PREMIUM  TERRORISMO

Así fue el pleno de Pamplona a las 4 horas del asesinato de Caballero: Abaurrea se negó a condenar el atentado de ETA

Tanto él como el alcalde Joseba Asirón siguen negándose a condenar el terrorismo de ETA y el asesinato de Tomás Caballero. 

Joxe Abaurrea, concejal de Herri Batasuna y Bildu junto a una imagen de Tomás Caballero y los anagramas de ETA
Joxe Abaurrea, concejal de Herri Batasuna y Bildu junto a una imagen de Tomás Caballero y los anagramas de ETA  

El 6 de mayo de 1998 el Ayuntamiento de Pamplona celebró un pleno extraordinario sólo unas horas después de que los pistoleros de ETA acabaran con la vida de Tomás Caballero (UPN) a instancias de los concejales de Herri Batasuna

Uno de los concejales batasunos que apareció por el pleno extraordinario convocado a las 13.30 horas de aquel martes 6 de mayo de 1998 era Joxe Abaurrea, actual mano derecha de Joseba Asirón y, según muchos, el verdadero alcalde de Pamplona en la sombra. Aquel día, con el cuerpo de Caballero aún caliente y dos tiros en la cabeza, el principal concejal del grupo de Asirón se negó a condenar el asesinato. 

Bildu, Asirón y Abaurrea siguen negándose en rotundo a condenar el asesinato de Caballero por parte de ETA, como han demostrado en distintas oportunidades en los plenos de esta legislatura. Este sábado han acudido al cementerio con el objetivo que Bildu ha marcado en sus notas internas "Desactivar" el recuerdo a Caballero.

Hace sólo unos días Joxe Abaurrea posaba junto a Patricia Perales, otra concejal de Bildu, con pegatinas y pancartas en favor de los asesinos de ETA.

Junto a Asirón ha portado la corona de flores la concejal de Geroa Bai Itziar Gómez (exparlamentaria también de Herri Batasuna), del grupo de Uxue Barkos. La presidenta del Gobierno ha acudido al acto, algo que no hizo en ninguno de sus 8 años como concejal en Pamplona. Ahora es socia de Bildu en el Gobierno de Navarra. 

En el pleno del 6 de mayo de 1998 Abaurrea asistió al pleno junto al concejal de Herri Batasuna LaKasta, mientras que Alberto Petri no acudió si quiera para no dar la cara, tras haber puesto en la diana a Tomás Caballero. 

Abaurrea, al igual que hace ahora en 2017, no condenó que ETA matara a un representante público por sus ideas políticas. 

El alcalde de la ciudad en aquella fecha, Javier Chourraut (UPN) pidió a los concejales de Herri Batasuna que intercedieran para evitar que ETA siguiera con sus asesinatos, algo que no ocurrió. Todavía vinieron después años más duros de tragedia patrocinada por la izquierda abertzale que ahora habla de paz y convivencia. 

Fue especialmente emocionante escuchar a Joaquín Pascal (PSOE) y Javier Echeverría (IU), con quién Caballero acababa de volver de un viaje desde Yamaguchi (Japón) en representación de Pamplona por el hermanamiento entre ambas ciudades.

"Hoy se ha producido una vez más lo que otras veces, HB apunta, ETA dispara. HB presenta querella contra Tomás Caballero. HB hace que Tomás Caballero sea una diana. ETA obedece al guiño e imparte su pretendida justicia. ETA obedece lo que se le dice y ETA actúa y ETA asesina. Nuestro compañero Tomás ha sido asesinado por ETA previo haber sido puesto en el disparadero por HB con la querella presentada contra él", señaló Joaquín Pascal en su intervención. 

"La muerte de Tomás Caballero nada tiene que ver con nosotros", dijo con todo cinismo el concejal batasuna Koldo Lakasta en su intervención, sin condenar el asesinato. 

Años después se sentenció que Batasuna era un instrumento político de ETA y el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ratificó esa medida y consideró su disolución una "necesidad social imperiosa" por su inserción dentro de los terroristas. 

Por su interés, reproducimos íntegro el acto del pleno del 6 de mayo de 1998, a las pocas horas del asesinato de Tomás Caballero en Pamplona.

EXCMO. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

Sesión plenaria extraordinaria y urgente.

ACTA n° 09

(6 de mayo de 1.998)

EN LA CIUDAD DE PAMPLONA, siendo las 13:30 horas del día SEIS DE MAYO de mil novecientos noventa y ocho, se reunieron en la Sala Capitular de la Casa Consistorial los Corporativos que seguidamente se relacio­nan, al objeto de celebrar sesión extraordinaria y urgente del Pleno de la Corporación Municipal de Pamplona.

