PREMIUM  URBANISMO

Las obras avanzan en Pío XII entre la indignación de los vecinos: "Han creado un problema que no había"

La sensación de los vecinos y comerciantes de Pio XII respecto al transcurso de las obras es de completa indignación: Una gran inversión que ha llevado a los vecinos a no tener plazas de aparcamiento y a los comercios a perder clientes. 

Avenida de Pio XII en la zona de hospitales (12). IÑIGO ALZUGARAY
Avenida de Pio XII en la zona de hospitales (12). IÑIGO ALZUGARAY  

Basta pasearse por la avenida de Pio XII para contemplar la situación en la que se encuentra la calle. Vallas, ruido, atascos, aceras cortadas, conos y continuas broncas por la carencia de aparcamientos. Incluso algunos coches salen de los aparcamientos en dirección prohibida porque con tanta obra y desvío "nadie sabe por donde ir". 

Los grandes afectados: los comerciantes y los vecinos del barrio. Los primeros han perdido clientes, tienen dificultades para recibir sus productos, ya que no hay zona asignada de carga y descarga, y además sufren numerosas complicaciones para llegar al trabajo en coche.

Los segundos, ven interrumpido sus paseos cada día por aceras cortadas, los mayores corren peligro de caída y lo que es más grave, se han quedado sin plazas de aparcamiento.

"Ahora nos vamos a aparcar a los barrios de alrededor, por lo que en lugar de solucionar un problema, han creado otro que afecta a todos", expresa Pedro Gil, un vecino indignado por las obras.

Elena y Fabiola, hermanas y propietarias desde hace 30 años de la tienda de moda Berlín, califican las obras como "horribles". "No han hecho nada de lo que nos habían prometido", dice Elena refiriéndose al Ayuntamiento. "Hemos perdido muchas clientas de barrios colindantes porque aquí no pueden aparcar".

"Lo que más nos duele es que nos han mentido y no han contado con nosotros para nada. Dijeron que harían un parking y es mentira",  denuncia Fabiola. 

Otro problema del que se quejan los comerciantes del barrio es el de la limpieza. "Todas las calles están muy sucias porque no pasa la barredora desde que han empezado las obras, para que limpien tenemos que llamar al Ayuntamiento enfadados", comentan. 

Pilar García, una vecina del barrio de 78 años, vive en Pio XII desde hace cuarenta. "Para una señora de mi edad las obras son una molestia continua": "Paseo por las aceras y tengo que andar subiendo y bajando porque muchas están cortadas", expresa.

"Aquí estábamos bien, estas obras no es que no solucionen nada, sino que además crean un problema". "Es una de las principales vías de Pamplona y además, hospitalaria. No quiero saber lo que puede pasar aquí". "Mi vecina se cayó hace una semana y no pudieron llegar hasta el portal a recogerla por las obras", comenta su marido Juan.

Paco, el farmacéutico del barrio, cuenta que "para venir hasta aquí a la mañana hay que sufrir numerosos atascos". "Tenemos muchas versiones de por qué se han hecho estas obras pero ninguna termina de convencernos. Hace años ya se hizo en Pio XII un carril bici que hubo que quitar porque generaba muchos accidentes", expresa.

En la carnicería del barrio, la de José y Daniel, han tenido que implantar pedidos a domicilio para no perder a sus clientes habituales. 

En uno de los bares más famosos del barrio, el bar Otero, las obras son "la conversación más habitual". "Todas las opiniones que escuchamos son en contra de las obras".

Además, su dueño asegura tener "muchos problemas para reponer las bebidas, ya que cuando vienen los camiones no hay asignada una zona provisional de carga y descarga". Considera que la inversión es "innecesaria" porque "nunca han pasado ni pasarán tantas bicicletas como dicen".

Uno de los vecinos de toda la vida del barrio, Gerardo Blasco, piensa que "ojalá pudiesen ir marcha atrás las obras, porque lo han complicado todo". Considera que "es una falta de respeto al barrio".

"Han creado un problema innecesario, han gastado muchísimo dinero en una aberración. He escrito varias cartas al Ayuntamiento y nunca he tenido respuesta", expresa este vecino. "Me parece todo surrealista. Diría que el día que repartieron la inteligencia, el concejal de urbanismo y el alcalde no estaban", dice entre risas. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las obras avanzan en Pío XII entre la indignación de los vecinos: "Han creado un problema que no había"