• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 03:54

 

 
 

Opinión / Actualmente en Puebla (México), dirige la agencia de comunicación corporativa NICOM Comunicación y RR PP, presente en España y México.

La huella del navarro Palafox en México

Por Ricardo Oroz 17 febrero, 2016 - 8:54

Entre los miles y miles de turistas que diariamente entran en la Catedral de Puebla, la cuarta ciudad de México, muy pocos se fijan en la bandera con la que se topan de frente, y quienes lo hacen no saben qué simboliza. 

No hay cartel alguno o indicación que lo explique, incomprensiblemente para muchos, aunque nada extraño en estas tierras. Se trata de la bandera de la Comunidad Foral de Navarra, donde un 24 de junio de 1600 nació en Fitero Juan de Palafox y Mendoza, obispo de Puebla en el siglo XVII.

Tras estudiar Derecho en la Universidad de Salamanca y viajar por toda Europa siendo ya sacerdote, Juan de Palafox llegó a Puebla a los 40 años y murió en Burgo de Osma (Soria) el 1 de octubre de 1659. Durante su estancia en el país azteca dejó una huella imborrable y un legado de tremenda importancia. Fue el fundador de la primera biblioteca pública de México y del continente americano: la impresionante Biblioteca Palafoxiana, de gran riqueza cultural y obligada visita hoy.

Fue Palafox el que promovió y luchó incansablemente, rompiendo moldes en su tiempo, por el libre acceso a la información, hasta lograr convertir la biblioteca en un lugar de público, contribuyendo así al desarrollo de muchas otras bibliotecas. Esa idea de biblioteca pública que posibilitaba compartir con otras personas la riqueza y conocimientos de los libros, se había extendido por Europa. Era algo ‘moderno’ entonces y Juan de Palafox la quiso implantar en Puebla, tomando una decisión propia de un hombre de ideas avanzadas, en línea con los grandes intelectuales europeos.

Fue pues la voluntad del navarro Palafox que la falta de libros generalizada en la sociedad fuera paliada, aunque fuera en parte, con la donación de la rica biblioteca a la ciudad de Puebla, convertida hoy en un signo de identidad y orgullo de la ciudad


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La huella del navarro Palafox en México