PRESIDE el M.I. Sr. Alcalde Presidente, DON JOSE JAVIER CHOURRAUT BURGUETE.

ASISTEN los Corporativos:

               D. José Martín ABAURREA SAN JUAN

               D. Rafael ADARRAGA ELIZARÁN

               D. José Antonio ASTRAIN FABO

               D. Jesús Ignacio ASTRAIN LASA

               Dª Mª Isabel BERIAIN LURI

                Dª Lidia BIURRUN ARAMAYO

                D. Jesús CORERA ZÚÑIGA

                D. José Javier ECHEVERRÍA BARBARIN

                D. Eradio EZPELETA ITURRALDE

                Dª Mª Concepción FERNÁNDEZ DE PINEDO SÁEZ

                D. Miguel GONZÁLEZ FONTANA

                D. Javier IGAL ALFARO

                D. Javier ITURBE ECAY

                D. Miguel José IZU BELLOSO

                D. Luis Mª LACASTA EGEA

                D. Miguel Angel LEÓN HERNÁNDEZ

                D. Francisco Javier MATEO LOPERENA

                Dª Mª Teresa MORENO PURROY

                D. Joaquín PASCAL LOZANO

                D. Ricardo PASCUAL USTÁRROZ

                D. Fabricio POTESTAD MENÉNDEZ

                D. Miguel Angel RUIZ LANGARICA

                D. Juan Luis SÁNCHEZ DE MUNIAIN LACASIA

                Dª María Teresa URIARTE VALLEJO

NO ASISTEN:

                D. Tomás CABALLERO PASTOR (por fallecimiento)

                D. Alberto PETRI ECHEVERRÍA

SECRETARIO GENERAL DE LA CORPORACION: DON JESUS LORDA YOLDI.

EL SR. PRESIDENTE ABRE LA SESION.

SR. CHOURRAUT .- Sres. Corporativos. Nos reunimos hoy en un Pleno que nunca debió celebrarse. El 6 de mayo de 1.998 pasará a la historia como un día negro en la hitoria de nuestra ciudad. Por primera vez la violencia de la muerte ha irrumpido en esta Casa que presume de estar abierta a todos como el corazón.

  Los siniestros agentes del terrorismo han mancillado esa invitación que está en la esencia misma de la democracia, y lo que nunca creíamos que pudiera suceder ha sucedido fatalmente.

  Los acólitos de la violencia se nos han llevado a Tomás. Por primera vez en nuestra historia democrática el terrorismo siega la vida de un Concejal en Pamplona como un eslabón más de la cadena de horror que se inició en julio del año pasado en plenas fiestas de San Fermín en la persona de otro servidor de la ciudadanía: Miguel Angel Blanco.

  Compañeros Corporativos, creedme que es muy difícil encontrar palabras para expresar la indignación, la rabia, la consternación y el dolor que estoy convencido de que sentimos todos nosotros, todos sin distinción, porque por encima de diferencias políticas Tomás Caballero era un Concejal elegido por el pueblo de Pamplona, un hombre que ejerció su función de líder de la oposición con rigor, con esfuerzo y con lealtad a la Institución. Su pérdida me duelo en lo más hondo de mi persona y le duele a esta ciudad que tantas veces ha dicho no a los violentos.

  ¡Basta ya! Todos los pamploneses debemos insistir en esta exclamación hacia quienes causan la violencia y a quienes la apoyan o a quienes miran para otro lado ante sus acciones criminales.

  Señores de ETA ¡basta ya! Todas las ideas incluso las que Vds. pregonan son defendibles en el Estado de Derecho del cual nos hemos dotado. En democracia cabemos todos los demócratas, pero no los fascistas que quieren imponer sus tesis con los argumentos del tiro en la cabeza.

  Señores de H.B., compañeros de Corporación de Tomás Caballero, permítanme que sea este Alcalde quien les haga ahora un ruego. Si tienen alguna capacidad de influencia en quienes han asesinado o han ordenado el asesinato de nuestro compañero Tomás, por favor, por favor se lo pido, pídanles que dejen de asesinar, que dejen de castigar a este pueblo con la vía de la muerte que no conduce a nada más que a destrozar familias como la de Tomás, sin ningún sentido.

  Hace apenas unos días regresaba de Yamaguchi con la embajada de Pamplona quien visitó el Japón para llevar un mensaje universal de paz y de concordia.

