• viernes, 03 de febrero de 2023
  • Actualizado 21:21
 
 

COMERCIO LOCAL

50 años del ‘Vía Veneto’ en Pamplona: de sala de fiestas a bar cafetería con éxito

"Lo que más vendemos son los fritos en la barra, los pinchos, y luego hay menú del día ajustado a 13 euros".

Cafetería Via Veneto en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Iñaqui Landa junto a la cafetería Vía Veneto en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

El ‘glamour’ de la famosa calle de Roma Vía Veneto, que se hizo muy popular con la película ‘La Dolce Vita’ de Federico Fellini en 1960, llegó a Pamplona en los años 70 como reclamo para el nombre de una cafetería y una sala de fiestas situadas en la calle Padre Barace 1 del barrio de Iturrama.

El local está muy cerca de varios negocios que hemos conocido en estos reportajes de comercio local, como el supermercado DYA de la calle Abejeras, la papelería Cairo o la tienda de arreglos de zapatos de Alí donde uno puede encontrar casi de todo.

 

Todo Pamplona conoce el local como 'Vía Veneto', pero curiosamente el nombre comercial es 'Via de Abejeras'. El motivo es que hay un 'Vía Veneto' en Barcelona con una estrella Michelín y tiene la marca registrada desde 1967.

"Por eso nosotros le cambiamos el nombre comercial al abrir en 1971, pero todo el mundo en Pamplona conoce el local y lo conocerá con el nombre de Vía Veneto'", asegura su dueño Iñaqui Landa Abáigar.

Cafetería Via Veneto en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Cafetería 'Vía Veneto' en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Este pamplonés "de toda la vida" tiene 56 años y es dueño del establecimiento desde 1993. "Me he criado en la carretera de Estella y luego pasamos aquí. El 6 de julio de 1993 a las 12 horas yo estaba firmando el contrato del local. Es decir, con toda la intención. Llevamos casi 30 años".

Mantiene algunos detalles emblemáticos del local antiguo "como las dos uves en el cartel exterior, el suelo de la cafetería que es el mismo de siempre y las lámparas que cuelgan de la barra, que son la mismas desde el año 71", asegura Iñaqui.

Hubo una sala de fiestas con el mismo nombre junto a la cafetería. "Fue posterior a la cafetería, abrió en el año 73, y estaba en el local de al lado que desde 1995 es una sociedad gastronómica", indica el dueño del local.

"Se juntaba lo mejor de cada casa en Pamplona con empresarios importantes, hasta gente que le gustaba la vida más alegre". Tuvo un gran éxito con la presencia de las mejores ‘vedettes’ del momento, pero en marzo de 1977 se produjo un incendio que la destruyó por completo.

Cafetería Via Veneto en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Iñaqui Landa Abáigar junto a la Cafetería 'Vía Veneto' en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Según publicó la prensa navarra, al parecer el último empleado se había ido hacia las cuatro de la mañana y fue sobre las seis y media cuando una llamada anónima avisó a los bomberos.

A pesar de que éstos se presentaron inmediatamente y dominaron el fuego en noventa minutos, las llamas quemaron el mobiliario, la decoración e instalaciones de luz y la música. Los daños del incendio se estimaron provisionalmente en varios millones de pesetas. Fue el final de la sala de fiestas.

Iñaqui Landa asegura que el negocio funciona: "Estamos contentos. La gente nos tiene mucho cariño. Procuramos hacer las cosas cada vez mejor. Hemos ido salvando todos los tiempos y adaptándolo a los tiempos con otra decoración con mucha más luz y menos madera que antes.

En el año 2014 se le dio una vuelta al local y en 2019 se amplió un trozo que nos vino muy bien para pasar el covid. Fue una lotería que nos llegó sin saberlo con la nueva zona de restaurante. Es un local para comer amplio y sin apreturas de ningún tipo".

Cafetería Via Veneto en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Barra de la cafetería 'Vía Veneto' en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

En los últimos años destaca la ampliación de la terraza: "Hay una terraza amplia a la que viene la gente con los críos junto a la plaza, sin coches y sin ningún tipo de peligro. En cuanto al relevo, esperemos que sea tarde porque me quedan muchos años para seguir funcionando".

"Lo que más vendemos son los fritos en la barra, los pinchos, y luego hay menú del día ajustado a 13 euros y un menú especial. Si nos piden una celebración familiar la adaptamos al cliente. Hacemos de todo. En comidas damos bien con muy buena aceptación".

Iñaqui Landa destaca también "los buenos vermuts de fin de semana. De hecho, antes de la pandemia había apretujones en el bar. La terraza tiene muy buena acogida. Ahora está un poco más tranquila. Tenemos con una clientela fiel y trabajamos bastante bien".

Hay bastante cambio generacional en la clientela: "Muchos la consideran el cuarto de estar en su casa. Se ve ahora más gente joven, con mucha gente que no es del barrio y que están a gusto. El barrio es de gente madura pero hay de todo".

Cafetería Via Veneto en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Cafetería 'Via Veneto' en la calle Padre Barace de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

"Mucha gente viene a desayunar que trabaja por aquí. Otros son gente que entra exclusivamente a tomar un pincho y salen pitando con el coche en segunda fila". Finalmente, Iñaqui Landa nos deja un deseo para el futuro: "Que los tiempos sigan buenos y que la hostelería la mantengamos muchos años como ocio".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
50 años del ‘Vía Veneto’ en Pamplona: de sala de fiestas a bar cafetería con éxito