PREMIUM  CORRUPCIÓN

Buena parte de la subvención para la 'Nafar tortilla' de Manu Ayerdi terminó en el bolsillo de los organizadores

Sólo consiguieron 82 euros en patrocinios, no pusieron nada de su bolsillo y Manu Ayerdi les entregó 6.000 euros de dinero público. 

El vicepresidente del Gobierno, Manu Ayerdi, en un montaje junto a una tortilla de patata.
El vicepresidente del Gobierno, Manu Ayerdi, en un montaje junto a una tortilla de patata.  

La jugada maestra. Más redonda que una de las tortillas que aseguraban promocionar con un extraño concurso de tortilla navarra.

El dinero que Manu Ayerdi (Geroa Bai-PNV) entregó a dedo para la organización de un concurso de Nafar tortilla terminó en los bolsillos de los organizadores, que no pusieron ni un sólo euro y que tan sólo consiguieron 82 euros de patrocinio, por los 5.000 + IVA que inyectó el Gobierno de Navarra. 

La mano derecha de Uxue Barkos en el Ejecutivo entregó sin concurso el dinero a una empresa con domicilio en Vizcaya dedicada a la promoción del euskera con la excusa de un concurso de tortilla de patata navarra

El pago se efectuó a iBerba - Euskara Zerbitzua SM, sociedad dedicada a la expansión del euskera gracias a subvenciones y sin ninguna relación ni con la cocina, ni la gastronomía de Navarra. 

En resumen, la mayor parte del dinero, 1.303 euros del dinero público terminaron en el bolsillo de Patxi Alaña Arrinda, miembro de iBerba y que se pagó a sí mismo por la "coordinación de la iniciativa".

Otros 1.000 euros fuero directos para Olatz Preciado, la persona que se encargo del "trabajo de búsqueda de patrocinadores", que consiguió un total de 82 euros.

Son las dos partidas de mayor gasto de todos los conceptos de la factura por la organización de un concurso financiado prácticamente al 100% con dinero público y a la que ha tenido acceso Navarra.com.

Los organizadores sólo destinaron 600 euros para los premios, no facilitaron ingredientes ni estructura para cocinar y los concursantes tuvieron incluso que ceder luego las tortillas para la degustación de los asistentes, que tuvo lugar en Zentral en diciembre de 2017. 

Por conceptos, la sala donde se desarrolló el evento percibió 450 euros, se pagaron otros 400 para una web y otro 500 para diseñar el logo. El resto son pagos menores para las fotocopias y reparto de pasquines para promocionar un concurso que no tuvo ningún eco, pero que se llevó 6.000 euros de dinero público. 

Detrás del concurso de tortillas de patata había, en realidad, otro movimiento para forzar a la hostelería de Navarra a atender y rotular su establecimiento en euskera. Los organizadores se comprometían a entregar el "logotipo" de tortilla navarra para colocar en los bares de manera gratuita "siempre y cuando el establecimiento que lo requiera, ofrezca la información de sus productos y precios en euskera" además de contar con personal con conocimientos del idioma. 

La tapadera para subvencionar a la empresa vizcaína que se dedica a la expansión del euskera fue el concurso de "Nafar tortilla".

En un documento para justificar la entrega de 5.989,50 euros a dedo a una empresa por un concurso de tortilla de patata, Manu Ayerdi asegura que se no se realizó contrato porque el valor no excedía de los 6.000 euros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Buena parte de la subvención para la 'Nafar tortilla' de Manu Ayerdi terminó en el bolsillo de los organizadores