  Nadie en el mundo entero podrá entender que, a las puertas de su casa, quien acababa de ser heraldo de paz haya sido vilmente asesinado.

  Amigo Tomás. Ayúdanos desde donde ahora te encuentres en compañía de San Fermín para que tu muerte sea la última. Echale una mano con el capotillo para que el encierro de la vida transcurra sin incidentes en esta ciudad.

  Antes de finalizar esta intervención permítanme que reitere mi condolencia a los familiares de Tomás, a su mujer Mª Pilar, a sus cinco hijos entre ellos María empleada de este Ayuntamiento, y a sus nietos. También deseo expresar mi pésame a todos los Corporativos de Navarra solidarios con Tomás en la tarea de servicio a la ciudadanía y a Unión del Pueblo Navarro, sepan que cuentan con la absoluta dedicación de este Ayuntamiento para lo que precisen en estos momentos de dolor.

  Sres. Corporativos, el mejor homenaje que podemos hacer a Tomás es unirnos todos en la condena de este horrendo crimen y, junto con el pueblo de Pamplona, secundar las iniciativas que a continuación propondremos para expresar de manera pacífica y serena, pero firme e inequívoca una vez más nuestro rechazo a la violencia como método de acción política. Muchas gracias.

  Vamos a guardar un minuto de silencio en memoria de Tomás.

 

  Seguidamente todos los Corporativos así como el Secretario y todo público asistente, sensiblemente, permanecen de pie durante ese minuto.

  Al final se producen unos aplausos por parte del público y Corporativos.

  Sometida a votación la urgencia de la sesión, es aprobada por unanimidad de 25 votos. (Se abstienen los dos concejales de HERRI BATASUNA). 

 

SR. GONZALEZ (UPN).- Gracias Sr. Presidente.

  Poco más se nos ocurre añadir al comunicado leído por el Sr. Alcalde hace unos instantes y por el acuerdo igualmente propuesto a esta Corporación para su votación.

  Sin embargo se trata del asesinato de un querido compañero como es Tomás Caballero y quiero señalar algunas consideraciones, algunas cosas.

  Yo tuve la suerte de ser amigo de Tomás Caballero desde el año 1.970, entonces él presidía el antiguo Consejo de Trabajadores, y puedo decir que, y no es porque siempre que fallece una persona se hacen alabanzas de él, en esta ocasión son absolutamente justas las alabanzas.

  Quiero decir que pocas personas eran tan tremendamente trabajadores, con una conciencia social, con una honestidad como la de Tomás Caballero. Tenía un carácter absolutamente recto si bien tenía también un carácter fuerte, pero dentro de ello siempre era respetuoso con todas las personas que se dirigían a él en demanda de ayuda y hasta el último momento de su vida sindical y posteriormente municipal así lo ha venido demostrando.

  Entonces quería señalar en este momento como Portavoz adjunto del Grupo Municipal de U.P.N. y en esta ocasión desgraciadamente actuando como Portavoz, tenía que comunicar que hoy es un día muy doloroso y terrible para todos los Concejales, Ayuntamiento, vecinos de Pamplona, pero especialmente para los compañeros de Grupo de nuestro querido Tomás Caballero, brutalmente asesinado por ETA esta mañana.

  Como tantas otras veces rechazamos con todas nuestras energías esta acción a la vez que pedimos el apoyo y la solidaridad de todos los pamploneses desde la serenidad, el respeto y el respaldo moral como el mejor homenaje hacia nuestro compañero que tanto ha trabajado por Pamplona, por la democracia, por la convivencia pacífica y en defensa de las libertades.

  Quiero finalmente, antes de terminar, hacer un reflexión en alta voz, una reflexión pública, sobre si cada ciudadano individualmente está actuando consecuentemente con unos valores democráticos y de lucha para conseguir una sociedad libre y en paz. Esto va dirigido un poco a todos los ciudadanos pamploneses y no solo pamploneses, de todo España. Entonces que cada uno se conteste a sí mismo esta pregunta y haga un análisis si efectivamente estamos luchando como se debe luchar para conseguir esa sociedad libre y en paz.

SR. CORERA (CDN).- Gracias Sr. Alcalde.

  Una vez más, me temo que no será la última, nos encontramos ante el asesinato de una persona por el hecho de haber sido elegido representante del pueblo con unas siglas que no son del agrado de los asesinos ni de sus secuaces.

