• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:34

 

 
 

SAN FERMÍN 2021

Dudas en la hostelería de Pamplona ante los almuerzos de los 'no Sanfermines' de 2021

Hablamos con algunos de los principales bares del centro de Pamplona para conocer el impacto que tienen los 'no Sanfermines' en la hostelería y si ha influido en las reservas de almuerzos. 

Almuerzo previo al lanzamiento del chupinazo que dará inicio a los Sanfermines. EFE
Almuerzo previo al lanzamiento del chupinazo que dará inicio a los Sanfermines. EFE

Este 6 de julio las calles de Pamplona no vibrarán a las 12 del mediodía, hora del Chupinazo. Muchas cuadrillas renunciarán a celebrar el tradicional almuerzo previo al cohete, en el que no pueden faltar huevos fritos, patatas, lomo, chistorra o ajoarriero. La cancelación de las fiestas afecta sin duda a la sociedad pamplonesa, pero también a los bares de la ciudad, que pierden ingresos por culpa de la pandemia.

En el bar Txoko, en la plaza del Castillo, notan bastante las pérdidas por la cancelación de las fiestas y, aunque siguen teniendo reservas de almuerzos, "no hay tanto movimiento como si fueran unos Sanfermines normales" y destacan la falta de actividad nocturna, ya que "como no se sale de noche, nosotros dejamos de ingresar bastante dinero".

En el local creen también que la falta de turismo es un factor decisivo y "si no hay turistas, que son los que más dinero se gastan en las fiestas, es más complicado tener beneficios".

En el bar Windsor, también en la plaza del Castillo, no ofrecen almuerzos al público, pero si un cliente habitual se lo pide, le dicen que sí. En el bar dicen que este cambio se nota en todos los aspectos del bar y explican que "es un cambio brutal pasar de tener el bar abierto casi las 24 horas del día a abrir las horas que nos dejan con restricciones o ni abrir".

También creen que influye todo, no solo la falta de San Fermín. El toque de queda, las restricciones en la hostelería y la falta de turismo son factores que, desde el bar, creen que han influido en la actividad. Esperan que "ahora con la apertura de las fronteras, los turistas vengan a Pamplona y vayan a disfrutar de los bares".

En el Viva San Fermín, en plena plaza del Ayuntamiento, lo tienen claro: hay que adaptarse a la situación. En el bar ofrecen almuerzos, pero este año y el pasado ni lo dudaron, si la situación no lo permite, no se ofrece. "Nosotros tenemos que colaborar con la sociedad, y ahora mismo nuestra labor es conseguir que desaparezca el virus", explican en el bar.

Por lo tanto, lanzan un mensaje: "Es un momento duro para todos y especialmente para la hostelería, pero hay bares que intentan sobrepasar los límites y eso es una irresponsabilidad". Desde el bar creen que hay que luchar entre todos y "si no hay Sanfermines, no se ofrecen actividades que inciten a su celebración".

En el bar Reta, en la plaza de la Libertad, han sabido adaptarse a la situación. "Aunque no haya Sanfermines de forma oficial, la gente tiene muchas ganas de celebrar y los almuerzos siguen existiendo". Aunque están muy limitados por las restricciones y la normativa, ya han encontrado diferentes soluciones como "ampliar los horarios de las comidas y establecer diferentes turnos para las comidas y las cenas".

Creen que es una situación difícil, pero el bar obtenía gran parte de sus ingresos en San Fermín y va a intentar continuar en esa línea. "Después de todas las restricciones que nos han puesto a los bares, es momento de aprovechar la situación y ofrecer lo máximo que se pueda dentro de las limitaciones", explican desde el bar.

Sin duda, la cancelación de las fiestas afecta a toda la sociedad, pero ha azotado especialmente a la hostelería y casi todos los hosteleros coinciden en que, aunque se cancelen las fiestas, la gente tiene muchas ganas de San Fermín después de dos años consecutivos sin ellos y eso se nota, especialmente el día 6 de julio.

En el bar Gaucho, en la calle Espoz y Mina, no ofrecen almuerzos, pero creen que esto afecta a todos los bares y admiten resignados que "llevamos un año aguantando restricciones, así que ahora los Sanfermines para nosotros no son unos días especiales, nos lo tomamos como una cosa más".

Además, es consciente de que hay muchos sitios que viven todo el año en gran parte de los ingresos obtenidos en San Fermín y admiten resignados que "por mucho que queramos, no vamos a trabajar mucho más de lo que estamos trabajando ahora porque hay que seguir respetando los aforos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dudas en la hostelería de Pamplona ante los almuerzos de los 'no Sanfermines' de 2021