• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 10:24

 

 
 

TOROS

El gesto de Morante con Pamplona: dona el dinero del Premio Nacional a la Misericordia

El diestro sevillano entregará los 30.000 euros del premio a los ancianos de la Casa de Misericordia de Pamplona tras los dos años de pandemia. 

Fotografía de archivo tomada el 13 de agosto del 2021 del diestro Morante de la Puebla durante el festejo taurino celebrado en Herrera del Duque (Badajoz). El diestro José Antonio Morante de la Puebla, matador de toros desde 1997, ha sido el ganador del Premio Nacional de Tauromaquia de este año, que convoca el Ministerio de Cultura. EFE/ARCHIVO/ANTONIO CASTAÑARES
Fotografía de archivo tomada el 13 de agosto del 2021 del diestro Morante de la Puebla durante el festejo taurino celebrado en Herrera del Duque (Badajoz). El diestro José Antonio Morante de la Puebla, matador de toros desde 1997, ha sido el ganador del Premio Nacional de Tauromaquia de este año, que convoca el Ministerio de Cultura. EFE/ARCHIVO/ANTONIO CASTAÑARES

El torero sevillano José Antonio "Morante de la Puebla" ha sido galardonado, en su edición de 2021, con el Premio Nacional de Tauromaquia que concede el Ministerio de Cultura y Deporte, "por la singular personalidad creativa de un artista que recrea y renueva el toreo clásico para el público actual”.

La sorpresa ha llegado cuando el torero, que ha vuelto a ser la referencia durante la presente temporada, ha anunciado que va a donar toda su dotación económica, de 30.000 euros, a la Casa de la Misericordia de Pamplona "que tan gran labor social hace y que tanto ha sufrido en estos dos años por no haber podido celebrar su Feria del Toro, que ayuda a los más necesitados".

Hay que recordar que la Casa de Misericordia de Pamplona, popularmente conocida como Meca, es la propietaria de la plaza de toros de la ciudad y es la organizadora de los encierros y las corridas de la Feria del Toro, con las que obtiene beneficios para atender a los más de 500 ancianos que viven en la institución

La suspensión de los Sanfermines por la pandemia ha hecho un importante daño a la Misericordia, que no ha podido contar ni en 2020 ni en 2021 con ese dinero extra gracias a las fiestas de San Fermín. . 

José Antonio Morante Camacho, Morante de la Puebla, se ha mostrado "contento" por haber recibido el Premio Nacional de Tauromaquia, a pesar de que el Ministerio de Cultura y Deporte no vaya a incluir a los toros en el bono cultural de 400 euros para los jóvenes españoles que cumplan 18 años.

"Tiene mucha incongruencia, pero en este momento no me gustaría valorar lo que no tiene calificación. Solo estoy contento, satisfecho y feliz por recibir este premio", ha señalado Morante de la Puebla al ser preguntado por la decisión del Ministerio de Cultura y Deporte, que entrega el Premio Nacional, de no incluir a los toros en el bono cultural.

No obstante, el torero ha insistido en que está "contento" de recibir el galardón porque, en sus palabras, es "un premio importante que reconoce todo el esfuerzo, todas las gestas y el triunfo".

En nota de prensa, el Ministerio justifica la concesión este galardón por "su compromiso con la tauromaquia en un momento difícil tras la crisis por la COVID-19, en la que el diestro, asumiendo su responsabilidad como primera figura del toreo, ha diversificado sus actuaciones, apostando por la variedad de encastes y carteles, liderando el escalafón en una temporada en la que ha desarrollado faenas memorables en las principales plazas españolas".

El Premio Nacional de Tauromaquia, que este año cumple su novena edición y está dotado con 30.000 euros, reconoce la labor meritoria de una persona, entidad o institución durante la temporada española de 2019 en el ejercicio de las diferentes actividades y manifestaciones de la Tauromaquia.

Nacido en La Puebla del Río (Sevilla) en 1979, José Antonio Morante Camacho, que no ha querido hacer declaraciones tras la concesión del premio, es uno de los más destacados intérpretes del toreo de arte de la actualidad, un torero que, sobre las bases más puras y clásicas, desarrolla un concepto artístico también fiel con las raíces de la escuela sevillana.

Debuta como novillero en 1994 en Guillena (Sevilla), toma la alternativa en Burgos en 1997, de manos del colombiano César Rincón y con Fernando Cepeda como testigo, y confirma doctorado al año siguiente en Madrid, con Julio Aparicio y Manuel Díaz "El Cordobés" en el cartel.

A lo largo de 24 años de carrera, Morante de la Puebla ha logrado numerosos triunfos en las principales plazas y ferias españolas, francesas y latinoamericanas. Aquella Puerta del Príncipe de Sevilla del año 1999 fue uno de los hitos más importantes, aunque en su palmarés todavía le quede la asignatura pendiente de lograr la Puerta Grande en Las Ventas.

Genio y figura dentro y fuera de los ruedos, su trayectoria también ha estado marcada por el gran número de apoderados que han dirigido su carrera hasta este 2021 que, tras romper con la familia Matilla, decidió tomar las riendas él mismo e ir por libre.

Desde Leonardo Muñoz (padre de Emilio de Muñoz) que le llevó a aquel debut con caballos de 1994, otros nombres destacados que han trabajado a su lado como apoderados han sido Miguel Flores, José Luis Marca, Álvarez Canorea, Manolo Macías, Manuel Camará, José Luis Peralta, Rafael de Paula, Sánchez Benito, Curro Vázquez, José Miguel Carvajal y Manolo Lozano, además de la mencionada casa Matilla.

También destacan sus idas y venidas, con hasta tres retiradas temporales: una en 2004 por depresión, otra en 2008 por "pérdida de ilusión" y una tercera en 2017 por "aburrimiento ante un sistema que va en contra del toreo de arte".

Estos tres altos en el camino hicieron que Morante volviera más reforzado a los ruedos hasta llegar a este 2021, que ha concluido como el mejor año de su carrera por el compromiso mostrado, por apostar por distintos encastes, por abrir los carteles, por haber liderado por primera vez el escalafón con 49 actuaciones y, sobre todo, por haber puesto firma a un gran número de faenas memorables.

Desde su primer paseíllo en Vistalegre (Madrid) donde cortó una oreja a su triunfal broche de temporada en Arenas de San Pedro (Ávila) el pasado día 17 de octubre, Morante logrado tardes para el recuerdo como la de Sevilla, donde cortó dos orejas, la de Linares, donde cortó un rabo, la de Madrid, donde paseó un trofeo de peso o su encerrona con seis toros de Prieto de la Cal en El Puerto. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El gesto de Morante con Pamplona: dona el dinero del Premio Nacional a la Misericordia