  Ante esta situación no nos queda otro remedio a todos los demócratas, a todos los amantes de la libertad seamos del Partido que seamos cerrar filas, plantar cara no solo a los asesinatos, también a quienes les jalean, les apoyan y nunca les condenan.

  Queridos compañeros de Corporación creo que a Vds. les sonarán estas palabras. He querido comenzar como homenaje al propio Tomás unas palabras que eran su comienzo de intervención del Pleno 9 de enero de 1.998 con ocasión del asesinato que ETA cometía en la persona de José Ignacio Iruretagoyena.

  He intentado por mi parte buscar, en estas tres horas, palabras de condena para este momento y les confieso a Vds. que no las he encontrado.

  No he hallado la forma de traducir a un texto escrito todo lo que en este momento sentimos tanto los componentes de este Grupo Municipal como yo mismo y creo que todos los Corporativos.

  ¿Es dolor, es rabia, es desespero, es un poco de todo? No lo sé. Solo sé que la vida humana es el primer bien que tiene el hombre y los demás cuentan menos.

  Y si en mis reflexiones (que las he tenido y muchas) me pregunto ¿para qué? la contestación se me hace imposible. ¿Para nada? Yo al menos no le encuentro sentido, pero seguro que tu vida Tomás, será semilla para conseguir una sociedad más justa.

  Y todo esto también me hace reflexionar hacia atrás, ¿quién? ¿dónde? ¿cómo? ¿cuándo se forman estas mentes perturbadas en base a unos planteamientos iniciales falsamente políticos y terminan asesinando a personas? En este caso a nuestro querido compañero Tomás.

  Son las personas que arengan a esos jóvenes en sus inicios con sus mentiras constantes las que habrán de responder ante Dios, la sociedad y la Historia.

  Nuestra repulsa por este vil asesinato. Nuestra condolencia a toda la familia, a la esposa, a los hijos, los parientes, los nietos que son muchos. Nuestro pesar a los compañeros de U.P.N. porque sabemos cómo se sienten.

  Desde este Grupo Municipal apoyamos totalmente la propuesta del Sr. Alcalde en todos sus términos, a la vez que animamos a toda la ciudadanía a participar en los actos de repulsa de este asesinato y, como ha dicho el Alcalde, ¡Basta ya de matar!

  Y como he comenzado quiero terminar, con palabras del propio Tomás, con sus últimas palabras en ese Pleno de condena y que dice así.

  “A los que tenemos una determinada edad, como la que yo tengo, nos tocó luchar contra la dictadura y luchamos y salimos adelante. No nos van a amedrentar en este momento con otra dictadura”.

  Amigo Tomás siempre estarás presente en esta Sala.

SR. PASCAL (PSOE).- Buenos días por decir algo.

  La cosecha siniestra de la maldita ETA arroja un balance de cerca de 1.000 asesinatos. El último el de nuestro compañero Tomás hace a penas 4 horas. Lo que ha ocurrido hoy ha sido eso, un asesinato, lo demás son anécdotas aunque algunas importantísimas.

  Personalmente yo he pasado estos 10 últimos días con él y con Pili, su mujer junto con José Antonio y José Javier y Pili su mujer, su viuda en estos momentos. Cuando le he abrazado a Pili esta mañana su vitalidad le impedía hacerse a la idea de lo que había ocurrido. Debo reconocer que yo también estoy tocado, pero quiero dejar claro nuestra solidaridad, la de todo el Grupo socialista, con Pili, con sus hijos y sus nietos, con toda su familia. Nuestra solidaridad también con U.P.N. especialmente con vosotros nueve, compañeros, y nuestro agradecimiento aquí a los Alcaldes de Tafalla, Sangüesa, Villava, San Sebastian que están aquí presentes en este Pleno junto con numerosos Concejales. Gracias compañeros por esta solidaridad.

  Pero debemos hacer una reflexión política porque ha sido un asesinato político. A Tomás no le ha asesinado ETA por ser padre de familia, por estar esperando el noveno nieto, ni por su condición de trabajador jubilado de Fuerzas Eléctricas. No, a Tomás le han asesinado por ser Portavoz de U.P.N. en el Ayuntamiento de Pamplona.

