto que en este caso se estaría hablando de “ahorrar a costa de un grupo de trabajadores que ya soporta precariedad elevada”.

Igal ha criticado que llevan año y medio solicitando dialogar sobre esta cuestión con el departamento de Educación “sin obtener una respuesta mínimamente satisfactoria” y la última comunicación desde el Gobierno fue simplemente que “con la normativa actual no disponen de margen de maniobra”.

Ha negado que esto sea así poniendo como ejemplo otras comunidades donde sí se ha llegado a acuerdos como son Cataluña, Galicia o el País Vasco, donde “partidos políticos del mismo signo lo hayan apoyado y aquí dicen que no”.

El profesorado de Religión, ha subrayado, “se ajusta a la normativa que ha decidido la Administración a través de su disposiciones legales” cumpliendo con unos requisitos e formación y selección que “a priori no deberían ser calificado como injustos, arbitrarios ni doctrinarios”.

Estos profesionales “tienen unos estudios civiles equivalentes al nivel en el que va a dar clase” así como y otros requisitos que dependen de la autoridad religiosa, ha reconocido, si bien ha aclarado hay otros docentes a los que se les exige requisitos externos a parte de su titulación como son los profesores de los programas plurilingües.

Ha pedido también que no se caiga en el embuste de comparar al profesorado de Religión con el resto de docentes puesto que “el profesorado interino tiene un contrato administrativo y el de religión de tipo laboral indefinido”.

Entre las diferencias, ha señalado, están que no se ofertan anualmente oposiciones, no se les pagan el grado y los quinquenios, a los sustitutos no se les paga el verano igual que a los interinos o que no se les permite ostentar puestos de jefatura ni secretaría.

Ha puesto en evidencia que “estamos ante un problema laboral que afecta mayoritariamente a mujeres” que durante “muchísimos años” han trabajado “de forma profesional” adaptándose a los cambios de normativa “ante los acuerdos que hay con las distintas confesiones y el derecho reconocido a las familias para elegir la asignatura”.

El portavoz de Navarra Suma, Pedro González, ha considerado que “se quiere enfangar el debate de los derechos laborales” lanzando el mensaje que este profesorado son “privilegiados que acceden a dedo a sus puestos de trabajo nombrados por los curas” y “ocultando que son trabajadores indefinidos sujetos a las legislación laboral” con “derechos que deben ser respetados”.

Desde el PSN Jorge Aguirre ha defendido que “no son despidos encubiertos” sino que la situación responde al acuerdo de legislatura y la LOMLOE, que “permite al reducción de las horas de religión al mínimo posible”, y se ha mostrado contrario a la Proposición de Ley de Navarra Suma entendiendo que “hay que buscar otras alternativas y habrá otras soluciones”.

María Solana, de Geroa Bai, ha mostrados sus sospechas de que “ha habido un recorte encubierto” puesto que en el Presupuesto del 2022 “iba incluido un descenso presupuestario previendo que iba a prescindir del porcentaje equivalente de sus jornadas sin haberse respondido a la solicitud de buscar alguna otra salida para este colectivo”.

Para Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, “condicionar la planificación educativa y de los centros” otorgándoles otras responsabilidades vía ley “no es la mejor manera” y ha considerado “complicado garantizar que la contratación se mantenga al 100% desde le punto de vista de la viabilidad”. 

GIMENO: "HABRÁ QUE CONTRATAR OTRAS ESPECIALIDADES"

Mientras, el consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno, ha manifestado este miércoles que el hecho de que se reduzcan las sesiones de religión en los centros escolares "no significa que se reduzca el empleo en el sistema educativo, se cambian horas del área de religión por horas de otra área", por lo que ha dicho que "habrá que contratar de otras especialidades".

Gimeno ha manifestado, en la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, que "hay un acuerdo programático que dice que hay que reducir la religión al mínimo oficial, entiendo que eso es lo que había que hacer", por lo que ha señalado que "no hay ningún tipo de recorte, ni de reducción de empleo en el sistema educativo navarro".

Según ha dicho, "con respecto a los profesores, hay un principio constitucional de mérito, igualdad y capacidad que se equipara a un concepto de idoneidad, y la idoneidad en este caso es para dar clases de religión no para hacer otro tipo de tareas".

"La idoneidad que le asigna en este caso el Arzobispado para que el departamento de Educación pueda contratar a este profesorado es para dar clases de religión", ha expuesto Gimeno, para añadir que "van a ser necesarios menos contratos y los contratos por el diseño del currículum van a necesitar menos carga lectiva y habrá que contratar de otras especialidades".

SALIDA DIGNA

La Federación de Enseñanza de CCOO de Navarra ha pedido una "salida digna" para el profesorado de religión, "un colectivo en su mayoría feminizado y ya cercano a la edad de jubilación".

La secretaria general de la Federación de Enseñanza, Pilar García, ha señalado, en un comunicado, que "sin entrar a valorar la conveniencia o no de impartir religión en las aulas y la manera de acceder a estos puestos, lo que no es de recibo, es que estas personas sean las paganas de querer llevar la laicidad a la escuela pública".

Desde CCOO se ha criticado que no se haya llevado a cabo una negociación, tal y como se ha hecho en otras comunidades autónomas. Pilar García ha lamentado que "no se hayan buscado soluciones para estas trabajadoras, precisamente ahora, cuando muchas de ellas llegan al final de su carrera profesional, y en vez de negociar para ellas una salida digna van a tener que salir por la puerta de atrás".

La Federación de Enseñanza ha cuantificado el número de personas afectadas en Navarra en unas 170: "Entendemos que se debería haber buscado una solución consensuada con la parte sindical, puesto que teníamos precedentes en los cuales había resultado una solución pactada entre ambas partes con un resultado positivo", ha añadido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Profesores de Religión reclaman a Gimeno que se mantengan sus contratos