• viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:06

 

 
 

COMERCIO LOCAL

Kung Fu Ramen, el nuevo restaurante de comida asiática en el barrio de Iturrama

Rosa Li abrió junto a su familia el 1 de agosto el restaurante Kung Fu Ramen, en la calle Esquíroz, 5.

Kung Fu Ramen, nuevo establecimiento de comida en la calle Esquiroz, 5. PABLO LASAOSA
Kung Fu Ramen, nuevo establecimiento de comida en la calle Esquiroz, 5. PABLO LASAOSA

Rosa Li, china de 39 años, abrió el 1 de agosto Kung Fu Ramen, un nuevo establecimiento de comida asiática situado en la calle Esquíroz, 5.

Este nuevo restaurante del barrio de Iturrama está especializado en el ramen, un plato típico de origen chino que consiste en fideos elaborados con harina de trigo, agua y sal, con un sabroso caldo de fondo de diferentes variedades.

Imagen del ramen de Kung Fu Ramen, el nuevo establecimiento de comida asiática en la calle Esquiroz, 5. PABLO LASAOSA
Imagen del ramen de Kung Fu Ramen, el nuevo establecimiento de comida asiática en la calle Esquiroz, 5. PABLO LASAOSA

En el interior de Kung Fu Ramen hay unos carteles que advierten de que el ramen casero tiene un tiempo de espera de entre 30 y 40 minutos, y es que allí apuestan por la comida auténtica china hecha a mano. 

Por este motivo, ellos mismos hacen la masa de los fideos del ramen de forma casera con harina, huevo y agua; y el caldo que ofrecen es de costilla de cerdo, que lo cocinan a fuego lento durante 12 horas.

"Empezamos ofreciendo también caldo de verduras, pero vimos que tirábamos demasiada cantidad todos los días y decidimos dejar de hacerlo porque teníamos que hacer cantidades muy grandes", explica la dueña de Kung Fu Ramen.

El ramen que elaboran va acompañado de verduras, setas, bambú, cilantro y ajos tiernos. Además, hay diferentes tipos de pasta a elegir entre los que se pueden encontrar los tallarines caseros, tallarines de arroz, tallarines chinos, tallarines Udon y fideos de arroz.

En los complementos se puede elegir entre pollo, ternera, langostino, pato asado, cerdo, carne picada o verduras; y también se pueden añadir ingredientes extra como más fideos, huevo, verdura o carne.

Además, en Kung Fu Ramen apuestan por productos frescos y para ello, Li compra las verduras a diario en el supermercado porque explica que busca que "el producto sea fresco, porque da un mejor sabor a nuestros platos".

Rosa Li, dueña de Kung Fu Ramen, en la calle Esquiroz, 5. PABLO LASAOSA
Rosa Li, dueña de Kung Fu Ramen, en la calle Esquiroz, 5. PABLO LASAOSA

Li explica que la carne de costilla de cerdo se la traen unos proveedores que le "dan los trozos limpios, con una carne muy buena". "Si tengo que pagar más por el producto lo pago, pero quiero ofrecer alimentos de gran calidad, porque eso hará que la gente vuelva", explica Rosa Li

El restaurante es un negocio familiar que está enfocado en el ramen por la habilidad de Li y su marido de cocinar este típico producto chino con productos frescos y de calidad.

Los productos que se ofrecen en Kung Fu Ramen son platos chinos auténticos y, aunque su principal reclamo es el ramen, en la carta de Kung Fu también se pueden encontrar woks, ensaladas, rollitos fritos, empanadillas al vapor o a la plancha y postres, entre otros.

Interior de Kung Fu Ramen, el nuevo establecimiento de comida asiática de la calle Esquiroz, 5. PABLO LASAOSA
Interior de Kung Fu Ramen, el nuevo establecimiento de comida asiática de la calle Esquiroz, 5. PABLO LASAOSA

Tras ver diferentes locales, se decantaron por el de la calle Esquíroz, 5 ya que estaba bien decorado, necesitaba poca obra y a los dueños les habían dicho que el barrio de Iturrama era un lugar tranquilo. 

En cuanto a abrir en plena pandemia, Rosa Li dice que tiene "miedo, porque empezar un negocio supone muchos gastos y hay algunos que se dan cada mes, como el alquiler, el producto o los trabajadores". 

En Kung Fu Ramen están contentos con la acogida que han tenido, pero aún siguen con incertidumbre. "La primera semana ha ido muy bien, pero ha sido por la novedad. Para mí estos no son los clientes verdaderos, sino los que vuelven", explica la dueña. "Para ver cómo va el negocio realmente habrá que esperar a los tres o cinco meses después de abrir, ahí será cuando se vea realmente cómo está la caja".

Desde el 1 de agosto, Pamplona puede disfrutar de este plato típico asiático en Kung Fu Ramen de lunes a domingo de 12 de la mañana a 12 de la noche.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Kung Fu Ramen, el nuevo restaurante de comida asiática en el barrio de Iturrama