  Y debo decir que este asesinato muestra una vez más la flaqueza terrorista frente a la conciencia general de los vascos y de los navarros. No es un terrorismo que a diferencia del respaldo legitimador que recibió en ciertas fases del pasado en la dictadura franquista, puedan pararse siquiera en alguna oscura sintonía con el pueblo vasco y con el pueblo navarro. Al revés, actúa en nombre de un resto despreciable de la ciudadanía y contra esa misma sociedad, pero sería mejor decir que actúa porque no hay un pueblo vasco al menos tal como en su delirio imaginan, sino que lo que hay es una sociedad multicultural y políticamente pluralista y actúan así para configurarlo a su antojo, o sea, golpean con saña porque no hay ese problema vasco, no hay ese conflicto, no hay ese contencioso, y justamente golpean así para que llegue a haberlo.

  Esto es porque su irracional solución coincide con el planteamiento mismo del problema, igual que cada uno de sus crueles remedios no son el síntoma de una enfermedad ya declarada sino su puntual declaración. La sola existencia del terror de ETA es la señal palmaria de que no existe una conciencia nacional concorde con la suya.

  En pocas palabras, la violencia etarra es la violación brutal y sistemática de la autoconciencia política vasca.

  Dígase lo que se quiera, la violencia es en política por definición un medio al servicio de unos fines. Pues bien, ha habido un triunfo del terrorismo que estriba en haber propiciado el engaño de un tratamiento de su violencia por sí misma, o separada de los objetivos a las que se endereza, porque no basta repetir el manido lema de que los fines nunca justifican los medios, aunque los puedan explicar y hasta exculparlos en parte. Hay que sostener también en plena correspondencia y para medir el grado de esa ilegitimidad que un fin injusto o absurdo hace aún más reprobables los medios de que se sirve.

  Con ello no olvidamos que la índole misma de los instrumentos empleados puede volver injustificables fines por sí mismos legítimos, sino que apuntamos hacia algo más previo. No es una eventual desproporción entre medios y fines que derogara la proclamada licitud de esos medios, lo que importa ante todo denunciar. Más bien al contrario lo que conviene advertir es que entre nosotros el recurso al terror es el único medio proporcionado a los fines que se persiguen. Para ser más exactos, no resulta el adecuado tan solo en vistas de la magnitud o dificultad de la meta propuesta o de las resistencias que suscita, sino precisamente desde su propia crueldad y sin sentido, o si se prefiere, los atentados sangrientos son tan desmesurados y disparatados como las metas a que se orientan, ni más, ni menos.

  Merece pues meditarse con Sánchez Ferlosio si la función del terror no consiste justamente en hacer a la vez real y creíble el fin mismo que se propugna. Lo que esa acción trata de vencer no es realidad alguna, sino la irrealidad de la causa. (Por ejemplo el asesinato de hoy). La irrealidad de la causa es sometida a un tratamiento de sangre y el matador es el primer paciente de esa terapeútica; la función de la sangre es la de provocar una íntima y pública convicción de la realidad. Para dar realidad a la causa y hacer verdadero a su dios nada mejor que una buena carga de hechos y de entre los hechos nada mejor que una buena carga de muertes; tal es el principio, y ciertamente mucho ha matado Euskadi para que se dude de su existencia (Eso son palabras de Sánchez Ferlosio, que creo que tos debemos meditar).

  Pero basta que se cumpla esta violencia fuera de su necesaria ordenación afines como si éstos fueran una cuestión secundaria para pasar por alto la pregunta de la racionalidad y deseabilidad de sus fines políticos mismos.

  Se llega a decir entonces que los objetivos torroristas son en cuanto tales respetables, o cuando menos, que se volverían aceptables a condición de ser perseguidos por vías pacíficas, o para decirlo mejor, que la condena de lo extreñoso del procedimiento trae consigo una especie de justificación inconsciente y automática del término medio en las pretensiones.

Consecuencias tan indeseablse no afectan solo a las personas animadas de nacionalismo, sino al ciudadano común, en la medida en que más o menos dominado por el miedo el ciudadano tiende a sacudirse la pregunta por los fines terroristas para reparar sobre todo en lo espantable de los medios. No es extraño así que sea sobre todo la violencia y no la ideología que la subyace, lo que centra la atención ciudadana, pero entonces es de temer que la debida intolerancia hacia los medios haya terminado por inducir una falsa tolerancia hacia los fines.

  Hoy se ha producido una vez más lo que otras veces, H.B. apunta, ETA dispara. H.B. presenta querella contra Tomás Caballero. H.B. hace que Tomás Caballero sea una diana. ETA obedece al guiño e imparte su pretendida justicia. ETA obedece lo que se le dice y ETA actúa y ETA asesina.

  Nuestro compañero Tomás ha sido asesinado por ETA previo haber sido puesto en el disparadero por H.B. con la querella presentada contra él.

