POLÍTICA

Chivite escogió mostrar sumisión al PNV antes que homenajear a los fallecidos por coronavirus en su Cintruénigo natal

La jefa del Gobierno de Navarra fue el único presidente autonómico en acudir a la toma de posesión como lehendakari de Íñigo Urkullu.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, llega a la toma de posesión de Íñigo Urkullu como lehendakari en Guernica (Vizcaya). EUROPA PRESS
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, llega a la toma de posesión de Íñigo Urkullu como lehendakari en Guernica (Vizcaya). EUROPA PRESS  

María Chivite es la presidenta del Gobierno de Navarra gracias al apoyo en su toma de posesión de EH Bildu más que por sus actos, tal y como ha demostrado este fin de semana, cuando decidió acudir a Guernica (Vizcaya) para rendir pleitesía a su socio de preferencia, el PNV, en lugar de visitar su localidad natal, Cintruénigo, donde se celebró un homenaje a los fallecidos por coronavirus en ese municipio.

Chivite viajó el sábado hasta la localidad vicaína junto a una delegación navarra formada por integrantes del Partido Nacionalista Vasco en la Comunidad foral. En la toma de posesión estuvieron, por ejemplo, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, o la exconsejera de Educación María Solana.

Allí, Chivite posó alegremente junto a Urkullu, en unas imágenes que fueron publicitadas a través de las redes sociales del PNV para mostrar la sumisión de la presidenta del Ejecutivo foral a la formación que le permite estar en el Palacio de Navarra.

Sin embargo, en Navarra había una cita mucho más importante para los ciudadanos de la Comunidad foral, sobre todo para los habitantes de la localidad natal de Chivite, Cintruénigo.

En ese municipio, sus vecinos se reunieron para mostrar un sentido homenaje a los fallecidos que ha dejado tras de sí la virulenta pandemia del Covid-19, que se ha llevado por delante en estos meses a 47 cirboneros.

Para Chivite, no obstante, era más importante honrar a Íñigo Urkullu en su toma de posesión como lehendakari que arropar a sus paisanos en un acto tan emotivo y sentimental como dedicar un respetuoso homenaje a las víctimas mortales del coronavirus.

"SE DEBE A LOS NAVARROS"

Alrededor de 150 personas se dieron cita en la plaza de los Fueros de Cintruénigo, que, al no contar con su ciudadana más ilustre en el mundo de la política, recibió al delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arrasti, mientras que desde el Ejecutivo foral se envió a la consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu.

Esta afrenta a sus propios paisanos ha sido criticada este domingo por la presidenta del PP de Navarra, Ana Beltrán, que ha denunciado en Twitter que "la presidenta de Navarra se debe a los navarros, no al nacionalismo vasco".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite escogió mostrar sumisión al PNV antes que homenajear a los fallecidos por coronavirus en su Cintruénigo natal