• viernes, 28 de enero de 2022
  • Actualizado 20:56

 

 
 

POLÍTICA

Ninguna empresa se presenta al concurso sospechoso de amaño del vicepresidente Laparra

Tras desvelarse la mención a una empresa vasca en el concurso, el consejero aseguró que la citada compañía no tenía intención de concurrir.

La presidenta Uxue Barkos y el vicepresidente de Políticas Sociales, Miguel Laparra, momentos antes de dar comienzo la reunión que han mantenido hoy en Pamplona con entidades de la Red de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión. EFE/Villar López
La presidenta Uxue Barkos y el vicepresidente de Políticas Sociales, Miguel Laparra, durante una reunión. EFE/Villar López

Desierto. El polémico concurso de adjudicación en el que el Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra incluyó directamente el nombre de una de las posibles empresas adjudicatarias se ha cerrado sin ningún candidato presentado.

Tal y como ha podido conocer este medio, ninguna empresa ha formalizado su presentación para encargarse del contrato de asistencia técnica para la gestión de 16 plazas mixtas de Centros de Día de menores.

Se trata de un nuevo servicio que el departamento dirigido por el vicepresidente Miguel Laparra quiere implantar en Navarra y que, a tenor del pliego de condiciones que redactó, difícilmente podría cumplir alguna empresa que no fuera la que aparecía citada inicialmente en el documento oficial sospechoso se haber sido amañado.

El 17 de abril de 2018 el Gobierno de Uxue Barkos publicó un concurso público con el nombre de una de las posibles empresas adjudicatarias mencionada en su pliego de condiciones con los servicios que debería prestar.

Ante el grave desliz cometido, el Gobierno foral publicó el pasado 2 de mayo una aclaración sobre la licitación en la que se había eliminado ya el nombre de la posible adjudicataria, Berriztu.

Berriztu es una asociación del País Vasco con sede en Vizcaya que ya trabaja en algunos servicios con el Gobierno de Navarra, asumiendo por ejemplo el trabajo relativo a las medidas impuestas por los juzgados a menores.

"LA COLABORACIÓN IMPLICA SU DESCALIFICACIÓN"

Tras la publicación de esta información por parte de Navarra.com, el vicepresidente Laparra ofreció una rueda de prensa en la que se limitó a explicar que la sospecha de amaño se debía a una supuesta "errata".

"La aparición de la entidad se produce como una errata que fue subsanada en cuanto fue advertida", aseguró el consejero, que explicó que el Gobierno foral había solicitado la colaboración de esta empresa en la redacción del pliego de condiciones por su experiencia en este campo y por su supuesta intención de no concurrir a la prestación del servicio.

 "Esta empresa no tiene interés de concurrir al concurso, es una colaboración técnica que implica ya su descalificación", se excusó Laparra para tratar de despejar dudas sobre este polémico caso.

Lo cierto es que la experiencia obligatoria de dos años que se exige en el contrato sería complicada de cumplir para otras empresas al tratarse de un servicio nuevo que no se ha prestado previamente en Navarra, pero que la compañía Berriztu podría cumplir gracias a sus trabajos con el Gobierno vasco.

Ante un posible caso de corrupción para redactar y conceder un contrato público 'ad hoc' a una empresa, los partidos de la oposición han exigido que el vicepresidente Miguel Laparra ofrezca explicaciones en una comparecencia en el Parlamento de Navarra.

Además han solicitado a Comptos que analice la redacción del pliego de condiciones y su consiguiente modificación para eliminar el nombre de la empresa cuestionada por si pudiera existir algún tipo de irregularidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ninguna empresa se presenta al concurso sospechoso de amaño del vicepresidente Laparra