  Yo aconsejaría, lo que pasa que es inútil porque no leen, que leyeran, que los miembros de H.B. y de ETA leyeran. Que leyeran a Juan Aranzadi, que leyeran a Patxo Unzueta, que leyeran a Jon Juaristi, que leyeran a Kepa Aulestia; todos éstos han sido militantes de ETA en un momento u otro de su vida. Han militado en ETA y todos ellos son en este momento, son intelectuales pensadores que son el mayor enemigo intelectual de ETA.

  Lo que pasa que tienen un defecto; piensan. Es un defecto enorme para poder seguir en ETA, piensan. Si estos señores hubieran sido borregos y no hubieran pensado seguirían ya sabemos dónde. Afortunadamente pensaron y dejaron esa militancia y ahora son los paladines efectivamente de un rearme moral e ideológico de la sociedad.

  O leyeran a Fernando Savater, o a Imanol Zubero, o a Demetrio Velasco, Aurelio Arteta, Gurutz Jauregui, cualquiera; toda la intelectualidad vasca, toda absolutamente los repudia y eso deben saber que cuando toda la intelectualidad repudia algo tarde o temprano no tienen nada que hacer, porque toda la sociedad plural, una sociedad como es la vasca, compleja, una sociedad como es la navarra que dice sistemáticamente que no quiere saber nada de eso, no tiene nada que hacer con éstos. Por mucho que empleen estos fines que, insisto, por mucho que empleen estos medios que son tan desmesurados como los fines.

  No quiero seguir. Reitero mi condolencia a la familia y reitero la necesidad de que todos nos tenemos que rearmar moral e ideológicamente, así triunfará la sociedad de ciudadanos libres.

Durante la precedente intervención, SALE Y REGRESA a la Sala el Corporativo señor Ruiz.

SR. ECHEVERRIA (IU).- Quiero empezar mi intervención pidiendo perdón a Tomás, a los compañeros de Corporación y a mis compañeros de Grupo porque mi intervención no va a estar centrada en un análisis político del hecho hoy ocurrido, sino que quiero que mis palabras recojan sentimientos.

  Quiero acordarme de Pilar que en estos momentos todavía no se hace a la idea de lo que le ha ocurrido. De su familia, de los nietos los que tanto quería y de los que tanto hablaba.

  Quiero hablar de las riñas, de las disputas políticas que tantas veces en este Salón de Plenos he tenido con Tomás y que nunca estas disputas han ido más allá de este propio Salón de Plenos.

  Quiero hablar de Oberena, su gran pasión. Cómo amaba esos colores, cómo allí en la distancia su preocupación era su familia y Oberena.

  Su pasado, su pasado por la defensa de las libertades. De su trabajo, cómo recordaba a sus compañeros, su tiempo pasado.

  También quiero acordarme de los últimos días de la vida de Tomás que he tenido la suerte de compartir de una manera muy intensa. Una relación que yo creo que tanto a él como a mí nos ha hecho profundizar en nuestros sentimientos que tenemos recíprocos. Hemos disfrutado, lo hemos pasado muy bien juntos, nos hemos cansado juntos, hemos pasado calor juntos, y todo ello a pesar de pertenecer a Partidos políticos diferentes, a ideologías diferentes.

  Otras veces he tenido que hablar yo en este Pleno con ocasión de otros asesinatos de Concejales y de ciudadanos en general.

  En aquellas ocasiones mi sentimiento era de rabia. Yo creía, no quería pensarlo pero en el fondo de mi subconsciente cuando pensaba la posibilidad de que ésto nos acaeciera a nosotros yo creía que sentiría lo mismo. No siento rabia, siento vacío, me han quitado algo. Este sentimiento lo he tenido antes familiarmente y hoy lo he vuelto a sentir.

  También se ha dado una paradoja, una diferencia con esos otros asesinatos. Cuando yo imaginaba cómo se producían, yo veía caras tapadas de quienes empuñaban las pistolas. Hoy he visto caras de quienes empuñaban las pistolas.

  También quiero hacer un pequeño comentario de decepción en un incidente que tuve con alguien que yo creía que era compañero que es Corporativo, que es miembro de H.B. A raíz de la querella que se presentó por parte de H.B. contra Tomás Caballero a raíz de un debate político, yo le comenté a esta persona si era consciente que esta querella ponía en el punto de mira a Tomás y si ellos asumirían este hecho si desgraciadamente lo que yo no quería creer y hoy ha ocurrido acaecía, es decir, que Tomás era asesinado. La respuesta fue fría, impersonal, sin sentimiento. Yo no creía que podía ser esa la respuesta de esa persona. Me dijo, si eso ocurre será un efecto del conflicto.

