POLÍTICA

Ayerdi camufló con un concurso de tortillas la entrega de 6.000 euros a una empresa vasca para la difusión del euskera

El vicepresidente del Gobierno de Navarra entregó a dedo el dinero a iBerba - Euskara Zerbitzua por montar un concurso de tortillas de patata. 

El vicepresidente del Gobierno, Manu Ayerdi, en un montaje junto a una tortilla de patata.
El vicepresidente del Gobierno, Manu Ayerdi, en un montaje junto a una tortilla de patata.  

El vicepresidente del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi (Geroa Bai-PNV), camufló con un concurso de tortilla de patatas la entrega de 6.000 euros de dinero público a una empresa vizcaína dedicada a la expansión del euskera

Ayerdi efectuó este pago a la empresa iBerba - Euskara Zerbitzua SM, con domicilio en Deusto, con la excusa de la "promoción del día de la tortilla de patata de Navarra", un evento inventado por esta propia empresa para conseguir el dinero de las arcas de Navarra

Para tal efecto, la empresa vasca creo una web denominada Kukubat (dada de alta en Internet unos meses antes), que fue la encargada de organizar el concurso de tortillas, por el que recibió 5.985,50 euros del dinero de todos los navarros.

Kukubat comparte sede social y teléfono con iBerba y se presenta como una página de "turismo etnocultural en Euskalerria".

"Es un auténtico escándalo y una desfachatez indecente entregar semejante cantidad de dinero público para un evento que no tuvo ninguna repercusión", explican fuentes del sector de Hostelería de Navarra al ser preguntados por la subvención y por un certamen que pasó completamente desapercibido en Navarra. 

La receptora del dinero público, la vizcaína iBerba, se presenta en su página web como una "nueva empresa con gran experiencia en el campo de los planes de euskera del mundo laboral".

Y promocionan su actividad de una manera directa: "Con nosotros podrá introducir esta lengua de forma adecuada y enriquecedora en su empresa y a un precio realmente competitivo", aseguran sobre su interés por hacer que las empresas asuman el euskera como lengua propia. 

La tapadera para subvencionar a la empresa vizcaína fue el ya mencionado concurso de "Tortilla Navarra", que tuvo lugar en diciembre de 2017 en la sala Zentral de Pamplona donde la empresa iBerba, organizadora del evento a través de Kukubat, ni siquiera puso a disposición de los concursantes los ingredientes necesarios para su elaboración. "Las tortillas deberán llevarse hechas", explicaban las bases del concurso. 

La gran diferencia con la tortilla de patata tradicional es que la 'Nafar tortilla' promovida por Manu Ayerdi incluye también migas de pan, según una receta que esgrimen documentada de 1817. 

Los premios, en comparación con el dinero entregado por el Gobierno de Navarra, fueron raquíticos: 100 euros para el tercero, 200 para el segundo y 300 para el primero. En total, 600 euros en premios de los 6.000 entregados a dedo por Manu Ayerdi.

Se presentaron 17 tortillas y los participantes tuvieron incluso que donar su tortilla para la "posterior degustación" organizada tras el concurso. 

El concurso no tuvo ninguna proyección en los medios, salvo en el periódico habitual de Geroa Bai-PNV, donde se publicó una breve reseña del certamen. Tampoco hubo publicidad ni gasto alguno que justifiquen los 6.000 euros entregados por Navarra a una empresa privada de vizcaya cuya actividad principal es la difusión del euskera. 

Según recoge la propia página web del certamen, un representante del Departamento de Turismo del Gobierno de Navarra Iñaki Martinez de Virgala repartió los premios a los ganadores.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ayerdi camufló con un concurso de tortillas la entrega de 6.000 euros a una empresa vasca para la difusión del euskera