PREMIUM  POLÍTICA

Pedro Sánchez fracasa en su investidura y culpa a Iglesias por su ambición: "El problema eran los ministerios"

El líder de Unidas Podemos ha hecho una última oferta a Pedro Sánchez para apoyar su investidura: renuncia al ministerio de Trabajo a cambio de las políticas activas de empleo.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, fracasa en la votación del debate de investidura. EFE/Naranjo
El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, fracasa en la votación del debate de investidura. EFE/Naranjo  

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha acusado este jueves al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de hacer imposible el acuerdo de investidura advirtiendo de que "el problema nunca fue el programa", sino los ministerios, con los que Unidas Podemos quería entrar en el Ejecutivo para controlar la totalidad del Gobierno.

En su discurso en el Congreso antes de la segunda votación de investidura, Sánchez se ha esforzado en explicar que "no hubo nunca humillación" en la propuesta del PSOE para que Podemos controlara una Vicepresidencia y tres ministerios de contenido social, con políticas que están "en el corazón" de un programa progresista y de izquierdas.

El Pleno ha rechazado a Pedro Sánchez en segunda votación y sólo ha recibido el apoyo de los miembros de su grupo y el del diputado del Partido Regionalista de Cantabria, José María Mazón. En total han sido 124 síes frente a 155 noes y 67 abstenciones.

Los 42 diputados del grupo confederal de Unidas Podemos, que integran Podemos, Izquierda Unida, En Comú Podem y Galicia En Común, se han abstenido, al igual que ya hicieran el pasado martes. También se han abstenido Esquerra Republicana (ERC), que ha variado su 'no' del pasado martes, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), EH Bildu y Compromís. En total, las abstenciones suman 61 diputados.

Por su lado, el PP, Ciudadanos, Vox, Junts, Unión del Pueblo Navarro (UPN) y Coalición Canaria (CC) han cumplido el guión reiterando su rechazo a la investidura, lo que aglutina 155 votos contrarios.

LOS ARGUMENTOS DE SÁNCHEZ

"El programa de gobierno fue siempre muy secundario para usted", ha expuesto Sánchez, acusando al líder de Podemos de anteponer el nombre de los ministerios al programa conjunto de un gobierno de coalición. "Sigue sin entender que hace falta un gobierno coherente y cohesionado, no dos gobiernos en un gobierno, señor Iglesias", le ha dicho.

Sánchez ha dicho que Iglesias pretendía controlar el cien por cien de los ingresos del Gobierno y el 50 por ciento del gasto, incluido el 80 por ciento del gasto social, siendo la cuarta fuerza política en el Congreso y con un 25 por ciento de los escaños.

Con un tono muy duro, Sánchez le ha dicho a Iglesias que no conoce "precedente alguno en que un dirigente político se sienta humillado ante la oferta de una vicepresidencia". "¿Alguien considera una humillación ser vicepresidente del Gobierno de España, ser ministro de Sanidad, ser ministro de Igualdad, de Vivienda y Economía Social?", ha desgranado, aludiendo así a la última propuesta que el PSOE le hizo el miércoles a Unidas Podemos.

Para Sánchez, eso no será lo que Iglesias pretendía "imponer", pero sí una "oferta más que razonable" teniendo en cuenta que los 'morados', por su juventud, nunca han ejercido competencias de gestión en el ámbito estatal. Así, ha argumentado que "no se puede poner la Hacienda Pública en manos de alguien que no ha gestionado jamás un presupuesto".

En la misma línea, ha criticado la "propuesta en tiempo de descuento" de Podemos en la que éstos pedían el Ministerio de Trabajo, "como si no supieran que la derogación de la reforma laboral depende de un órgano colegiado que es el Gobierno".

Así, ha resumido que él quiere dirigir "un equipo plural y diverso", pero "marchando en una dirección" y le ha remarcado a Iglesias que no pretende ser "presidente a cualquier precio" ni quiere liderar un gobierno "a sabiendas de que no será útil" para el país. Después de que Iglesias le advirtiera, el pasado lunes, de que sin acuerdo con Podemos nunca será presidente, Sánchez le ha respondido que no está dispuesto a renunciar a sus convicciones.

"Si me obliga a elegir entra una presidencia del Gobierno de España que no sirva a España o mis convicciones, yo no tengo ninguna duda, elijo mis convicciones y proteger a España", ha remachado, unas palabras que han sido recibidas por la ovación más larga de las muchas que ha recibido de su bancada en su intervención.

El socialista ha advertido a Iglesias de que "la izquierda útil es la que cambia las cosas", no "la que pierde incluso cuando gana" y le ha preguntado si "va a unir su voto a la derecha y la ultraderecha para impedir nuevamente un gobierno progresista", recordando una vez más a Iglesias su voto en contra de 2016.

ÚLTIMA OFERTA DE PODEMOS

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lanzado desde la tribuna del Congreso de los Diputados una última oferta al PSOE para conformar un Gobierno de coalición y ha anunciado su disposición a renunciar al Ministerio de Trabajo si, a cambio, su formación ostenta las competencias sobre políticas activas de empleo.

