• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:36

 

 
 

Opinión / Ha trabajado en los principales medios de comunicación del país, desde Cadena SER o Cadena Cope, así como Telecinco, Canal Sur o Agencia OTR/Europa Press entre otros.

El techo

Por Julia Navarro 28 septiembre, 2015 - 15:48

El independentismo catalán tiene un techo: poco más de un millón ochocientos mil votos. Es el resultado obtenido por la coalición entre Convergencia y Esquerra, "Junts pel Sí" y por la CUP en estas elecciones autonómicas, pero no solo en esta convocatoria electoral, también en las anteriores en las que el tema de la independencia se puso encima de la mesa.

En cuanto a los votantes no independentistas pasan los dos millones. O sea que lo que ha conseguido Artur Mas no es ganar las elecciones sino dividir a la sociedad catalana en dos mitades.

Es evidente que la candidatura de "Junts pel Sí" ha obtenido sesenta y dos escaños y por tanto ha ganado los comicios pero sin obtener la mayoría absoluta cifrada en 68 escaños. De manera que Mas necesita al CUP, un partido de extrema izquierda independentista cuyos dirigentes la misma noche de las elecciones han llamado a la insurrección y cuyo modelo político nada tiene que ver con el de la burguesía catalana, ahora independentista, que se ha aglutinado entre Convergencia y Esquerra.

Así las cosas va a ser necesario que en Cataluña haya dirigentes políticos capaces de tender puentes entre esas dos mitades, y ese es un papel que puede hacer el PSC.

En mi opinión el candidato socialista Iceta, tiene un discurso centrado. Por una parte rechaza la independencia de Cataluña pero por otra defiende que se abra una vía de dialogo encaminado a buscar fórmulas que mejoren el encaje de Cataluña en España.

Iceta ha demostrado durante la campaña y en la noche del domingo que tiene cintura política para tender esos puentes. Además, justo es reconocerlo, ha salvado la cara del PSC. Este partido, que hasta ahora venía teniendo una actuación errática, haciendo el caldo gordo a los independentistas, ha terminado pagando sus vaivenes e indefiniciones en las urnas, pero justo es reconocer que el cambio de discurso que ha protagonizado Iceta ha posibilitado que el PSC no se hundiera.

Pero al César lo que es del César, la verdad es que los dos grandes "ganadores" de la noche electoral han sido los partidos que han obtenido más escaños. Ciudadanos se ha colocado como segundo partido de Cataluña con 25 escaños, y la CUP ha pasado de 3 a 10 escaños.

Inés Arrimadas se consolida como dirigente política en Cataluña con una buena proyección en el resto de España y eso supone un plus para la candidatura de Albert Rivera en las elecciones generales de diciembre. Ciudadanos tiene también la virtud de ser un partido capaz de entenderse a derecha e izquierda y que mantiene unos principios firmes y que está arañando votos tanto del PSOE como del PP.

Todo parece indicar que en las elecciones generales Ciudadanos puede obtener un buen resultado.

En cuanto al PP, su fracaso en las urnas catalanas es más que evidente lo que le puede lastrar sus expectativas para las elecciones generales.

Tampoco Iniciativa y Podemos que se presentaban en coalición ("Sí que es Pot") han obtenido un resultado satisfactorio. En mi opinión su postura respecto al independentismo ha sido demasiado ambigua en unas elecciones en que los ciudadanos demandaban claridad absoluta de donde estaba cada cual.

A voz de pronto se podría decir que el resultado de las elecciones dejan las cosas como estaban, y en parte es así, el independentismo tiene más escaños peor no más votos, de manera que Mas y sus amigos han perdido el plebiscito que decían que eran estas elecciones. Pero más allá de esta valoración me parece a mi que es la hora de la política, de intentar reconstruir consensos, de cerrar ese abismo que algunos dirigentes han querido instalar entre Cataluña y el resto de España. El problema es que habrá que esperar a que se celebren las elecciones generales para que se produzca un diálogo fructífero. Menos mal que la cita con las urnas es en diciembre.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El techo