• miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:00

 

 
 

POLÍTICA

Aznárez obvia su política de enfrentamiento y denigra a la oposición en su balance de la legislatura al frente del Parlamento

La presidenta de la Cámara se burla de la oposición a los que ridiculiza y acusa de dedicarse al "show-espectáculo" mientras alaba su propio trabajo. 

La presidenta del Parlamento Ainhoa Aznarez durante el pleno de esta tarde. MIGUEL OSÉS_10
La presidenta del Parlamento Ainhoa Aznarez durante un pleno celebrado esta legislatura. MIGUEL OSÉS

La presidenta del Parlamento Ainhoa Aznárez (Podemos) ha hecho balance de la legislatura en Navarra sin un ápice de autocrítica, con alabanzas al cuatripartito y con desprecios a los partidos de la oposición, a los que ha acusado de dedicarse al "show-espectáculo". 

Aznárez se ha caracterizado esta legislatura por sus medidas autoritarias, su falta de diálogo, sus viajes de vacaciones con fondos públicos o por sus palabras desafortunadas sobre el euskera y sus encuentros con el entorno terrorista de ETA, a los que ha permitido el uso del Parlamento de forma continua

"Lo voy a hacer todo en euskera y se va a joder bien", ha sido una de las frases para el recuerdo de Ainhoa Aznárez en su época de presidenta, en la que ha trasladado una forma de trabajar ajena al respeto democrático. Retiró ella misma, en un acto populista, la bandera de Europa de la institución y votó a favor de colocar la ikurriña en Navarra. 

Aznárez, que permitió una exposición en el Parlamento en la que se dibujaba a Enrique Maya, el anterior alcalde de Pamplona de UPN como un franquista de 1936, también se presentó en la farsa sobre el desarme de ETA, acto en el que se le vio charlando con el sanguinario asesino Josu Zabarte, el carnicero de Mondragón

A pesar de dos años para olvidar en su presidencia del Parlamento, Aznárez ha defendido el trabajo que ha realizado en la primera mitad de la legislatura sin poner ni un sólo pero a su más que cuestionable gestión.

La presidenta del Parlamento, además, avala seguir adelante con la comisión de investigación de Ultzama, a pesar de la contundencia de la fiscalía con el caso, que ha quedado archivado

"HACEN MUCHO RUIDO"

En una entrevista concedida a Europa Press, Ainhoa Aznárez ha hecho balance del ecuador de la legislatura, manifestando que Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra "han hecho un trabajo de seguir avanzando en derechos sociales, culturales, políticos, y en ahondar en la democracia".

Por el contrario, ha considerado que "los grupos que hasta ahora han sido siempre Gobierno son un poco show-espectáculo, porque se han centrado en temas que no tienen mucho traslado en el día a día de la ciudadanía, no interfieren ni en las políticas sanitarias, ni en las políticas educativas, ni en los derechos sociales, sino que son más temas que hacen mucho ruido".

En opinión de Aznárez, "todo el tema de lo identitario, de las banderas, o de la discusión de si el Ángel de Aralar tiene que venir o no al Parlamento" es "ruido" que hace la oposición, pero "más allá de eso el Parlamento sigue trabajando".

Sobre los hitos de la legislatura, Ainhoa Aznárez ha destacado la aprobación de la ley de renta garantizada, la ley de vivienda y la de LGTBI+, al tiempo que ha valorado la reducción del desempleo, si bien ha dicho que "revertir todas las políticas anteriores en dos años es casi imposible".

En todo caso, la presidenta del Parlamento de Navarra ha afirmado que el balance del ecuador de la legislatura "no puede ser más que positivo solamente ya por un hecho: la legislatura pasada estuvimos tres años sin Presupuestos de Navarra, sin la ley más importante que regula la política en Navarra, y gracias al acuerdo amplio entre cuatro fuerzas en 2016 tuvimos los primeros Presupuestos reales".

EN 2018, "LOS VERDADEROS PRESUPUESTOS DEL CAMBIO"

Con vistas a las cuentas del año que viene, ha confiado en que haya acuerdo en el cuatripartito y ha afirmado que los Presupuestos de 2018 tienen que ser "los verdaderos Presupuestos del cambio". Precisamente, Ainhoa Aznárez ha avanzado que las cuatro fuerzas están trabajando ya en los presupuestos.

Según ha dicho, "hay sensibilidades diferentes pero que pueden confluir en las 613 medidas del acuerdo programático que nos van a garantizar el poder revertir todas aquellas políticas de austericidio a las que nos habían llevado los gobiernos anteriores".

También se ha referido al debate que se está produciendo en torno al Canal de Navarra y al tren de alta velocidad, para afirmar que "UPN dejó la primera fase del Canal de Navarra sin terminar porque los recortes afectaron mucho en la capacidad que parecía que tenía UPN de llevar agua a la Ribera, que es lo que demanda ahora".