Iglesias ha anunciado esta oferta de última hora durante su turno de intervención en la segunda sesión del debate de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, a quien se ha podido ver negar con la cabeza desde su escaño al escuchar la propuesta.

Pese al duro discurso que había pronunciado antes el jefe del Ejecutivo en funciones --que ha acusado a Unidas Podemos de olvidarse del programa y centrar el problema en el reparto de sillones--, Iglesias ha sorprendido con una nueva oferta que, según ha asegurado, le ha sugerido "alguien muy relevante, una autoridad moral" del PSOE.

La última opción que Iglesias ha puesto sobre la mesa implica la renuncia por parte de Unidas Podemos al Ministerio de Trabajo, desde el que querían subir el salario mínimo interprofesional y derogar la reforma laboral del PP, a cambio de ostentar competencias sobre políticas activas de empleo.

Si nada cambia en el último momento, los diputados del grupo confederal se abstendrán en la votación como un nuevo gesto para intentar llegar a un acuerdo y "ser capaces de hacer en los próximos días" lo que no han podido en los tres meses que han transcurrido desde las elecciones generales. "Negociar un Gobierno con respeto hacia el socio", ha resumido Iglesias.

A su juicio, el acuerdo no ha sido posible porque es "muy difícil" negociar en 48 horas lo que "no se ha querido negociar en 80 días", fiándolo todo a un pacto "a contra reloj" y con la vista puesta en los medios de comunicación. "Las cosas no se hacen así", ha reprochado.

PABLO CASADO: "BOCHORNO"

El líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado el "espectáculo bochornoso" que han protagonizado PSOE y Unidas Podemos estos días, sometiendo a España a un "zoco de vanidades" que los españoles "no merecen", en una "encarnizada lucha de poder" en la que solo importan los "cargos" y las "prebendas". Además, ha avisado a Pedro Sánchez de que su posición "no es tan sólida como quiere hacer creer sino mucho más frágil de lo que piensa".

"Son incapaces de pactar para construir. Solo se alían para destruir como en la moción de censura", ha afirmado Casado en su intervención ante el Pleno del Congreso en el debate de investidura de Pedro Sánchez.

Tras reiterar su oferta de pactos de Estado, Casado ha resaltado que PSOE y PP tienen "una tarea común por delante", que es "ensanchar el espacio central de la moderación y hacerlo tan grande que de nuevo" puedan ganar en él socialistas y 'populares'. Eso sí, ha avisado que para eso, Sánchez debe asumir sus posiciones anteriores en el sistema de 1978.

Casado, que ha recalcado a Sánchez que hoy "es menos que hace cuatro días", le ha reprochado que "prefiera seguir en su escapada y en su manual de resistencia". "Aunque usted y su partido merece todo nuestro respeto, su candidatura y su proyecto no merece nuestro apoyo, solo nos debemos a España y su gobierno será una amenaza para su futuro", ha concluido.

ALBERT RIVERA: "BOTÍN A REPARTIRSE"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha recalcado este jueves al presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, que España "no es un botín a repartirse" y ha defendido que el ego es el que ha impedido que haya podido llevar adelante su "plan".

"Porque el 'plan Sánchez' era esto: llegar al final y repartirse el botín, pero la banda no se ha puesto de acuerdo en cómo repartírselo", ha constatado el líder de la formación naranja durante su discurso en el Pleno de investidura.

Rivera considera que, "por mucho que se alargue el teatro", el espectáculo seguirá como "culebrón de verano". "Pero los españoles no se merece ni este espectáculo ni a un presidente como usted", ha apostillado.

RUFIÁN: "SE ARREPENTIRÁN"

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha protagonizado este jueves un duro discurso contra el candidato socialista a la investidura, Pedro Sánchez, y contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, por haber llevado a la izquierda a una "nueva derrota" por su "intransigencia". "Debería darles vergüenza", les ha espetado, avisándoles, asimismo, de que "se arrepentirán" de no haber alcanzado un acuerdo para un gobierno de coalición.

En su intervención en el Pleno, antes de la segunda votación de la investidura, Rufián confirmado su abstención y ha deslizado que Sánchez quería que, como el pasado martes, se mantuvieran en 'no', para meterles así en el mismo "saco" al PP, Ciudadanos y Vox. "Nos quería meter en el saco de la intransigencia, el bloqueo y el odio", ha añadido.

Además, ha reiterado que intentar una nueva investidura será mucho más difícil en septiembre con la celebración de la Diada y la sentencia sobre el proceso independentista. "Septiembre nos complica la vida a todos", ha recalcado, una vez más.

Rufián ha finalizado su intervención con una última llamada al diálogo: "La palabra puede vencer al odio, la izquierda puede ganar de una vez por todas", ha dicho, antes de preguntar a Sánchez e Iglesias por qué se empeñan en llevar a toda la izquierda a una "derrota" que podían haber evitado si hubieran cedido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pedro Sánchez fracasa en su investidura y culpa a Iglesias por su ambición: "El problema eran los ministerios"