• miércoles, 08 de febrero de 2023
  • Actualizado 16:45

Opinión / Opinión

Elche - Osasuna: desconcierto en el terreno de juego

Por Jesús Corera 22 enero, 2023 - 19:34

Jagoba ha puesto sobre el campo algunas sorpresas como son la de Pablo Ibáñez y Kike Barja. El banquillo de suplentes podría formar parte de cualquier alineación titular.

El defensa del Elche Carmona pelea una posesión con el lateral del Osasuna Manu Sánchez durante un encuentro correspondiente a la jornada 18 de LaLiga Santander entre el Elche y el Osasuna. EFE/ Ana Escobar

Antes de cualquier comentario u opinión sobre el Elche – Osasuna, no me resisto a recordar la eliminatoria contra el Betis de la que quiero destacar dos aspectos sobresalientes: 1) el golazo de David por su momento, ambición y ejecución; 2) Los penaltis de la botella que han dado la vuelta al mundo, por su preparación.

A partir de aquí nos vamos a este Elche – Osasuna donde Jagoba ha puesto sobre el campo algunas sorpresas como son la de Pablo Ibáñez y Kike Barja. Claro hay que tener en cuenta que el banquillo de suplentes podría formar parte de cualquier alineación titular: Mejor para Osasuna.

Los comienzos del encuentro nos parecían una continuación del Benito Villamarín, juego con descaro, sin complejos y con ganas de llevarse los tres puntos. Juego constante, sin concesiones a los ilicitanos y como consecuencia de todo ello llega el gran gol del Chimy, tanto por la elaboración de la jugada como por su ejecución.

A partir del gol, pronto se percibe una bajada de ritmo en el equipo, y contemplamos cómo el Elche aparece poco a poco y, ante la cesión de espacio y balón por parte de Osasuna, el contrario, se hace cada vez un poco más fuerte y más ambicioso, para llegar al descanso con más equilibrio en el juego que en los comienzos del encuentro.

No pareció que Jagoba les abroncara un poco en el descanso por las concesiones que estaban haciendo los rojillos en el campo, pues en la continuación, el Elche seguía a lo suyo, ya que no le quedaba más remedio. En esto, apareció la lesión de Moi, que hizo aumentar las dudas de Jagoba. Con el fin de solucionar el panorama, entran en el campo Rubén y Moncayola, pero el pequeño desastre no parece solucionarse; y claro, llegó lo que tenía que pasar, los verdiblancos en un contraataque vergonzoso para Osasuna, hicieron su gol y empataron el partido.

¡Cómo se puede conceder un contrataque al contrario de 4 contra 2 si vas ganando el encuentro! Fue el punto culminante del desconcierto que se estaba produciendo en el campo; era otro partido distinto al del comienzo.

Con un poco más de serenidad hubiéramos hecho más peligro, seguro, pero los entrenadores en estos casos se miran y se preguntan, ¿y si quedamos empate? Nuevos cambios y algo se endereza el encuentro; volvemos a apretar un poco más y el Elche comienza a pensar en no perder, pero la ofensividad osasunista no tenía su día. 

Damos por bueno el sumar un punto en este encuentro si ganamos al At de Madrid, pero habrá que esforzarse más y jugar un poco mejor durante los 90 minutos.

Siempre hay algunas cuestiones que después de cada encuentro se quedan en mi pensamiento, y las de este partido han sido:

  • Cuando recibe el balón Abde, ¿tiene siempre la obligación de regatear, aunque tenga tres contrarios delante?
     
  • ¿Por qué cambia tanto este equipo de unos partidos a otros o entre distintas fases del mismo encuentro?
     
  • ¿Cuántos goles o jugadas de peligro ha hecho Budimir por minutos jugados?
     

¡Aúpa Osasuna!


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Elche - Osasuna: desconcierto en el terreno de juego