PREMIUM  ELECCIONES GENERALES 28-A

El socialista Sánchez gana y tendrá que elegir entre Cs o los nacionalistas para gobernar

Con el 99,99% del voto escrutado, el PSOE obtendría 123 escaños mientras el PP pierde la mitad de sus diputados en cuatro años (66), seguido de Ciudadanos con 57 diputados, Unidas Podemos (35) y Vox (24).

Pedro Sánchez celebra la victoria del PSOE en las elecciones de este 28 de abril de 2019 EFE
Pedro Sánchez celebra la victoria del PSOE en las elecciones de este 28 de abril de 2019 EFE  

El PSOE ha ganado las elecciones generales de este domingo, 28 de abril de 2019, y suma con Ciudadanos para poder gobernar, ya que el partido de Pedro Sánchez tiene 123 escaños y el de Albert Rivera, 57. Un acuerdo que también podría alcanzar con Podemos y varios de los partidos independentistas como Bildu, PNV o las diferentes formaciones catalanas que han logrado representación en el Congreso de los Diputados.

Por su parte, en el plano navarro, la coalición Navarra Suma, formada por UPN, Cs y PP, han logrado dos diputados y, hasta los últimos momentos, el quinto escaño ha estado disputado por el PSOE Y EH BILDU, aunque finalmente ha recaído en los socialistas.

El gran perdedor de la jornada es el Partido Popular, que ha sufrido un desplome histórico y ha perdido más de la mitad de los 137 que tenía.

El partido naranja es, junto con el PSOE, el gran ganador de la jornada, ya que ha logrado escalar posiciones y situarse a poco más de un punto de dar el 'sorpasso' al PP. Ha pasado de 32 a 57 diputados.

Unidas Podemos se ha desinflado en estos comicios y ha caído a cuarta posición. En las generales de 2016 sumaba 71 escaños con las confluencias de Cataluña, Galicia y Valencia, pero en esta ocasión, son 42 sin contar a Compromís, que saca 1 y en esta ocasión no concurrió conjuntamente con el partido morado.

El partido Abascal, Vox, no cumple las expectativas que le daban las encuestas y logra poco más del 10 por ciento del voto y 24 escaños.

Así, el PSOE de Pedro Sánchez ha logrado remontar su suelo histórico en unas generales, el de junio de 2016, y ganar sus primeras elecciones desde 2008, ya que ha logrado un 29 por ciento de los votos.

Aunque está por ver su capacidad de pactar para formar gobierno, el PSOE ha sido el partido más votado el 28-A, a pesar de que las cifras estén muy lejos de las que alcanzaban los socialistas antes de la irrupción de Podemos y Ciudadanos. Lo cierto es que el 'triunfante' Pedro Sánchez ha señalado en su intervención tras proclamarse ganador de estas elecciones que "no pondrá cordones sanitarios". "La única condición para pactar será respetar la Constitución", ha asegurado el socialista.

En términos porcentuales, la cifra mejora ligeramente los resultados de Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011, un 28,76 por ciento, en una contienda que fue todavía principalmente bipartidista, entre PSOE y PP.

Decenas de militantes y simpatizantes se han congregado desde antes de las 22 horas en la sede socialista de Ferraz, en Madrid, para celebrar esta victoria socialista en las elecciones generales.

Vista del exterior de la sede del PSOE, donde se celebran los resultados electorales de este domingo. EFE

"Se nota, se siente, Pedro presidente" o "Isca, Isca, España es socialista" son algunas de las consignas coreadas al igual que "Con Rivera no", en una clara alusión a no pactar con Cs para conformar el próximo Gobierno del Estado.

DESOLACIÓN 'POPULAR' EN GÉNOVA

Por su parte, el PP se ha llevado la peor parte de estas elecciones generales celebradas el 28 de abril de 2019 tras perder más de 4 millones de votos y la mitad de sus diputados, con respecto a los comicios de 2016.

Un hecho que deja al partido de Pablo Casado por debajo del suelo electoral de la Alianza Popular de Manuel Fraga en 1986, cuando logró 105 escaños y el 25,97% de los votos. 

El candidato 'popular', Pablo Casado, ha cosechado este fracaso a los nueve meses de hacerse con las riendas del partido el pasado mes de julio, tras dejar el cargo Mariano Rajoy por la moción de censura. Las encuestas apuntaban un claro retroceso del PP frente a Ciudadanos y ante el avance de Vox, pero la debacle se ha confirmado esta noche al quedarse el partido naranja cerca de superarlo.

Así, el Partido Popular encabeza el peor resultado en su historia. El partido había registrado dos ciclos ascendentes con sendas mayorías absolutas logradas por José María Aznar (2000) y Mariano Rajoy (2011), a las que siguieron sendos batacazos electorales en el año 2004 (de 183 escaños se pasó a 148) y en 2015 (de 186 a 123 diputados).

Este último resultado supuso la pérdida de 63 escaños, pero aún ha sido mayor el descalabro de esta noche porque la caída, con casi el 73,5% escrutado, es de 72 escaños.

CIUDADANOS, A UN PASO DEL SORPASSO

El líder de Ciudadanos Albert Rivera valora los resultados electorales, hoy domingo en la sede del partido naranja en Madrid. EFE

Ciudadanos es uno de los partidos que ha salido triunfante de las elecciones al situarse como la tercera fuerza nacional tras cosechar más de 3 millones de votos, lo que se traduce en 57 escaños, logrando pisar los talones al PP, que se queda en la segunda plaza y del que le separan poco más de 200.000 votos y ocho diputados.