  Aquí tenemos el efecto del conflicto. Yo creía que lo decía simplemente por haber oído tantas veces esas frases en los mítines de H.B., pero que no llegaría a creérsela, que lo decía mecánicamente.

  Hoy se ha dado desgraciadamente el caso. Hombre comprobaré si lo que me decía lo sentía realmente o era fruto de un comentario irreflexivo. Si mañana esta persona sigue en este Ayuntamiento, sigue defendiendo el discurso que ha defendido hasta ahora, no me quedará más remedio que pensar que sí, que es cierto, que esas palabras le salían de dentro, no del corazón porque creo que quien piensa así no puede tener corazón.

  Desearía, porque estoy hablando con el corazón, que esa persona diera un giro en su situación actual, diera un paso adelante, que fuera el primer paso adelante que siguieran muchos otros para terminar con esto, pero no tengo esperanzas.

SR. LACASTA (HERRI BATASUNA).- Gracias Sr. Alcalde.

  En primer lugar desde este Grupo Municipal queremos enviar nuestra más sincera condolencia a la familia del compañero Corporativo que desgraciadamente no está aquí hoy Tomás Caballero Pastor, a sus compañeros de Corporación y a todos sus amigos y amigas. Compartimos el dolor que comparten sus compañeros y compañeras de organización, nuestros compañeros y compañeras Concejales en este Consistorio y lo compartimos porque somos una organización que desgraciadamente también hemos sufrido en nuestras carnes muchas veces esta misma situación.

  Se hacían reflexiones políticas si nuestro Grupo Municipal quiere hacer una reflexión política. Entendemos que no es el momento de entrar en consideraciones que calificaríamos como miserables por parte de alguno de los Portavoces que me han precedido en el uso de la palabra, miserables, ruines se podía calificar, no vamos a entrar en ese debate, no es el momento, pero sí queremos entrar en una serie de consideraciones políticas, qué somos los Grupos políticos y qué responsabilidad social tenemos los Grupos políticos. Eso es algo que nos tenemos que empezar a preguntar, eso es algo que cuando nos lo preguntemos realmente y seamos capaces de contestarnos, quizás nos lleve a sentarnos en una mesa, a no marginarnos, a respetarnos, a entender que los Grupos políticos estamos defendiendo ideas políticas y que H.B. sola y exclusivamente está defendiendo ideas políticas. H.B. ni apunta ni dispara, defiende ideas políticas y ese respeto pedimos a todos los Grupos de este Consistorio, que se nos respete nuestro accionar político, que nunca es de alegría ante ninguna desgracia, no nos alegramos de ninguna desgracia, no nos podemos alegrar bajo ninguna circunstancia de la muerte del compañero Tomás Caballero, bajo ninguna circunstancia.

  Aquí decían gentes que habían compartido con él trato, también los demás hemos compartido con él y hemos compartido discrepancias políticas muchas, muchas discrepancias políticas pero eso, la muerte de Tomás Caballero nada tiene que ver con nosotros. Tiene que ver con todos, tiene que ver con el hacer político de todos los Grupos que estamos en este Consistorio, con el hacer político, es nuestra responsabilidad acabar con esta situación de violencia, es nuestra responsabilidad crear los cauces de una vez y para siempre, no cerrarnos en banda, no permitir que esta situación se enquiste más, es nuestra responsabilidad que el futuro de esta ciudad, que el futuro de Euskal Herria, que el futuro de la vida política y el futuro de la vida en general de nuestro pueblo pueda caminar por un sendero que solo tiene un antecedente para lograrlo, que es el diálogo, diálogo político, contrastar las ideas con respeto, no marginar a Grupos políticos, no confundir lo que son ideas políticas con otras historias que no lo son.

  Creo que no debemos permitir que pase un día más, ni un día más, sin que nos sentemos a hablar, sin que pongamos sobre la mesa nuestras posturas políticas y sin que nos bajemos de ese burro donde todos nos hemos metido y en el cual consideramos que todos tenemos razón, todos y todas no podemos tener razón, algo de razón no tendremos, pero todo el mundo, es necesario hablar, es necesario dialogar, es necesario replantearse las cosas, es necesario ver la raíz de los problemas, no cerrarnos en banda ni por un lado ni por otro.

