Opinión / A mí no me líe

Txantrea solo en euskera y a joderse todos

Por Javier Ancín 15 diciembre, 2017 - 9:31

Iba a empezar este artículo explicando el origen del nombre del barrio de la Chantrea, pero es una inutilidad, porque esto no va de etimología sino de autoritarismo.

El alcalde Joseba Asirón, junto a Aritz Romeo y Joxe Abaurrea, en la procesión de San Saturnino. MIGUEL OSÉS
El alcalde Joseba Asirón, junto a Aritz Romeo y Joxe Abaurrea, en la procesión de San Saturnino. MIGUEL OSÉS

Iba a comentar que proviene del francés chantre, que era como se llamaba al que en la catedral tenía a su cargo la parte musical de la liturgia, el coro y esas cosas, y que donde está el actual barrio de Pamplona que lleva el nombre de Chantrea, estaban unos terrenos asociados a ese cargo, para que les sacara pasta con su explotación y tal, pero es que esto no va ni de razones, para variar, ni de argumentos. Esto va de otra cosa. Esto va de lo de siempre con estos cansalmas aberchándales, de pasar por encima de los que no tienen su misma visión del espacio que compartimos. Esto va de autoritarismo y poco más.

Quién lo iba a decir, nadie lo habría sospechado nunca, que este ingeniero social llamado Asirón, que rima con un montón de cosas txungas, y que oye voces, como cuando dijo que unos abuelos le habían amenazado de muerte y nunca pudo probarlo, lo ha vuelto a hacer, lo de oír voces, digo.

Ahora ha oído voces y se ha cargado el nombre de Chantrea porque colectivos, a saber quiénes y cuántos, colectivos y colectores, le han susurrado al oído que el nombre del barrio solo tiene que estar en euskera. Y en euskera se lo ha regalado, o con tx, que al final es de lo que se trata, no de serlo, en euskera, digo, si no de aparentarlo. Komo la mujer del Zesar.

Esto de los idiomas y el respeto entre todos y el bilingüismo con lo que nos dan la matraca los aberchándales en Pamplona, es más falso que un billete de seis euros. En Irroña, pasito que da el euskera, pasito que se lo come todo: ni bilingüismo ni letxes en Binagre. Euskera y a kaskarla lo demás. Última estación, kazikada del alcalde: Txantrea. Pues hala, Txantrea. El nacionalismo es una ideología supremacista y en cuanto consigue la preeminencia de su matraka ya os podéis ir el resto a silbar a la vía, a la vía o a la autobia. A tragar.

Intentarán ridiculizarlo, veréis: cómo os ponéis por una txorrada de cambio de nombre, con la de cosas por las que podríais protestar y blablablá... Y si no calláis y seguís exponiendo vuestra discrepancia, os dirán que sois unos fascistas o que os mueve el odio y más blablablá para que os calléis y les dejéis imponer su euskokosmobision con total tranquilidad. Esta historia la tengo más vista que el Tebeo y a mí personalmente ya me aburre. Lo cierto del asunto es que si es tan chorrada, ¿por qué no se traduce ningún topónimo que esté en euskera al castellano? Porque esto no va de bilingüismo y nunca ha ido ni nunca irá. Esto va de un pueblo, una lengua, una diktadura.

Todos los topónimos que están en español hay que traducirlos por sistema al euskera pero jamás sucederá al contrario. Ni con Iturrama, nombre antiguo, vale, que podríamos traducirlo también por barrio del manantial, para que lo entendamos todos, para meter más matices a la realidad y por fomentar la riqueza idiomática de dos lenguas y tal –jeje-. O ya puestos a hacer el kapullo, como hacen ellos, ni con nombres completamente inventados hace un par de teleberris en un despacho municipal, como es Mendebaldea, y que podríamos buscarle un nombre en español tan fácilmente como lo buscaron ellos: El barrio ese que está a tomar por el saco allí, al otro lado de la variante, donde Kristo dio las tres voces... en euskera, claro, en la parte oeste de la ciudad.

Lo que queráis. Si esto fuera de respeto entre idiomas, si para el euskera vale, no entiendo cómo para el español no vale la misma gilipollez.

Que los partidarios del euskera no quieren el bilingüismo, que lo que quieren es una sociedad monolítica en su lengua, es una verdad que confirman con cada una de sus decisiones de ordeno eta mando como que dos y dos son kuatro.

Si los que vengan después de ellos no aplican el mismo kriterio de akí mis kojones para revertir todos estos desmanes, tendréis bien merecido lo que os va a pasar, que básicamente es que seréis, de aquí a nada, una kolonia txuska de Bilbao donde no vais a poner trabajar ni de mimos en Sanfermines porque os pedirán el conocimiento de su idioma para daros la lizentzia. Y ni callar podréis, solo os quedará el camino del exilio porque no van a parar nunca. El silencio también será en euskera. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Txantrea solo en euskera y a joderse todos