OSASUNA

Del "Muro Rojo" aprobado por los socios a la imagen definitiva que ofrecerá el estadio de El Sadar

La crisis del coronavirus y las nuevas reformas de la Junta Directiva han cambiado el aspecto final del estadio.

Imagen en altura de El Sadar después de la actual remodelación. CA Osasuna.
Imagen en altura de El Sadar después de la actual remodelación. CA Osasuna.  

La remodelación del estadio de El Sadar sigue en marcha pese a las dificultades añadidas que ha sufrido debido a la crisis sanitaria del coronavirus. La paralización de las obras fue total durante varias semanas debido al confinamiento de la población y su reanudación ha sido lenta. No obstante, el jugar como local sin público también ha ayudado a acelerar la construcción de las nuevas gradas en altura.

A la crisis del coronavirus hay que añadir además otras reformas que han sido aprobadas por la Junta Directiva, que preside Luis Sabalza, después de que los socios votaran a favor del "Muro Rojo". Unas reformas que suponen millones de euros en gastos y un aspecto diferente del estadio al que se aprobó inicialmente.

El 24 de febrero de 2019, hace poco más de un año, los socios rojillos aprobaban la propuesta Muro Rojo del estudio de arquitectura OFS y VDR-FS Estructuras fue la vencedora, después de la votación entre los socios del Club Atlético Osasuna con 3.820 votos, el 45,3%. Además, los socios han elegido la reforma integral, que ha ganado con 7.599 votos, un 90,3%. 

"Osasuna ha dejado atrás una época oscura, los socios han dejado de hablar de penuria y han debatido durante meses sobre cómo será su futuro y finalmente han tenido la palabra para decidir cómo será su casa, cómo será su Sadar. La respuesta ha desbordado cualquier previsión", manifestó el presidente Luis Sabalza.

Posteriormente, llegaron los cambios en la remodelación proyectada. El 23 de abril de 2020 el club rojillo informó de una novedad importanteEl club quiere informar a sus socios de que también se renovará por completo la actual cubierta de la Tribuna Alta. En el proyecto elegido por los socios, Muro Rojo, la actual Tribuna Alta solo era sometida a una reforma parcial que cambiaba el policarbonato, es decir el material que la cubre.

Sin embargo, durante estos meses de trabajos se ha constatado que la estructura de dicha cubierta está más dañada de lo que se creía, lo que provoca actualmente problemas de filtraciones graves en la zona de las cabinas de prensa, también en las propias gradas y, en los últimos tiempos, en zonas interiores del estadio.

Este extremo obliga cada año al club a desembolsar una cantidad importante en arreglos para subsanar los daños que dichas filtraciones están causando en estructuras de hormigón y dependencias interiores. Por ese motivo, el club decidió acometer una renovación total de la cubierta de la Tribuna Alta, una actuación que no estaba recogida en el proyecto ganador ni por tanto en los 16 millones que el club pagará por su ejecución.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Del "Muro Rojo" aprobado por los socios a la imagen definitiva que ofrecerá el estadio de El Sadar