TELEVISIÓN

Olite 'corona' a los primeros semifinalistas de MasterChef en un banquete medieval que arrasa en audiencia

El Palacio Real ha acogido una espectacular prueba en la que decenas de vecinos han participado como extras para recrear una escena del siglo XIV.

MasterChef celebra su prueba de exteriores en el Palacio Real de Olite. RTVE
MasterChef celebra su prueba de exteriores en el Palacio Real de Olite. RTVE  

Olite ha sido el enclave elegido por el talent show de cocina 'MasterChef' para elegir a sus primeros semifinalistas en un reto marcado por los alimentos navarros y el pasado histórico del antiguo Reyno de Navarra.

En la emisión de este pasado lunes, el exitoso programa de La 1 ha trasladado hasta Olite a sus seis aspirantes a convertirse en el nuevo MasterChef de España.

El jurado Jordi Cruz ha adelantado a los concursantes que viajarían a "un lugar espectacular que despertó la envidia de toda Europa". Los participantes se han llevado una sorpresa mayúscula al conocer que la prueba de exteriores del undécimo programa se desarrollaría en el Palacio Real de Olite, ambientado para la ocasión en los años finales del siglo XIV.

Situado en el corazón del antiguo Reyno de Navarra, los concursantes debían asumir el encargo del rey Carlos III el Noble para celebrar un banquete medieval con el que recibir a la reina Leonor de Trastámara en su viaje a conocer el castillo navarro después de pasar siete años asentada en Castilla.

La prueba ha consistido en elaborar un menú basado en productos típicos de Navarra para los reyes y su corte, un total de 30 comensales. Ante el desafío, el programa ha decidido que por primera vez en sus seis ediciones los capitanes de los dos equipos fuese el jurado.

El cocinero Pepe Rodríguez ha capitaneado al equipo rojo, integrado por Daniel, Marta y Ketty. Por su parte, el grupo azul ha estado liderado por Jordi Cruz, con Sofía, Oxana y Toni.

El Palacio Real de Olite, engalanado para la ocasión durante la grabación de esta prueba a principios del mes de abril, ha ofrecido una única licencia a los concursantes: dispondrían de las últimas tecnologías culinarias del siglo XXI para confeccionar su menú.

La prueba ha consistido en reinventar cuatro platos eminentemente navarros, manteniendo su esencia con un nuevo toque personal. Así, el equipo azul debía elaborar espárragos frescos y pochas, mientras el rojo ha entrado en fogones para preparar un bacalao al ajoarriero y canutillos de Sumbilla como postre.

Las cocinas se han instalado en el exterior del castillo, lo que ha permitido al equipo técnico mostrar bellas imágenes del paisaje urbano de Olite, incluyendo numerosas imágenes aéreas. Además, decenas de vecinos de la localidad han intervenido como extras, ataviados con ropajes de la época para revivir la corte de palacio y los mercados de sus aledaños.

En cuanto a la parte gastronómica, para asegurar la calidad de los platos, 'MasterChef' ha contado con la colaboración de Reyno Gourmet.

Durante toda la prueba, los capitanes de ambos equipos han liderado con mano dura a los aspirantes y han tenido tiempo de protagonizar un divertido duelo entre ellos, con robo de alimentos incluido.

Los tambores han marcado los compases finales de la prueba, anticipando la llegada de la comitiva real de doña Leonor y el inminente inicio del festín. Los dos equipos han logrado servir a tiempo las 30 raciones de los platos que debían reinventar.

El equipo azul de Jordi Cruz ha optado por unos espárragos con huevo a baja temperatura, jamón y salsa holandesa y un segundo plato de pochas estofadas con codorniz maridada y kale.

Por su parte, el grupo capitaneado por Pepe Rodríguez ha elaborado un bacalao al ajoarriero con velo de pimientos y ha aportado un nuevo toque a los canutillos de Sumbilla con espuma de vainilla de Madagascar.

Para degustar las exquisiteces de la despensa navarra, el programa ha invitado a algunos comensales muy ligados con la cocina y la gastronomía de la Comunidad foral. En el banquete se ha podido ver a dos navarros con estrellas Michelín, como Koldo Rodero (Restaurante Rodero) o Pilar Idoate (Restaurante Europa), además del presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Navarra, David Palacios, o la presidenta de la Asociación de Hostelería de Navarra, Ana Beriain.

La comida ha resultado un éxito, a pesar de que algunos platos estaban ligeramente desproporcionados o con diferencias entre un emplatado y otro.

A última hora de la tarde y bajo la lluvia, la prueba ha terminado en el exterior del Palacio Real con el veredicto final por parte del jurado. El equipo rojo ha sido el que ha recibido el apoyo por parte del jurado, en especial el trabajo realizado por Daniel y Marta, que se han convertido así en los primeros semifinalistas de 'MasterChef'.

En cambio, su compañera de equipo Ketty no ha logrado ganarse la confianza de Pepe, que ha decidido enviarla a la prueba de expulsión. Por su parte, Jordi Cruz no ha salvado a ninguna de los miembros del equipo azul, descontento con la gestión que han realizado amparándose en su liderazgo dentro del equipo azul.

El programa ha terminado finalmente con la expulsión de Sofía tras una prueba en la que azar y gastronomía se han unido en la modalidad de 'Póker MásterChef'. La despedida de la joven cocinera ha sido uno de los momentos más emotivos de la la actual edición, que la próxima semana emitirá su semifinal.

El undécimo programa ha contado con todos los ingredientes para deleitar a la audiencia y así lo ha demostrado al convertirse en lo más visto del prime-time, registrando su programa más visto de la temporada. 'MasterChef' ha sido visto por 2.744.000 espectadores, con un 23,1% de cuota de pantalla.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Olite 'corona' a los primeros semifinalistas de MasterChef en un banquete medieval que arrasa en audiencia