En este ámbito, ha destacado que "se ha hecho un proceso participativo con la comunidad de regantes, con los municipios y con expertos para hacer un diagnóstico fiel". "Veremos las conclusiones de ese trabajo, qué tipo de financiación se puede obtener y cómo se puede hacer un Canal de Navarra sostenible, que no nos endeude más y que beneficie a la comunidad regante", ha indicado.

EL TAV, UN TEMA QUE "VA PARA LARGO"

Sobre el tren de alta velocidad, ha afirmado que "es uno de los temas que quedó abierto en el acuerdo programático" y ha indicado que "Navarra necesita un tren, pero no un tren que sea calco de los modelos que anteriormente acordaron el Gobierno central y el de Navarra, y lo que se nos presenta por parte del Ministerio de Fomento es el mismo convenio que en 2010".

Así, ha manifestado que "parte de los grupos que firmamos el acuerdo programático no estamos de acuerdo con ese modelo y con el endeudamiento que va a suponer". "Además, no hay ningún informe de impacto medioambiental, ni del impacto de género de esta infraestructura, ni existe un informe económico", ha indicado.

Igualmente, ha afirmado que el Estado todavía no ha comprometido dinero para el año 2018 para impulsar esta infraestructura. "No vendamos humo antes de tener el acuerdo, porque la ciudadanía navarra, desde 2004, ha venido consumiendo mucho humo. El Gobierno de España todavía nos debe 45 millones de euros de un tren que va de ningún sitio a ninguna parte", ha indicado, y ha afirmado que, aunque el vicepresidente Manu Ayerdi ha estado reuniéndose con el ministro de Fomento, este tema "irá para largo".

NUMERITO CON ULTZAMA

La presidenta del Parlamento también ha dado su aval a la continuidad de la comisión de investigación de la planta de biometanización de Ultzama, a pesar de que la fiscalía ha archivado el caso de manera rotunda, lo que pone de manifiesto el interés del cuatripartito por hacer otro numerito político con temas que no tienen recorrido judicial. Aznárez ha defendido su postura diciendo que el Parlamento no actúa como un órgano judicial sino como un órgano en el que "se dirimen las responsabilidades políticas".

"Si una mayoría de los grupos lo ve oportuno, se abre una comisión de investigación y se cierra una vez hayan comparecido todas las personas necesarias y una vez se vean todos los informes. Es una herramienta totalmente democrática para dirimir responsabilidades. Estamos en ello", ha indicado.

En otro orden de cosas, Ainhoa Aznárez se ha referido al polémico proyecto de la ley foral de Policías para pedir a todas las partes que "se sienten y negocien". "No me puedo inmiscuir en temas parlamentarios porque soy la presidenta, pero en nuestro espíritu está poder llevar a cabo una buena negociación. El Gobierno ha avanzado con los 5 millones que ha puesto encima de la mesa para subir salarios. Nos hemos dado el plazo hasta el 30 de septiembre para presentar enmiendas y se retomarán las negociaciones", ha indicado.

CAMBIOS EN EL PARLAMENTO

La presidenta del Legislativo ha aprovechado igualmente para destacar los cambios que se han producido en el Parlamento en los últimos dos años, afirmando que "se ha pasado de un Parlamento abierto en la web, donde nadie nos dejaba ninguna sugerencia, a un Parlamento de a pie, en el que realmente la gente puede proponer, discutir y participar".

Ha destacado así los debates que se han producido sobre soberanía alimentaria o sobre los tratados de libre comercio, con la participación de colectivos y ciudadanos, que además han permitido aprobar posteriormente diversas iniciativas con esos temas.

Igualmente, Aznárez ha destacado que el Parlamento es "pionero" en aprobar un plan de igualdad y otro de sostenibilidad, y también está en marcha el Parlamento Joven, en colaboración con el Consejo Navarro de la Juventud. "La Cámara legislativa está siendo utilizada por la ciudadanía", ha dicho.

EL FIN DE LAURA PÉREZ

Desde su condición como portavoz del Consejo Ciudadano de Podemos en Navarra, Aznárez, ha valorado el nombramiento de Mikel Buil como nuevo portavoz del grupo parlamentario, en sustitución de Laura Pérez, que perdió las primarias para liderar el partido el pasado mes de mayo. "Mikel Buil ha hecho un trabajo en todo el tema de rescate ciudadano y ha hecho mucha labor silenciosa y discreta. Eso había que ponerlo de relieve y así lo vio el Consejo Ciudadano. Creo que va a ser un portavoz magnífico porque tiene mucha capacidad de diálogo y escucha", ha destacado.

Sobre la división que se produjo en el seno del grupo parlamentario a raíz de tres despidos, Aznárez ha destacado que "lo que tiene que hacer el grupo es centrarse en las pautas que nos da el Consejo Ciudadano, yo también, porque soy portavoz en dos comisiones". "Las directrices que me pone encima de la mesa el Consejo Ciudadano yo las llevo a cabo. El grupo parlamentario tiene que atenerse a esas directrices, eso es hacer política en un partido", ha indicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aznárez obvia su política de enfrentamiento y denigra a la oposición en su balance de la legislatura al frente del Parlamento