  Creo, y con esto termino, que tenemos una obligación como Grupos políticos y esa obligación no es estar echándonos en cara unos a otros las cosas, sino es ver los problemas que ocurren en esta sociedad y ver qué somos capaces de aportar desde cada Grupo para que eso se solucione.

  Por último volver a reiterar nuestra condolencia a la familia de Tomás Caballero, a su Grupo Municipal y a todos sus amigos.

Al inicio de su intervención, SALEN de la Sala los Corporativos señores Ruiz, Igal, Ezpeleta, Mateo, Beriain, Moreno, León, Sánchez de Muniain, Iturbe, Fernández de Pinedo, Pascal y Potestad .

 

SR. GONZALEZ (UPN).- Quería explicar brevísimamente una cuestión, que el hecho de que yo haya permanecido aquí durante la intervención del representante de H.B. no se trata de una postura diferenciada entre los Grupos, sino que habíamos acordado que tan pronto interviniera H.B. como la verdad, no nos interesaba absolutamente nada de lo que pueda decir, que se quedara tan solo el Portavoz con idea de salir al paso si alguna cuestión no correcta se deslizaba.

  Y también quería que se me ha pasado en la primera intervención agradecer muy sinceramente a todos los Alcaldes, Concejales, Parlamentarios que nos acompañan y también a las personas que esta misma mañana ya se han dirigido a nosotros mostrando su condolencia, interpreto que todos estos Concejales, Parlamentarios, Alcaldes (se ha citado el de San Sebastián, etc.) que están aquí por un movimiento de solidaridad lógicamente con nosotros, y decía que quería agradecer llamadas telefónicas que a lo largo de la mañana en los pocos ratos que hemos podido permanecer en el despacho hemos recibido como una muy significativa de la viuda de Gregorio Ordóñez a quien yo he agradecido muchísimo su llamada porque desgraciadamente ella pasó hace unos pocos años una situación similar a esta. Muchas gracias.

Al inicio de la intervención, REGRESAN a la Sala los Corporativos señores Ruiz, Igal, Ezpeleta, Mateo, Beriain, Moreno, León, Sánchez de Muniain, Iturbe, Fernández de Pinedo, Pascal y Potestad .

  Sometida a votación la propuesta, es aprobada por 23 votos a favor y 2 abstenciones, adoptándose el siguiente acuerdo:

“Ante el criminal atentado que en la mañana de hoy ha costado la vida a D. Tomás Caballero Pastor, portavoz del Grupo Municipal de Unión del Pueblo Navarro en este Ayuntamiento, la Corporación Municipal Pamplonesa, unida en el sentimiento de consternación e indignación que tan vil acción ha causado, y como testimonio de solidaridad con sus familiares y de nuestro rechazo a la violencia, ACUERDA:

            1.- Manifestar la más enérgica condena por el asesinato de D. Tomás Caballero, legítimo representante del pueblo de Pamplona, y rechazar, una vez más, la violencia como instrumento de acción política, reafirmando la firme defensa por esta Corporación de los valores de la libertad, la democracia y el Estado de Derecho.

            2.- Expresar la condolencia de esta Corporación, en su propio nombre y como representante legítimo de la Ciudad, a la familia del corporativo asesinado y a su partido Unión del Pueblo Navarro.

            3.- Declarar el día de hoy, así como el de mañana y el viernes día 8, como días de luto oficial en Pamplona. A tal efecto, se izarán las banderas a media asta y se suspenderán todos los actos y sesiones de la Corporación previstas en tales fechas.

            4.- Establecer para el día de hoy, y a partir de las 12 del mediodía los servicios mínimos para el personal municipal, en señal de duelo por la muerte de D. Tomás Caballero.

            5.- Instalar la Capilla Ardiente en el Salón de Recepciones de este Ayuntamiento a partir de las 18:00 horas de hoy, con celebración de una Misa de la Corporación.

            6.- Convocar a la ciudadanía a una concentración en la Plaza del Castillo a las 19:30 horas de hoy, seguida de una manifestación silenciosa hasta la Plaza de la Cruz. El recorrido será por el Paseo de Sarasate, Avda. de San Ignacio y calle Bergamín.”

Y NO HABIENDO más asuntos de que tratar se levantó la sesión, siendo las catorce horas y diez minutos, de todo lo cual se extiende la presente acta, que firma el M.I. Sr. Alcalde conmigo, el Secretario de la Corporación..


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así fue el pleno de Pamplona a las 4 horas del asesinato de Caballero: Abaurrea se negó a condenar el atentado de ETA