• miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 01:53

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

Soy un ilegal sin pasaporte covid

Por Javier Ancín 26 noviembre, 2021 - 11:02

Lo público es un desastre. No es que funcione mal, eso implicaría algún tipo de funcionamiento, es que no funciona. Ni bien, ni mal, cadáver.

El 'pasaporte Covid' puesto en marcha por el Gobierno de Israel para todas aquellas personas que hayan sido vacunadas. ILIA YEFIMOVICH/DPA
El 'pasaporte Covid' puesto en marcha por el Gobierno de Israel para todas aquellas personas que hayan sido vacunadas. ILIA YEFIMOVICH/DPA

Tiempos locos. En realidad los mismos de siempre, pero por otros medios.  El Vuelva usted mañana de Larra pero en versión siglo XXI. Recargar, refrescar, el antiguo f5, el circulito ese de la flecha que es como el meme de la autofelación. Dale, dale otra vez, vuélvele a dar. Con ansia, con ritmo, con alegría. Otra vez más, que el servicio electrónico del gobierno de Navarra está colapsado. Nada, agua. El lo hemos perdido de las películas cuando después de meterle más hostias que a un pandero en fiestas al paciente, masaje cardiaco, desfibrilador, esas cosas... el pitido del electrocardiograma sigue plano. No hay actividad. El gobierno de Navarra, navarros, ha muerto.

Lo público es un desastre. No es que funcione mal, eso implicaría algún tipo de funcionamiento, es que no funciona. Ni bien, ni mal, cadáver.

Soy un sin papeles covid, y eso que estoy vacunado, es más, me vacunaría cada mes, que a mí las vacunas me han sentado bien. No tengo pasaporte, no voy a poder acceder a no sé qué sitios, que básicamente en mi caso se reducen, salvo que me inviten a comer un chuletón, a una librería y a un par de cafeterías. ¿Caben 60 personas en ese establecimiento?, me pregunta un amigo cuando le digo que no tengo ni idea de cómo conseguir ser un buen ciudadano a la manera de como los gobernantes quieren que seamos los ciudadanos: controlados. Las 24 horas del día bajo su lupa, bajo su ojo.

Yo qué sé, nunca he sido bueno calculando edades ni aforos en los estadios de fútbol, le contesto a mi colega que dice que cree que sabe que bueno, que ha oído por ahí o leído o que un cuñado funcionata le ha dicho que no va hacer falta entonces. O sí, vete a saber.

Ninguna persona es ilegal por no tener un papel, gritaba la izquierda Txibitera, hasta hace dos días, que me ha impuesto esta medida para que sea ilegal si no llevo el papel. El puto papel, los putos papeles, los salvoconductos, los papiers que piden los nazis en las películas de nazis a la gente, constantemente. Menos para bajar de los trenes, que ahí no les pedían ningún papel, solo les gritaban raus!, a culatazos. Última estación, campo de concentración.

El control, como los contenedores con tarjeta personal que el partido de la eta nos ha colocado para saber cuándo tiramos la basura. No te salgas del carril. No des problemas. Obedece. Llegará un día que te preguntará el de la eta que por qué hay condones usados en tu basura si tu mujer está de viaje, qué ocultas... y sobre todo, con quién lo ocultas. Nombres, queremos nombres, con un foco en la cara. La obsesión con la basura que tienen los a aberchándales tiene que ser algo freudiano.

Si no son los palos esos que aún se ven en pueblos de Euskadistán, donde cuelgas tu mierda a la vista de todos, a la vista del que manda, a ver qué tramas, son estos contenedores que puedes abrirlos hasta con una aplicación de móvil, te dicen cómo gran avance. Para tirar los desperdicios tendrás que estar legalizado, si no lo estás, si eres un ilegal, no es que no puedas hacerlo, es que te multarán, precisamente por eso, usted no ha tirado la basura el último mes, ergo usted lo ha hecho mal. No como en casa, como en casa de mis padres. Mientes. Multa, delincuente.

En fin, es el primer artículo que escribo por hacer tiempo, confieso, intentando acceder a mi carpeta de salud del servicio cochambroso de insalubridad de Txibite para conseguir el pasaporte covid, el papel, y he llegado al final del folio sin conseguirlo. Error, vuelva a intentarlo. En cada frase. Se ha producido un fallo. En cada párrafo.

Llamo a un teléfono, a ver qué coño pasa, que ya me estoy impacientando. Coño, de música de espera Debussy, la sintonía de aquel programa infantil desasosegante que se llamaba El planeta imaginario. Si quiere usted ser atendido en euskera pulse dos. Me anima lo del planeta imaginario. Pulso dos. Kaixo... hola Ke tal, kiero mis papeloak del covidoak. Mi pasaportua, kopón. Serdiroreak colapsatu... me kontestan. Su puto aita, respondo, me marcho -creo que se lo he dicho con che y no con tx, pido perdón- a la calle, de ilegal. A ver si me detienen los foruzainpollas y me deportan al Caribe... o a Benidorm, igual me da. Y eso es todo.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Soy un ilegal sin pasaporte covid