Los buenos resultados que se anotan este domingo los de Albert Rivera ha supuesto que en al menos cinco comunidades autónomas ha conseguido superar al PP. Es el caso de de Andalucía, Aragón, Cataluña, Madrid y Baleares.

PODEMOS, ¿DETERMINANTE PARA LOGRAR UN GOBIERNO SOCIALISTA?

Unidas Podemos y sus confluencias han pasado de ser el tercer al cuarto partido de ámbito nacional tras las elecciones de este domingo, en las que han logrado 42 escaños, 25 menos que en la anterior legislatura.

Sin embargo, pese a su caída en votos, porcentaje y escaños, Unidas Podemos podría ser determinante para que el socialista Pedro Sánchez forme gobierno si Ciudadanos cumple su promesa de no pactar con el PSOE. Sus 42 escaños serían imprescindibles si el líder socialista optase por explorar la creación de un gobierno de izquierdas apoyado por formaciones nacionalistas o independentistas.

Con el 95 por ciento escrutado, la coalición formada por Podemos, Izquierda Unida y Equo, ha perdido aproximadamente 1,54 millones de votos, sumando 3,54 millones de sufragios (el 14,31%). Hace tres años les votaron 5,08 millones de electores (el 21,15%) y se hicieron con 67 asientos en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Además de la subida general del PSOE en toda España, la candidatura liderada por Pablo Iglesias se ha visto especialmente perjudicada por la caída de En Común Podem, su confluencia catalana, que fue la candidatura más votada en Cataluña tanto en 2015 como en 2016.

EL DEBUT AGRIDULCE DE VOX

Vox celebra como un triunfo "histórico" los resultados electorales de este domingo al lograr representación por primera vez en el Congreso de los Diputados, pasando en solo seis meses de ser un partido marginal a alzarse como quinto grupo parlamentario con 24 diputados, si bien se trata de un estreno agridulce, porque no serán la fuerza decisiva que auguraban tanto la movilización social como sus pronósticos en campaña.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, valora los resultados electorales en la madrileña plaza Margaret Thatcher, junto al hotel Fénix, donde celebran la noche electoral. EFE

Con el escrutinio al 96,67 por ciento, el partido que creó Santiago Abascal hace cinco años ha logrado 2.588.785 votos, el 10,26% del total, que le otorgan 24 diputados, multiplicando por 55 los obtenidos en 2016, cuando concurrió a las generales para obtener 0,20 por ciento de la representación, 46.781 papeletas. Se trata además, del mejor resultado de un partido a la derecha del Partido Popular desde la Fuerza Nueva de Blas Piñar en 1979, que se situó por encima de los 379.000 electores.

Sin embargo, la formación auguraba obtener más de 50 escaños en esta convocatoria y la movilización social que ha protagonizado sus actos de campaña parecía avalar esta tesis. Incluso cuando el CIS auguraba al partido de Abascal un 11,9% de los votos y entre 29 y 37 diputados, en Vox confiaban en duplicar su presencia en el Hemiciclo y en convertirse en decisivos, como lo han sido en Andalucía, para la formación de Gobierno.

LOS SONDEOS: ACIERTAN CON EL PSOE, PERO NO LA DEBACLE 'POPULAR'

Todos los sondeos dieron en el blanco al dar la victoria del PSOE en las elecciones generales de este domingo, pero no vaticinaron la magnitud de la derrota del PP, que ha tenido el peor resultado de su historia, ni el avance de Ciudadanos, que ha pasado a ser tercera fuerza política, por delante de Unidas Podemos. 

Desde que se convocaron las elecciones a mediados de febrero, se publicaron una treintena de encuestas en las que las expectativas fueron similares, con casi unanimidad a la hora de proclamar al líder del PSOE, Pedro Sánchez, como vencedor de los comicios.

También coincidieron en que el PP sería la segunda fuerza, aunque se ha quedado muy por debajo de las expectativas ya que el resultado de 65 escaños, con más del 90 por ciento de los votos escrutados, es inferior al de los pronósticos.

Por ejemplo, la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) daba a los populares entre 76 y 66 diputados, y finalmente se han quedado con 65, menos de la mitad de representantes de los que tenían (137), seguidos muy de cerca por Ciudadanos.

El partido de Albert Rivera ha logrado 57 diputados, frente a los 32 que tenía ahora, un resultado también superior al previsto por el CIS, que le otorgaba entre 42 y 51 escaños.

Las encuestas se acercaron más en el caso de Unidas Podemos y sus confluencias, ya que la formación que lidera Pablo Iglesias se ha quedado con 35 escaños, diez menos de los que tenía y uno más de la horquilla de entre 28 y 34 asientos que le daba el CIS.

También se aproximaron con Vox, al que otorgaban entre 13 y 32 escaños, y que con un resultado de 24 se ha convertido en quinta fuerza política.

Entre el resto de formaciones, ERC que hasta ahora tenía 9 escaños ha logrado 15 diputados, el más optimista de los pronósticos, por delante del PNV que ha subido a 6, uno más que ahora.

La gran sorpresa ha sido JxCat, con 7 diputados, cuando las encuestas le otorgaban entre 4 y 5.

EH Bildu, con 4 escaños, ha duplicado su representación, tal y como pronosticaban muchos de los barómetros preelectorale que, sin embargo, han fallado con Compromís, formación a la que daban entre 1 y 5 diputados, cuando se ha quedado con solo 1.

La entrada en el Congreso de Navarra Suma, que ha conseguido dos escaños, estaba prevista en los sondeos, que también daban esperanzas al Partido Animalista (Pacma), aunque finalmente se ha quedado fuera.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El socialista Sánchez gana y tendrá que elegir entre Cs o los nacionalistas para gobernar