PREMIUM  QUINTO ENCIERRO 2019

Histórica rebelión en Pamplona: decenas de mozos 'se sientan' para protestar contra un "encierro adulterado"

La velocidad de los cabestros y el uso del antideslizante durante estos últimos años ha complicado la carrera a muchos de los corredores más míticos de la capital navarra.

Algunos mozos permanecen sentados durante la protesta de tres minutos de duración antes del paso de los toros de la ganadería de Victoriano del Río durante el quinto encierro de los Sanfermines 2019. EFE/Javier Lizón
Algunos mozos permanecen sentados durante la protesta de tres minutos de duración antes del paso de los toros de la ganadería de Victoriano del Río durante el quinto encierro de los Sanfermines 2019. EFE/Javier Lizón  

Dicho y hecho.

Decenas de corredores del encierro de Pamplona han cumplido sus 'amenazas' este jueves, 11 de julio, y se han sentado en el recorrido tres minutos antes de las 8 de la mañana en señal de protesta contra la "desnaturalización" de este famoso evento taurino.

"Queremos disfrutar del toro, tanto el que lo ve como el que corre", ha señalado un mozo que no ha dudado en 'plantarse' en la curva de Mercaderes instantes previos a la salida de los toros de Victoriano del Río, que han realizado la carrera en un total de 2 minutos y 49 segundos.

La convocatoria ha sido difundida a través de las redes sociales y busca poner solución, según señalan varios corredores, a un problema que durante los últimos años se ha agravado. Entre los mozos que han secundado la protesta ha podido al exjugador de Osasuna, César Cruchaga.

Cada vez es más complicado 'coger toro' y la polémica de los cabestros, que arropan demasiado a los astados, no convence a la mayoría de mozos que recorren las calles de Pamplona en busca de la emoción del encierro.

Según han denunciado, los bueyes llegan entrenados a los encierros, lideran la manada prácticamente de principio a fin de la carrera con su fuerte ritmo y llevan demasiado arropados a los toros, lo que dificulta que los mozos puedan correr delante de las astas.

Una situación que, sin embargo, ha defendido la ganadería encargada de aportar los cabestros a las carreras más famosas del mundo.

Después de que en los cuatro primeros encierros ésta haya sido la tónica general de las carreras, algunos mozos, especialmente en Estafeta y Mercaderes, han decidido sentarse en el suelo al finalizar el segundo cántico a San Fermín, antes de la carrera.

Se da la circunstancia además de que, con el antideslizante que desde hace años se aplica en una parte del recorrido del encierro, los toros ya apenas resbalan en la curva de Mercaderes, lo que facilita que la manada se mantenga unida.

"Si no hacemos nada, éste será el encierro que dejaremos a nuestros hijos y poco a poco desaparecerá", han agregado a través de un comunicado difundido en las redes. 

En el encierro protagonizado este jueves por los toros de Victoriano del Río, los cabestros han vuelto a liderar la carrera y han llevado muy arropados a los toros.

No obstante, al final de la Estafeta, la manada ha quedado dividida en tres partes, con dos toros y cabestros por delante, dos toros en la parte central y otros dos toros cerrando la carrera.

El encierro ha vuelto a ser veloz y ha dejado un herido por asta en un brazo, además de cinco trasladados por contusiones.

Se trata de la primera protesta que los mozos realizan en el encierro y está previsto que se mantenga durante el resto de mañana que quedan hasta que termine este San Fermín 2019.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Histórica rebelión en Pamplona: decenas de mozos 'se sientan' para protestar contra un "encierro adulterado"