PREMIUM  SUCESOS

Almería despide entre lágrimas y aplausos al pequeño Gabriel en un funeral multitudinario

El padre del pequeño ha protagonizado una de las imágenes más emotivas del día, roto de dolor y arropado por su ex mujer a la entrada de la Catedral.

El féretro de Gabriel Cruz, con sus padres detrás, a la llegada al funeral en la catedral de Almería arropados por el apoyo de miles de vecinos. EFE
El féretro de Gabriel Cruz, con sus padres detrás, a la llegada al funeral en la catedral de Almería arropados por el apoyo de miles de vecinos. EFE  

Las lágrimas y las muestras de condolencia hacia la familia del pequeño Gabriel Cruz han marcado el último adiós que Almería ha brindado al niño de 8 años que mantuvo en vilo a toda España con su desaparición hasta que este pasado domingo fue hallado su cadáver y se detuvo como presunta autora de la muerte a Ana Julia Quezada.

Durante el funeral celebrado este martes, la ciudad de Almería ha rendido un emotivo último adiós al pequeño Gabriel y a su familia, que se encuentra consternada tras las últimas noticias relativas al asesinato del niño a manos de la mujer que ejercía de madrastra.

La capilla ardiente se había instalado en la Diputación almeriense. Se mantuvo abierta a la ciudadanía desde las 17.30 horas hasta las 22,00 horas de este lunes, de forma que más de 6.000 personas han pasado por el edificio de Navarro Rodrigo a dar el último adiós a Gabriel, llevarle flores, dar las condolencias a la familia y entregar cientos de peces, que se ha convertido en todo un símbolo en este caso.

El féretro de Gabriel Cruz, ha abandonado la capilla ardiente y se ha dirigido a la Catedral de la Encarnación. Entre prolongados aplausos de los cientos de asistentes que se ha congregado a las puertas del Palacio Provincial, el coche fúnebre blanco adornado con diversas coronas ha iniciado el cortejo a las 10.35 horas escoltado por vehículos policiales y coches oficiales.

La madre del pequeño, Patricia Ramírez, ha sido ovacionada en la calle, donde antes de subir al vehículo que seguía al coche fúnebre, en el que también viajaba la abuela materna del menor, ha lanzado besos a los asistentes a los que ha vuelto a agradecer su gran apoyo en estos momentos.

Durante todo el recorrido del coche fúnebre, miles de personas se han agolpado en las calles de Almería y han apoyado a la familia a través de lemas como "todos con Gabriel" y aplausos para los miembros de Protección Civil, Bomberos y Guardia Civil que participaron en la búsqueda y que han acudido participado en el rito religioso.

Uno de los momentos más duros ha llegado con el traslado del féretro desde el coche fúnebre hasta la entrada de la catedral. Ángel Cruz, el padre del niño, caminaba detrás del féretro consolado por su ex mujer, que le acariciaba el hombro con insistencia ante el llanto de dolor del progenitor.

Cientos de personas que no han podido acceder a la catedral para participar en el funeral han seguido la misa desde el exterior, donde el Ayuntamiento y la Diputación han instalado pantallas gigantes para hacer partícipes a los vecinos de esta emotiva despedida después del apoyo social que ha reunido este caso.

Al oficio religioso ha asistido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en representación del Gobierno. La misa ha estado oficiada por el obispo de la Diócesis almeriense, el monseñor Adolfo González Montes.

EL OBISPO DE ALMERÍA LAMENTA LA "MUERTE SIN SENTIDO" DE GABRIEL

En su homilía, el obispo Adolfo González Montes ha afirmado que Gabriel Cruz era "un niño alegre y bonito, un niño sonriente que nos tenía a todos cautivados", y ha asegurado que su "muerte sin sentido" pone de manifiesto la "situación enferma" del corazón humano y "de nuestra condición pecadora".

"Gabriel no tuvo tiempo de que su corazón se pervirtiera la maldad que transversalmente alcanza a los adultos y su muerte violenta le acerca de una manera muy espacial a Cristo, víctima de la cruel violencia de su pasión y cruz", ha trasladado en el funeral celebrado en la catedral de Almería.

Los padres del niño han besado el féretro de su hijo al entrar ya en el templo religioso, ante lo que el obispo ha hecho alusión a la "desolación e impotencia" que hechos como esta "muerte cruel" siembran.

"Gabriel está con Jesús, que acogía a los niños que se le acercaban pero sus padres y familiares necesitan de nuestra plegaria para que Cristo sea su fuerza y la nuestra en esta hora difícil", ha señalado.

Al tiempo, ha subrayado que el pequeño ha "emprendido el camino que lleva a Cristo glorificado para disfrutar del amor definitivo, de la felicidad que nunca se acaba". "Gabriel acompañará ahora a sus padres y abuelos desde el cielo", ha manifestado.

MÁS DE 5.000 PERSONAS EN EL EXTERIOR DE LA CATEDRAL

Durante su homilía, que han seguido en directo más de 5.000 personas en la plaza de la Catedral a través de las dos pantallas gigantes instaladas a las puertas del templo, el obispo ha advertido de que el pecado habita en el corazón del hombre aunque nos resistimos a aceptarlo con humildad" y ha apelado a la fe en "situaciones límite".

"Soñamos con mejorar mucho las cosas y a menudo lo relacionamos con un sectarismo manifiesto con un programa de acción mediante la conquista del poder pero el cambio radical para hacernos mejores es la conversación del corazón", ha dicho.

Al hilo de esto, ha subrayado que la fe "consuela, no es una mera ilusión ni fantasía". "Son hechos históricos contundentes y para que la sociedad torne más humana hay que recibir el mensaje del evangelio", ha añadido para hacer alusión a la "violencia injusta que sufren miles de niños en el mundo".

"Gabriel está en manos de Dios y en este momento, en que el cuerpo de este pequeño va a ser llevado al sepulcro, oremos para que conceda a sus padres y familiares ánimo para sobrellevar cristianamente su dolor", ha afirmado.

Antes de concluir las exequias, González Montes ha trasladado su pésame "personal y de todo el pueblo de Dios" a los padres del niño y les ha pedido que "tengan plena confianza en la ternura y misericordia del Señor" al tiempo que ha alabado la solidaridad con la que ha reaccionado la sociedad "antes hechos que perturban la paz social truncando la vida, apenas la infancia".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Almería despide entre lágrimas y aplausos al pequeño Gabriel en un funeral multitudinario