• sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 20:09

 

 
 

Opinión /

La afición también necesita cariño y confianza

Por Jesús Corera 09 enero, 2022 - 22:39

Osasuna ha dado muestra que puede hacer más que lo venía haciendo hasta ahora.

Kike Barja celebra si gol ante el Cádiz en El Sadar en el partido correspondiente a la vigésima jornada de La Liga Santander. C.A.OSASUNA
Kike Barja celebra si gol ante el Cádiz en El Sadar en el partido correspondiente a la vigésima jornada de La Liga Santander. C.A.OSASUNA

“La plantilla es consciente de lo que se juega”, señaló el otro día Bittor Alkiza, segundo entrenador de Osasuna.

Es verdad que Osasuna se jugaba este partido a vida o muerte, el ser o no ser en la 1ª División, tanto por la dinámica en la que había entrado el grupo, como por la gran cantidad de aspectos técnico-tácticos a mejorar.

La dirección técnica ha creído que uno de los males era el defensa Unai y lo ha mandado al banquillo sin contemplaciones: además creo que algún otro mensaje habrá dado a nivel interno, ya que el equipo necesitaba cambiar en juego, planteamiento y agresividad.

Comienza con un esquema más racional como es un 4-4-2 dando más protagonismo al juego de centro, que es donde se han de elaborar las jugadas de ataque. Desde el mismo comienzo se perciben más posesiones de balón que en otros encuentros, quizás por las limitaciones del Cádiz o por los nuevos mensajes desde el banquillo.

Respecto al juego de Osasuna percibimos que todos los balones terminan en banda y centro para los rematadores; esto esta muy bien si sorprendes por la rapidez de la jugada, si no se convierten en fáciles despejes para los defensas. Es necesario alternar bandas con pases interiores, si no es mucho pedir.

Quizás la imaginación de Rubén García daría más fruto por el centro del campo y borde de área que en la banda, donde su buena jugada necesariamente ha de finalizar en centro o córner.

Por fin llegó el gol que podía abrir la puerta de la victoria; gol de Budimir haciendo gala de su calidad rematadora. Importante para él y para el equipo.

Y no pudo comenzar mejor la segunda parte, la suerte que faltó en otros partidos la encontró Kike Barja haciendo el segundo gol, gol de persecución de balón.

Entramos en una fase de zozobra por la excesiva calma que le damos al juego, siendo esto un error, ya que no se debió dejar el protagonismo llevado hasta ahora; en estos momentos es cuando alguien aparece en el campo poniendo la calma necesaria y hacer el tercero si es posible.

Bajamos la intensidad en las disputas de balón pasando a un “a ver qué pasa que esto está ganado o a ver si terminamos cuanto antes” No se puede dejar la iniciativa al contrario en ninguna fase del partido si se quiere ganar.

Está claro que el Cádiz ha dado muchas facilidades, mostrando claramente la posición que tiene en la tabla, pero a pesar de ello Osasuna ha dado muestra que puede hacer más que lo venía haciendo hasta ahora.

Ha mejorado en las combinaciones de balón, no teniendo miedo a pasar al compañero mejor situado, Ha tenido más intensidad en las disputas de balón, se ha anticipado casi siempre al contrario y no ha dudado nunca de la victoria; todo lo que faltó en Girona y en algunos partidos más de los anteriores.

Estoy de acuerdo con el Sr. Alkiza, que dijo: “Es el momento de hablar lo justo; los jugadores necesitan cariño y confianza”.

Sí, pero la afición también.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La afición también necesita cariño y confianza