Opinión / Tendido taurino

Por el derecho a decidir

Por Juantxo Gazpio 18 octubre, 2015 - 23:42

El otro día leyendo la “heroica ekintza” contra el toro de Osborne de los “libertadores de Ernai” en Tudela, volvía a mi memoria la cita del pastor Martin Niemoeller, erróneamente atribuida a Brech:

«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a por los judíos,
no pronuncié palabra,
porque yo no era judío.
Cuando finalmente vinieron a por mí,
no había nadie más que pudiera protestar.»

Hoy vienen a por nosotros, los taurinos, y muchos ni hablan, ni actúan, porque no son aficionados taurinos

Claro que la izquierda de nuevo cuño poco tiene que ver con aquellos que defendieron la LIBERTAD en momentos bastantes más complicados de nuestra reciente historia. A los más acomplejados, recomendarles la lectura del artículo “Cuando a Carrillo le sacaban a hombros” sobre la estrecha relación que mantuvo durante años el Partido Comunista de España con la fiesta de los toros (nº 25 de Cuadernos de Tauromaquia). Hoy la nueva progresía censuraría “Los toros, acontecimiento nacional” de Tierno Galván, y borraría si pudiera poemas de Alberti como “otros” acaban de borrar las joyas de Palmira

Incluso los socialistas (con honrosas excepciones como las de Enrique Múgica, Eneko Andueza…y algún otro “valiente”) hoy prohíben aquella fiesta que ayer consideraban “Bien de Interés Cultural”. “Hombre blanco hablar con lengua de serpiente…” cantaba el difunto Krahe.

A los “ecologistas” pedirles “sensibilidad animalista” con “el toro y su dehesa”, ese paraíso que obligada visita y que tan bien han captado Arse y Azpi en su libro. Lo comentamos a la vuelta.

Los nacionalistas son “más sinceros”… Niegan la fiesta simplemente por ser española. Paradojas de la vida esta temporada dejará entre sus triunfadores a un francés de madre polaca y a un novillero peruano, ya matador de toros.

Muchos de ellos defienden de distinta manera “el derecho a decidir”. Ojalá que actuaran en  coherencia y nos permitiesen decidir libremente si acudir o no a una plaza de toros. Y poder seguir disfrutando como he hecho este año con Antonio Ferrera y “Mecanizado”, Posada de Maravillas y “'Agachado”, Sebastián Castella y “Jabatillo”, Urdiales y “Favorito' o “Molinero”, Ureña y “Murciano”, con Lopez Simón, Morante, Roca Rey, Talavante… Seguir disfrutando de “la fiesta más culta del mundo”, tal y como la describió Federico García Lorca, otro “gran sospechoso”…


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Por el derecho a decidir