ELECCIONES GENERALES 28-A

Ciudadanos descarta un pacto con los socialistas e Iglesias (Podemos) mendiga entrar en el Gobierno

El líder de la formación naranja ha asegurado que su partido nació para "echar a gente como Sánchez" entre gritos de los afiliados que coreaban "No es no".

De izquierda a derecha, Pablo Casado (Partido Popular), Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Santiago Abascal (Vox). EFE
De izquierda a derecha, Pablo Casado (Partido Popular), Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Santiago Abascal (Vox). EFE  

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado, tras conocer los resultados de las elecciones generales de este domingo, que la formación naranja vigilará desde la oposición al candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, y "más pronto que tarde" gobernará. Se trata de un claro mensaje en el que el líder de la formación naranja ha dejado claro que no apoyará la llegada del líder socialista a la Moncloa.

Así se ha pronunciado Rivera tras salir a la puerta de la sede nacional de Cs, en Madrid, para dirigirse a cientos de afiliados que le esperaban ondeando banderas del partido y coreando "¡presidente!".

Tras felicitar a Sánchez por su victoria en las elecciones, ha indicado que la "mala noticia" de esta noche es que el líder del PSOE y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, "van a formar Gobierno con los nacionalistas".

Frente a eso, la "buena noticia" que ve es que Ciudadanos ha conseguido un 80% más de escaños en el Congreso que en 2016 -de 32 a 57- y que se ha convertido en "la casa común del proyecto constitucionalista", al quedar prácticamente empatado con el PP en número de votos y superándolo en varias comunidades autónomas.

Rivera ha prometido hacer "una oposición leal a la Constitución, la economía de mercado, Europa, la sociedad del bienestar, los valores constitucionales y España". "A los que gobiernan los vamos a vigilar muy de cerca" y "los líderes de la oposición van a ser los diputados de Cs", ha subrayado.

PABLO CASADO (PP): "HA SIDO UN RESULTADO MUY MALO"

El líder del PP, Pablo Casado, ha admitido este domingo que el resultado de su partido ha sido "muy malo" y se ha comprometido a trabajar con "la máxima ilusión y responsabilidad" para "recuperar apoyo" ante las próximas elecciones de mayo. Dicho esto, ha pedido además al PSOE un Gobierno sin los independentistas.

"Siempre he dicho que el PSOE es un gran partido, clave en la historia reciente de España y visto el resultado, espero pueda llevar acuerdos de gobernabilidad sin necesitar a los independentistas. Para el PP lo primero es España y esperemos que nuestro país esté a la altura de las circunstancias", ha proclamado.

Además, y dado que falta un mes para las autonómicas, municipales y europeas, ha señalado que los resultados del 28 de abril deben servir para demostrar que el centro-derecha debe unirse y hacer una estrategia de campaña con la que el votante se dé cuenta de que la "fragmentación solo ha favorecido a Pedro Sánchez".

Así se ha pronunciado en una rueda de prensa en la sede del PP, al filo de la medianoche, rodeado de los miembros de la dirección nacional y candidatos al Congreso. También le esperaban en la sala desde las 23.30 horas más de un centenera de jóvenes de Nuevas Generaciones del partido.

IGLESIAS OFRECE A SÁNCHEZ UN GOBIERNO DE IZQUIERDAS

El secretario General de Podemos y candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha señalado este domingo que ha hablado por teléfono con el presidente Pedro Sánchez para felicitarle por su victoria en las generales y para ofrecerle formar "un Gobierno de coalición de izquierdas".

Iglesias ha entrado en la sala de prensa antes de las 23.30 horas, sonriente y acompañado de un gran número de candidatos de la coalición morada, y ha indicado que los resultados dejan claro que el peso parlamentario del bloque progresista "supera al peso del bloque de las tres derechas, del trío de Colón".

Como segunda lectura de los resultados, Iglesias ha destacado que el resultado electoral arroja también que "España es plurinacional". "Algo que hemos dicho muchas veces, y en lo que nos hemos quedado solos, es plurinacional y basta ver el resultado en Euskadi y Cataluña para comprobar que esta afirmación es obvia", ha añadido.

Iglesias también ha hecho autocrítica sobre los resultados señalando que les hubiera gustado que fuera "mejor", pero ha calificado de "suficiente" el número de escaños (42) para lograr por un lado "frenar a la derecha y a la extrema derecha" y por otro "construir un Gobierno de coalición de izquierdas".

"Toca trabajar mucho, con mucha discreción, tenderemos muchas reuniones, hay que hacer un programa de gobierno y cumpliremos el mandato con el que salimos a estas elecciones de trabajar para que en España haya un gobierno de coalición de izquierdas que sea capaz de llevar a cabo políticas que protejan a las mayorías sociales", ha añadido.

ABASCAL (VOX): "ESTO ES SOLO EL PRINCIPIO"

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha levantado el ánimo este domingo de sus seguidores congregados en el hotel en el que el partido ha seguido la noche electoral y ha avisado de que los 24 escaños logrados en estos comicios son "solo el principio". "Vox ha venido para quedarse", ha garantizado.

Abascal ha celebrado su primera intervención pasadas las once de la noche y con el escrutinio ya por encima del 95 por ciento, con un resultado de 24 escaños para su formación. Ha comparecido en la plaza Margaret Tatcher de Madrid, donde se congregaban cientos de fieles y arropado por su núcleo duro: Javier Ortega-Smith, Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio.

El líder de Vox ha celebrado los 2,5 millones de votos logrados este domingo en las urnas, cuando hace solo tres años no llegaban a los 40.000. Pero ha avisado de que no hay que caer en la "autocomplacencia" porque el nuevo reparto parlamentario no permite echar al PSOE de Pedro Sánchez de la Moncloa.

En este sentido, ha arremetido de forma muy dura contra el PP, al que ha señalado como el único responsable de la victoria de la izquierda. "La única responsabilidad la tienen quienes tuvieron 186 escaños y no fueron capaces de oponerse a la izquierda", ha reprochado.

"Para los que anhelábamos tanto, hoy es momento de alegría pero también de preocupación", ha reconocido lamentando no poder expulsar al "Frente Popular" del Gobierno. "No nos engañamos. Hoy España está en una situación peor que ayer, pero Vox es más necesario hoy que ayer", ha argumentado.

Abascal ha garantizado así a sus votantes que los diputados de Vox no les van a "defraudar" durante la próxima legislatura y defenderán en el Congreso las consignas que han repetido sus dirigentes durante toda la campaña electoral, como la unidad de España, la lucha contra la inmigración ilegal o el combate a las leyes "de la dictadura progre".

Pero además, ha querido finalizar su mensaje mostrando su "profundo respeto" por el resultado electoral, aunque ha avisado de que ninguna mayoría parlamentaria "por grande o pequeña que sea" habilita para una reforma de la Constitución que "tolere" un referéndum de autodeterminación, el indulto a "golpistas" o la ruptura de la unidad nacional.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ciudadanos descarta un pacto con los socialistas e Iglesias (Podemos) mendiga entrar en el Gobierno