• domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 17:17
 
 

COMERCIO LOCAL

Curves Fitness, el nuevo gimnasio de Pamplona diseñado, creado y exclusivo para mujeres

El gimnasio que ha abierto en Pamplona lo regentan la madrileña Laura Ruiz Martín y su pareja Rubén Cantero Gabieiro, natural de Alsasua.

Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Rubén Cantero y Laura Ruiz en el Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Curves Fitness es un gimnasio exclusivo para mujeres que han abierto en Pamplona la madrileña Laura Ruiz Martín y su pareja Rubén Cantero Gabieiro, natural de Alsasua, a principios de 2021. Está situado en la calle Iturrama 25 de la capital navarra.

Está muy cerca de otros negocios que hemos conocido en este apartado de comercio local como el nuevo supermercado Primaprix que abrió sus puertas el 3 de noviembre o el Macchiato Coffe Shop.

Es un centro solo para mujeres, dedicado al entrenamiento físico, con máquinas para un entrenamiento fácil que se ajusta automáticamente a cualquier nivel de condición física. Dispone de un sencillo y eficiente circuito de entrenamiento de solo 30 minutos, que está supervisado por un entrenador y sin restricción de horarios.

El horario al público es de lunes a viernes de 8 a 11,30 horas y de 13,30 a 21 horas. "Es un horario bastante extenso. No hay hora fija para venir. También hay vestuarios y duchas a disposición de las usuarias", indica Rubén.

Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

La idea surge cuando la pareja buscaba un negocio para los dos: "Ella me comentó que en Madrid existía una franquicia de gimnasio para mujeres. Nos pareció muy interesante. Escribimos a la franquicia y nos dijo que necesitaban una población bastante mayor que Alsasua o el valle de la Sakana".

"Supimos que la propietaria de este local, que también era un gimnasio, lo quería traspasar y llegamos a un acuerdo. Nos quedamos en este local", explica Rubén.

Laura señala que están satisfechos: "Es la primera vez que emprendíamos. Es positivo, da un beneficio a la gente y la experiencia es muy buena. Nadie ha dicho nada en contra de que sea solo para mujeres. Es la alternativa para el cuerpo femenino que antes no existía", comenta la propietaria. 

"Aquí hay público desde los 16 años hasta los 74, aunque está más enfocado a la franja de edad de 40 a los 70 porque es cuando empieza a existir la degeneración ósea, pero está recomendado para todo tipo de mujeres", explica Rubén.

Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Laura se ha acoplado bien a Pamplona: "Es una ciudad que me gusta mucho. Es muy acogedora y estoy aprendiendo de un sitio nuevo. En el gimnasio, nos damos cuenta de que hacemos muchas cosas por ellas. Creatividad con circuitos especiales, retos, juegos y lo agradecen bastante. Y al entrar gente joven le ha dado otro aire al club", mantiene. 

Recuerdan sus inicios, todavía en plena crisis del Covid. "Entramos en plena pandemia. No tuvimos ni un brote. aunque se redujo por el miedo, pero los que vinieron nunca se fueron. No perdimos socias en ningún momento", señala Rubén.

"El crecimiento es muy bueno, sobre todo en los meses de septiembre que es la época fuerte. Es un buen barrio muy movido con estudiantes y se agradece. Hay mucha gente que se acerca a Curves", aseguran. 

Tienen ahora mismo un público que no falla: "Hay muchos gimnasios en Pamplona pero no nos hacemos competencia. Aquí viene un público muy definido. Los otros son gimnasios de toda la vida que están todos hasta la bandera. Entre todos no nos pisamos y que haya opciones está muy bien", indica Rubén.

Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Curves dispone de ofertas interesantes para empezar: "Las invitamos a una primera visita que es gratuita con un descuento si deciden inscribirse. Lo que buscamos es que se apunten un plazo de doce meses para ver resultados de verdad, que realmente vengan a entrenar y que se comprometan", ha explicado Laura.

El tiempo mínimo para empezar en el gimnasio "es venir al menos tres días a la semana para trabajar bien la fuerza media hora, cuatro días mejor, y alguna viene hasta los cinco días. Es solo media hora y eso permite sacar un rato entre horas cuando puedan", señala Rubén. 

Curves dispone de un horario extenso que les permite venir cuando quieran: "Les guiamos los cinco primeros entrenamientos con la maquinaria y luego siempre hay una o dos personas en el circuito para ayudar y que no se hagan daño. Es un circuito cerrado para entrenar el cuerpo completo y estamos nosotros para que no decaiga el ánimo".

Hay opciones para motivar los entrenamientos: "Curves, al ser una franquicia, da unos vales (euros curves) que cuando se acumulan los cambiamos gratis por una camiseta o una mochila. Son premios por logros que consiguen. Las evaluamos una vez al mes. Cuando más se esfuerzan, más premios", concluyen Rubén y Laura.

Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Gimnasio femenino Curves, en la calle Iturrama 25 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Curves Fitness, el nuevo gimnasio de Pamplona diseñado, creado y exclusivo para mujeres