PREMIUM  PAMPLONA

La familia Sanjurjo carga de nuevo contra Asirón: "Lo sencillo habría sido plegarnos y exhumar a hurtadillas"

La familia reprueba el acuerdo al que hay llegado el Ayuntamiento de Pamplona y el Arzobispado: "Es esencial que se respete a los muertos"

Carlota Sanjurjo muestra una foto de su padre. BEGOÑA RIVAS
Carlota Sanjurjo muestra una foto de su padre. BEGOÑA RIVAS  

La familia del general José Sanjurjo ha mostrado su "disconformidad" con el acuerdo al que ha llegado el Ayuntamiento de Pamplona con el Arzobispado para la exhumación de los restos enterrados en la cripta del monumento a Los Caídos, un acuerdo que "reprueba".

La exhumación, prevista para el próximo día 16, afecta a los restos de Sanjurjo y de otros cinco navarros, ya que los del general Emilio Mola fueron retirados el pasado día 24.

"El mensaje de odio a la fe, a la historia, a la nación, a la democracia, al diálogo y al respeto entre españoles, no debería ser un discurso aceptable por las personas e instituciones, sean civiles o eclesiásticas", firma en un comunicado Enrique Gaza, portavoz de la familia Sanjurjo.

Y añade que hay "dos formas de actuar ante una situación que nos ha puesto el Alcalde de Pamplona: plegarnos y admitir la imposición de la exhumación a pesar de que es contraria a Derecho y, a la invocada Ley de Memoria Histórica", o por "oponernos a la exhumación asentados en la defensa de la reconciliación, el diálogo y el respeto".

"Lo sencillo habría sido plegarnos y exhumar a hurtadillas", apunta, pero añade que "el Arzobispado y la clase política que busca la paz y la convivencia entendemos que deberían haberse posicionado a favor de la libertad y la verdad, arraigados en la cultura del amor, la reconciliación, la convivencia y, no dar un paso atrás en la defensa de los valores que representa el humanismo cristiano".

"Es imponderable la cantidad de odio que puede acumular una sociedad decadente. No sabría decir si es peor, el hecho de que 50 personas golpeen salvajemente a dos guardias civiles y las mujeres que les acompañaban o que estos hechos no se condenen, se justifiquen o se obvien", ni si "es peor el odio a la fe que cada día crece más en España, o que los partidos e incluso las instituciones religiosas se escondan antes que luchar por la Verdad".

La familia Sanjurjo, asegura, "siempre estaremos del lado de la legalidad, la libertad y la convivencia" por eso entiende que después de 80 años "la izquierda independentista vuelva a destapar las heridas" y que "la incultura del odio se ha instalado en el Congreso de los Diputados, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos".

En este sentido asegura que la familia Sanjurjo "no se opone por capricho a la exhumación del Teniente General dos veces lauredo" sino por considerar "esencial" que "en el mundo civilizado se respete a los muertos".

"No queremos con esto justificar nada ni a nadie. Pero tampoco resulta comprensible que quienes durante estos años han estado dinamitando la democracia con las armas y ahora desde las instituciones, rompan la convivencia por falta de ideas y capacidad para ofrecer soluciones concretas y útiles", subraya, y cuestiona "la cobardía a la hora de luchar por los principios que sustentan la democracia".
 

Para la familia de Sanjurjo, concluye, "la verdad y el Estado de derecho deben prevalecer siempre frente a la confrontación", motivo que "les impulsa a mantener" los retos del general "en el lugar sagrado que le fue asignado por el pueblo de Navarra".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La familia Sanjurjo carga de nuevo contra Asirón: "Lo sencillo habría sido plegarnos y exhumar a hurtadillas"