• martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 15:58

 

 
 

VIVIENDA

Chivite y sus socios rechazan una moción en defensa de la propiedad privada

Una comisión del Parlamento de Navarra ha rechazado la moción presentada este miércoles por Navarra Suma.

Policía municipal de Pamplona dejsaloja un edificio okupado en el Paseo Sarasate. PABLO LASAOSA (3)
Imagen de archivo de un desalojo en el Paseo Sarasate. PABLO LASAOSA (3)

La Comisión de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Parlamento foral ha rechazado este miércoles con los votos en contra de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E y los votos a favor de Navarra Suma una moción para instar al Gobierno foral a "impulsar las medidas necesarias para defender la propiedad privada, garantizar la convivencia y la seguridad ciudadana y la lucha contra la ocupación ilegal de viviendas".

Entre las medidas, se proponía, por un lado, "elaborar un plan foral contra la ocupación ilegal de viviendas y edificios públicos, con el fin de asegurar la devolución de los inmuebles ocupados ilegalmente a sus legítimos propietarios, que incluya tanto medidas de refuerzo de la seguridad y la vigilancia de inmuebles abandonados susceptibles de ocupación ilegal como la puesta a disposición de los propietarios afectados de servicios de asesoramiento y orientación jurídica".

Otra medida que se pedía en la resolución era "habilitar un número de teléfono de tarificación especial, de los llamados 900, que sea gratuito y donde se centralicen las reclamaciones sobre viviendas ocupadas y se pueda asesorar a los propietarios".

Se proponía asimismo "que las llamadas a dicho número de teléfono de tarificación especial pongan en contacto a quien llame con personal especializado que bien puede ser de la propia Dirección General de Interior o Vivienda, o de alguna empresa dependiente del Gobierno de Navarra y especializados en el sector, para orientar y realizar las gestiones necesarias para lograr el desalojo de la vivienda ocupada".

La moción incluía un segundo punto en el que, a su vez, se emplazaba al Ejecutivo foral a "potenciar la coordinación y la cooperación institucional, así como la elaboración de un protocolo común de actuación, para reforzar la eficacia en la lucha contra la ocupación ilegal de inmuebles, en particular, entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía Foral de Navarra y las Policías Municipales, así como con la Administración de Justicia, para asegurar una pronta actuación ante ocupaciones que atenten contra la seguridad y la convivencia ciudadanas".

Por último, se exhortaba al Gobierno de Navarra a "instar al Gobierno de España y a las Cortes Generales a promover todas las reformas legales que sean necesarias para defender la propiedad privada, garantizar la convivencia y la seguridad ciudadanas y luchar contra la ocupación ilegal de viviendas".

Se proponía, en primer lugar, "agilizar en todo lo posible los juicios relacionados con los desalojos de inmuebles ocupados ilegalmente, previendo la restitución inmediata de la vivienda a los legítimos propietarios cuando el inquilino denunciado no pueda acreditar la ocupación legal del inmueble por cualquier medio válido en derecho; y habilitar a las Juntas de propietarios para instar los desalojos de inmuebles ocupados ilegalmente que afecten a la convivencia de la comunidad de vecinos".

Además, se planteaba "reforzar las competencias de los Ayuntamientos para velar por la seguridad y convivencia ciudadanas en casos de ocupaciones ilegales de viviendas, facultándolos para subrogarse en las acciones de desalojo de los propietarios que no las ejerzan en casos de ocupación ilegal que afecten a la seguridad y convivencia ciudadanas; así como endurecer las sanciones penales de los delitos que versen sobre ocupaciones ilegales de inmuebles que se lleven a cabo con violencia o fuerzas en las cosas, que sean auspiciadas por mafias, con ánimo de lucro o como medio para cometer otros delitos, como la trata con fines de explotación sexual o el tráfico de drogas".

En la exposición de motivos, la moción impulsada por Navarra Suma justifica su iniciativa en el "elevado crecimiento" que han experimentado las ocupaciones ilegales, un "fenómeno enormemente perjudicial que carece de solución justa y eficaz", puesto que el ordenamiento jurídico, según se precisa, "es incapaz de garantizar suficientemente a los ciudadanos la tenencia y el disfrute pacífico de su propiedad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite y sus socios rechazan una moción en defensa de la propiedad privada