PREMIUM  SAN FERMÍN

Los dueños de los mansos de San Fermín responden a las críticas: "¿Acaso quieren encierros partidos? ¿toros rezagados?"

La ganadería El Uno ha incidido en las redes sociales que ellos contribuyen a cumplir el objetivo del encierro: reducir el número de heridos.

Los toros de la ganadería de Jandilla llegan a la plaza del Ayuntamiento en una manada encabezada por los cabestros durante el cuarto encierro de los Sanfermines. EFE/J.P. Urdiroz
Los toros de la ganadería de Jandilla llegan a la plaza del Ayuntamiento en una manada encabezada por los cabestros durante el cuarto encierro de los Sanfermines. EFE/J.P. Urdiroz  

Tras el cuarto encierro de estos Sanfermines, la polémica ha explotado entre los corredores y los espectadores, que están viendo cómo día tras día de estas fiestas, la manada siempre está encabezada por los cabestros.

En un debate ya abierto durante las fiestas del pasado año, las carreras de este 2019 han colmado la paciencia de los participantes, que, de hecho, van a protagonizar una sentada de protesta durante el encierro de este jueves, para criticar las medidas de seguridad con las que se intenta que haya menos heridos y situaciones de riesgo en las calles de Pamplona (antideslizante en el suelo del recorrido, toros entrenados y mansos rapidísimos), pero que, al mismo tiempo, deslucen las carreras y le suprimen toda la emoción que se vivía años atrás.

Gran parte del enfado de los corredores que todos los días intentan ponerse delante de las astas de los toros en la capital navarra se enfoca hacia los cabestros que participan en el encierro. Durante los presentes Sanfermines, estos veloces animales han estado liderando las manadas, impidiendo a los toros correr sueltos y que hubiera huecos entre ellos para que los corredores más experimentados pudieran colarse y protagonizar vistosas y vibrantes carreras.

Estos bueyes pertenecen a la ganadería El Uno, que ya sembró la discordia en Pamplona al anunciar su presencia en las fiestas de este año con un mensaje en las redes sociales en el que afirmaban orgullosos que su parada de bueyes ya había debutado "con un gran éxito" en la Feria del Toro del 2018, un año en el que los encierros fueron los menos peligrosos desde 1984, con tan solo dos heridos por asta de toro y con carreras caracterizadas por su gran velocidad.

Incluso, se vanagloriaban de que uno de sus animales, de nombre Ronaldo, había llamado la atención por su gran velocidad punta, añadiendo que, para este año 2019, tenían preparada una nueva sorpresa con otro "buey estrella". Con estos mensajes, lo que consiguieron fue generar aún más enfado entre los corredores.

Ahora, tras cuatro breves carreras de poco más de dos minutos y sin apenas huecos entre los cabestros y los toros, la polémica ha crecido enormemente y las protestas se suceden diariamente, tanto entre los que participan en los encierros como en los que lo ven desde la televisión.

"EL OBJETIVO DEL ENCIERRO"

Ante esta situación, la ganadería ha aprovechado su perfil en la red social Twitter para salir a responder de las críticas. "Sin entrar en ninguna polémica y ante los comentarios de las redes sociales, quiero expresar mi opinión sobre los encierros de San Fermín 2019: criamos y seleccionamos nuestros bueyes para que cumplan con el objetivo del encierro. Lo hacemos con gran sacrificio y dedicación", han apuntado este miércoles.

"En Pamplona -han continuado- llevamos dos años teniendo suerte y cumpliendo bien con nuestro cometido. No sé cual es el objetivo de quien se queja. ¿Acaso encierros partidos? ¿toros rezagados? ¿cabestros que se dan la vuelta? Si eso ocurriera, no estaríamos cumpliendo el fin del encierro".

"Nos critican por hacer las cosas bien, que los encierros vayan agrupados y hayamos contribuido a reducir de forma espectacular los heridos. La ganadería El Uno es mi trabajo para dar de comer a mi familia, y procuro esforzarme en lograrlo, como la mayoría de españoles", han subrayado.

"Que nadie olvide que los bueyes nos son robots, son animales trabajados y domados durante años, y los toros, animales salvajes, y las situaciones no son predecibles nunca. La decisión de volver a contratarnos o no depende de la Casa Chopera y la Casa de Misericordia", han indicado.

INSULTOS Y DESCALIFICACIONES

Por último, desde la ganadería han incidido en que "es difícil de entender que por hacer nuestro trabajo bien, recibamos insultos, descalificaciones e incluso pidan la muerte de nuestros bueyes. Dicho todo esto, agradecemos los halagos y respetamos las críticas con humildad".

Estas palabras han vuelto a recibir sonoras críticas en Twitter de corredores que han mostrado su hartazgo por el protagonismo que están protagonizando los bueyes en estos Sanfermines, arrebatando la emoción a las carreras e impidiendo que se vean las vistosas carreras que había en otros años en Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los dueños de los mansos de San Fermín responden a las críticas: "¿Acaso quieren encierros partidos? ¿toros rezagados?"