PREMIUM  PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona gestionará un aparcamiento subterráneo y exigirá a los vecinos nuevos contratos

El consistorio asume la administración de este aparcamiento tras el concurso de acreedores de la empresa concesionaria.

Imagen de archivo de un aparcamiento subterráneo. ARCHIVO
Imagen de archivo de un aparcamiento subterráneo. ARCHIVO  

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona ha acordado en su sesión de este lunes resolver la concesión demanial que recaía en Arian Construcciones para construir y gestionar el aparcamiento subterráneo vecinal de la calle Olite.

La decisión llega tras el concurso de acreedores que presentó la constructora en el año 2016. El consistorio pasará ahora a gestionar este aparcamiento construido en suelo público para uso privativo.

El aparcamiento se planteó como respuesta a la demanda vecinal, que se hizo patente en el año 2009 tras un estudio realizado por el Ayuntamiento de Pamplona y que reveló que un 21,8% de los 6.935 hogares existentes en el II Ensanche estaría interesados en disponer de una plaza de aparcamiento en un futuro aparcamiento en la zona.

La construcción se enmarca en el Plan Especial de Reforma Interior del I y II Ensanche de Pamplona. El tramo de la calle Olite en el que se ubica el aparcamiento, entre la plaza Blanca de Navarra y los números 29 y 46 de la calle Aoiz, es el solicitado por la Agrupación de Garajes Calle Olite. El proyecto incluía también la reurbanización de la parte superior del aparcamiento, donde se creó una amplia acera con arbolado y zonas de descanso.

La construcción del aparcamiento vecinal fue adjudicada a Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras, que debió asumir un coste constructivo de 6.384.021 euros (cifra a la que había que añadir honorarios técnicos, impuestos y tasas, costes de administración, de gestión de plazas y financieros). La concesión administrativa era para 75 años. En total, se habilitaron 511 plazas para automóviles y 64 para motos, distribuidas en cuatro plantas.

El precio de las plazas fue de 15.497 euros para automóviles y de 10.000 euros para motocicletas (IVA incluido). Antes de la conclusión de las obras, ya se habían solicitado todas las plazas para automóviles.

CANON ANUAL

Al margen del coste inicial de cada plaza, la entidad adjudicataria debía abonar al Ayuntamiento un canon anual por plaza de 35 euros y las personas usuarias debían abonar a la concesionaria una cuota de mantenimiento de 196,92 euros anuales para automóviles y de 45,29 euros para motos (IVA excluido). El aparcamiento obtuvo su licencia de apertura en junio del 2011.

Dictado el auto judicial de apertura de la fase de liquidación de la empresa Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras en julio del 2017, el consistorio pamplonés debía resolver el contrato de dicha concesión y articular una nueva fórmula para su gestión.

En noviembre del 2019, la Junta de Gobierno Local acordó incoar un procedimiento de resolución de la concesión y dar audiencia a la empresa concesionaria, a la entidad avalista y a la comunidad de usuarios del aparcamiento. Solo la concesionaria presentó una alegación, solicitando que la liquidación de la concesión fuera con fecha de julio del 2017.

No obstante, los servicios jurídicos del Ayuntamiento consideran que la resolución de la concesión se hará con fecha del acuerdo de la Junta de Gobierno, es decir, con fecha de este lunes, 20 de enero del 2020.

NUEVO PLIEGO DE CONDICIONES

Esta nueva situación, y las previsiones legales para tal eventualidad, determinan que el consistorio deba articular una fórmula para el uso y gestión del aparcamiento, que se materializará mediante un nuevo pliego de condiciones y un nuevo contrato, documentos ambos que están todavía en elaboración.

Una vez redactados, las personas que en la actualidad utilizan una plaza en este aparcamiento de Pamplona deberán rubricar el nuevo condicionado. Aquellas que no lo hicieran en el plazo estipulado para ello, se entiende que renuncian al tiempo restante del uso de la plaza, y el Ayuntamiento les reintegrará el valor del tiempo restante de dicho uso, un valor todavía por estipular.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ayuntamiento de Pamplona gestionará un aparcamiento subterráneo y exigirá a los vecinos nuevos contratos