• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:41

 

 
 

OSASUNA

La espectacular 'prima' que ganaron los jugadores de Osasuna por eliminar al Rangers

Osasuna tuvo que esperar dos meses para saber que tenía plaza segura para disputar su primera Copa Uefa en 1985

Equipo titular de Osasuna que se midió al Rangers en El Sadar. Cedida.
Equipo titular de Osasuna que se midió al Rangers en El Sadar. Cedida.

Osasuna dio el primer paso para conseguir una plaza europea el domingo 21 de abril de 1985, al vencer a la Real Sociedad por 1-0 en el Sadar. Fue el último partido de la liga 1984-85 y los rojillos terminaron ocupando el sexto lugar de la clasificación con 34 puntos en 34 jornadas.

Hasta el momento, Osasuna ha fichado a dos jugadores para la próxima temporada 2021-22. El delantero Kike García procedente de la SD Eibar para las tres próximas temporadas, y el lateral derecho Jesús Areso que también viene libre de contrato del filial del Athletic Club.

El estadio presentó una gran entrada de público, 24.000 espectadores que dejaron en taquilla 6.500.000 pesetas. El gol del partido lo marcó Echeverría en el minuto 20. El triunfo resultó agónico, ya que al gran primer tiempo rojillo le sucedió una segunda mitad con dominio y ocasiones donostiarras.

Osasuna jugó con este once titular: Biurrun, Castañeda, Mina, Lecumberri, Purroy, Ibáñez, Rípodas, Bustingorri, Echeverría, Orejuela y Martín. Benito sustituyó a Echeverría en el minuto 64 y Dioni a Rípodas en el minuto 75. El árbitro del partido fue el Sr. Jiménez Moreno que estuvo muy mal para los dos equipos.

No fue hasta el domingo 23 de junio de 1985 cuando se confirmó que el equipo clasificado en la sexta posición era equipo con plaza europea. Ese domingo se disputaron los partidos de vuelta de las dos semifinales coperas. Unas semifinales que, por cierto, fueron bastante igualadas. En los partidos de ida el Athletic superó en San Mamés al Betis por 2-0, mientras que At. Madrid venció con claridad al R. Zaragoza en el Vicente Calderón por 3-0.

En los choques de vuelta, tanto madrileños como vizcaínos sufrieron los suyo, pero se clasificaron para la final. El Betis sólo pudo ganar por 1-0 al Athletic en Sevilla, mientras que el R. Zaragoza ganó por 3-1 a los rojiblancos madrileños en la Romareda.

Así, los finalistas de la Copa del Rey 84-85, rojiblancos madrileños y vizcaínos, eran el segundo y tercer clasificado en la liga. De forma que el campeón de la Copa jugaría la Recopa y la cuarta plaza de la Uefa pasaba al sexto clasificado. Una carambola que benefició a los rojillos, aunque éstos hicieron sus deberes previos al obtener esa plaza privilegiada en la clasificación.

El presidente rojillo, Fermín Ezcurra, manifestó en la prensa navarra lo siguiente el 24 de junio de 1985: “La noticia sin duda me ha dado una gran alegría. Podemos comprobar que nuestra política, con la que siempre hemos funcionado, ha resultado acertada. Soñaba con ello, pero siendo realista me parecía muy difícil poder conseguirlo. Sobre todo a principios de temporada era algo que quedaba muy lejano. Ha sido gracias a nuestro esfuerzo. En ningún momento me gustaría hablar de  suerte o de un rebote. Terminamos la campaña en el sexto puesto y esto es lo que nos ha dado la opción conseguida merecídamente”, aseguró.

El Rángers, primer rival

El soñado debut europeo llegó el miércoles 18 de septiembre de 1985 en el estadio Ibrox Park de Glasgow, que reunió a 30.000 espectadores, de ellos unos 300 navarros. El Glasgow Rangers era el favorito de la eliminatoria, pero los rojillos se lo pusieron difícil y sólo perdieron por la mínima (1-0). El gol fue marcado por Patterson de cabeza en el minuto 54. Osasuna salió sin complejos al campo escocés, jugó un partido muy completo y tuvo sus ocasiones para empatar el encuentro.

Iván Brzic alineó a este equipo: Biurrun, De Luis, Castañeda, Sabido, Purroy, Ibáñez, Rípodas, Lumbreras, Bustingorri, Benito y Orejuela. Mina sustituyó a De Luis en el minuto 32 y Echeverría a Benito en el minuto 43. El Rangers jugó con este once inicial: Walker, Burns, Mc Pherson, Patterson, Munro, Bell, Rusell, Fraser, Mc Coist, Willamson y Cooper. Jhonstone y Mc Minn sustituyen a Cooper y Willamson en el minuto 65. El árbitro del partido fue el checo Christov que estuvo bien. Mostró tarjetas a Fraser, Rípodas e Ibáñez.

El técnico osasunista Ivan Brzic comentó: “Es un buen resultado que podemos remontar con la ayuda de la afición en Pamplona”. Fermín Ezcurra indicó: “Los jugadores han luchado como se hace en esta clase de torneos. Incluso al delegado de la uefa le ha gustado el partido”. José Mari Lumbreras afirmó: “Estos escoceses no se comen a nadie, y jugándoles de tú a tú sin complejos les hemos complicado la vida. En el Sadar podemos eliminarlos”.

Una prima de 250.000 pesetas

Los jugadores rojillos consiguieron una prima individual de 250.000 pesetas por eliminar al equipo escocés. Osasuna consiguió superar al Rangers por 2-0 en el partido de vuelta, disputado en la noche del miércoles 2 de octubre de 1985. El Sadar se llenó con 25.600 espectadores que dejaron en taquilla nada menos que veintiún millones de pesetas.

Los navarros fueron un vendaval en la primera parte, donde Rípodas (minuto 11) y Martín (minuto 40) marcaron los primeros tantos europeos. Tras el descanso, los escoceses dominaron pero sin mordiente. Defraudaron. Con el pitido final estalló la alegría y la fiesta se extendió por la capital navarra. Patxi Iriguíbel fue homenajeado antes del partido. Recibió un obsequio de la directiva y otro de los jugadores, con quienes se hizo la foto oficial.

Osasuna jugó con este once: Biurrun, Castañeda, Lecumberri, Purroy, Ibáñez, Rípodas, Lumbreras, Bustingorri, Benito, Orejuela y Martín. Sola sustituyó a Martín en el minuto 88 y Echeverría a Lumbreras en el minuto 91.

El Rangers alineó a este equipo: Walker, Burns, Patterson, Mc Pherson, Munro, Rusell, Bell, Durrant, Cooper, Johnstone y Mc Coist. Mc Minn sustituye a Rusell en el minuto 61 y Williamson a Cooper en el minuto 69.

El árbitro fue el francés Joel Quiniou que estuvo excelente. Mostró tres tarjetas a los jugadores Jesús Orejuela, Mc Pherson y Patxi Rípodas.

Ivan Brzic entró sudando a la sala de prensa por la tensión vivida: “Ha sido una gran satisfacción para nuestra maravillosa afición, pero también para nosotros y por supuesto para mí. En la primera parte hemos jugado francamente bien y hemos aprovechado nuestras oportunidades, aunque no todas porque dos balones se han estrellado en la madera".

"En la segunda parte hemos jugado con la cabeza fría. Los últimos minutos han sido de muchos nervios y emoción.. Si hubiera llegado el tercer gol, para el que también tuvimos ocasión, hubiéramos jugado mucho más tranquilos”, afirmó.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La espectacular 'prima' que ganaron los jugadores de Osasuna por eliminar al Rangers